Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Qué no se puede hacer en Galicia a pesar del fin del estado de alarma?

Playa de A Lanzada.

Playa de A Lanzada. Manuel Méndez

El fin del estado de alarma en toda España supuso la eliminación de toque de queda de forma generalizada y de las restricciones de movilidad entre territorios (incluyendo Portugal, tras varios días de incertidumbre). En el caso de Galicia, la Xunta, bajo el paraguas de este nuevo paso en plena pandemia de COVID-19 junto con la mejora de la situación gracias al plan de vacunación, también dilató el horario del cierre de bares y restaurantes. Con todo, el ejecutivo autonómico marcó una hoja de ruta paulatina y estableció ciertas limitaciones para aquellos municipios en riesgo máximo, refrendadas finalmente por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

Toque de queda, cierre perimetral, hostelería y reuniones

A día de hoy, son tres los municipios donde la cartera de actividades será más estricta por su alto nivel de incidencia, tras caer de la lista Vilanova de Arousa (Pontevedra) y Carballeda de Valdeorras (Ourense): Cambados (Pontevedra), Laza (Ourense) y Padrón (A Coruña). En ellos, continúa el toque de queda desde las 23.00 horas hasta las 6.00 h, se mantiene el cierre perimetral, solo reuniones entre convivientes y se baja la persiana de todo el sector hostelero.

En el resto de concellos de Galicia, no se podrán mantener los grupos con no convivientes entre las 1.00 h y las 6.00 h ya sea en viviendas o en la calle -aprobado también por el TSXG-, con algunas excepciones: parejas y matrimonios, personas que viven solas (aunque cada unidad de convivencia únicamente puede invitar a un individuo extra), menores de edad con sus padres cuando no comparten domicilio, actividades de cuidado a ciertos grupos (niños, mayores, dependientes, vecinos con discapacidad y/o con vulnerabilidad) o para realizar funciones laborales, institucionales, empresariales, profesionales, sindicales, administrativas, educativas y formativas, además de la práctica de deporte federado.

Galicia tiene establecido un límite de reunión de seis personas en exteriores y de cuatro en interiores, ya sea en espacios públicos o privados

Durante el resto del día, la Xunta establece un límite de seis personas para agruparse en exteriores y de cuatro en interiores.

En cuanto a los horarios para bares y restaurantes, los primeros tienen hasta las 23.00 h para finalizar su jornada y los segundos, hasta las 1.00 h -con la obligatoriedad de implantar medidores de CO2 y establecer un sistema de cita previa-.

Para los aforos, se discierne entre los diferentes niveles. Aquellos municipios con nivel alto deberán mantener sus terrazas a la mitad de su capacidad, con total privación en interior; para los del medio, 50 % en terrazas y 30 % en interior; y para los del bajo, 75 % fuera y 50 % dentro.

NIVELES DE LOS CONCELLOS DE GALICIA


Nivel máximo: Padrón, Laza y Cambados.

Niven alto: Cangas Vilanova de Arousa, A Laracha, Lobios, Oleiros, y Ribeira.

Nivel medio: Ames, Barbadás, Betanzos, Bueu, Carballeda de Valdeorras, Carral, Cerdedo-Cotobade, Chantada, Cualedro, Cuntis, Fisterra, Fornelos de Montes, Gondomar, Lalín, Marín, Melide, Moaña, Moraña, Noia, Ordes, A Pastoriza, Ponte Caldelas, Salceda de Caselas, Santiso, Silleda, Soutomaior, Toén, Tomiño y Valga.

Nivel medio-bajo: el resto de municipios.

Ámbito deportivo

Los concellos en el nivel superior mantendrán sus gimnasios sin actividad, siendo únicamente permitida la actividad física al aire libre.

En los ayuntamientos con restricciones alta o media, la práctica deportiva colectiva se podrá realizar en grupos de un máximo de seis personas de forma simultánea, sean o no convivientes, sin contar el monitor y siempre con mascarilla. Por ello, no se pueden organizar, por ejemplo, partidos de fútbol sala, tan solo de tres contra tres al caso. En centros como gimnasios, la actividad grupal se limita a cuatro personas sin contar al monitor, y en general, al 30 % de la capacidad. Para los municipios en nivel bajo, ídem, excepto el aforo total, que se eleva al 50 %. Las piscinas, ya sean al exterior o al interior, tendrán la misma cabida que los gimnasios.

Los eventos deportivos permiten la asistencia de público, pero al 30 % de su capacidad. Las normas para Balaídos en el Celta - Betis es diferente

En cuanto a la asistencia a eventos deportivos, lo que aplica también para cines, teatros, auditorios, congresos y similares, “así como en recintos al aire libre y en otros locales y establecimientos destinados a espectáculos públicos y actividades recreativas”, según el Diario Oficial de Galicia del pasado día 7 de mayo, podrá efectuarse “sin superar el 30 % del aforo permitido, con público, siempre que este permanezca sentado" y con distancia mínima de seguridad de metro y medio "en las cuatro direcciones entre los asistentes, salvo que se trate de personas convivientes”, siendo el límite de 250 personas para lugares cerrados y de 500 si se trata de actividades al aire libre. Para los municipios en nivel bajo, sería, respectivamente, 500 y 1.000.

Además, Vigo también podrá disfrutar, tras múltiples meses -desde febrero del 2020-, de fútbol de primera división con público. La Liga y el Gobierno han acordado que el máximo permitido en el estadio será de un tercio del aforo siempre que no se superen los 5.000 espectadores. Balaídos tendrá que esperar a la última jornada ante el Betis, el domingo 23 a las 18.00 h, para disfrutar del Celta en el propio campo. El Celta B ya recibe el aliento de los suyos en el feudo celeste desde hace varias semanas.

Atención sanitaria

La modalidad telefónica sigue imperando en el sistema de salud gallego tras la finalización del estado de alarma, aunque la intención del Sergas es aumentar de forma progresiva el modo presencial en los centros de salud, sin llegar a los niveles prepandemia por el momento. El Consello de Bioética, órgano asesor del Sergas, denunció el pasado mes de enero que la atención telemática en los centros de salud “pone en grave riesgo la calidad asistencial”.

El Consello de Bioética, órgano asesor del Sergas, denunció el pasado mes de enero que la atención telemática en los centros de salud “pone en grave riesgo la calidad asistencial”

decoration

Discotecas

Por el momento, son otro de esos lugares prohibidos en Galicia. Hoy se han dado a conocer las líneas maestras para su vuelta dentro de la prueba piloto que se realizará en seis locales gallegos el 12 de junio: el aforo se limitará al 50 % en el interior y al 75 % en los espacios al aire libre; deberá existir una separación mínima entre mesas de 1,5 metros; se respetará la distancia social; la mascarilla será obligatoria; y los locales cerrarán a las 1.00 horas. Igualmente, se hará un control del nivel de CO2 y de la ventilación de los lugares. Por último, se exigirá una prueba PCR negativa para todos los participantes en este test y cada recinto deberá conservar una lista durante tres meses con sus clientes meses para un potencial rastreo.

Discotecas, pubs y demás lugares de ocio nocturno tan solo pudieron abrir en la época estival del 2020 en el contexto pandémico, pero lo hizo únicamente desde el 8 de junio al 17 de agosto y con el pie en el freno. El plan trazado por el Gobierno de España durante el pasado verano su regreso fue así: un tercio de su aforo y la inhabilitación de las pistas de baile interiores, las cuales solamente se podían utilizar como espacios para instalar mesas.

Colegios

Nada ha cambiado con la nueva situación: mascarillas, distancia de seguridad, entradas escalonadas y desinfección total de los espacios. Sí se prevén mínimas mudanzas para el próximo curso escolar: 1,2 metros de distancia frente a los 1,5 actuales y se permitirá la interacción entre grupos del mismo curso -diferentes aulas- en los patios.

Tras más de un año, se permite el contacto físico en las visitas a las residencias

Visitas centros de día y residencias

Aquellos centros de día con más del 90 % de sus usuarios inmunizados podrán gozar de paseos con sus acompañantes, y los empleados tienen ya permiso para rotar entre centros. Para el caso de las residencias de mayores, en los ayuntamientos con nivel medio y medio-bajo de restricciones, podrán pasar un mínimo de cinco días con sus familias para evitar el exceso que supondrían las entradas y salidas constantes: "A la vuelta, se realizará una PCR y una prueba de antígenos", explicó Feijóo. En cuanto a las salidas por la semana, pasan de tres a cinco con un límite temporal de cuatro hora cada una y se permitirá el contacto físico tras más de un año sin poder hacerlo.

Playas

Cada municipio servirá su propio guion para el control de sus arenales, con un aforo que tendrá que indicar la autoridad sanitaria. Por lo pronto, Vigo repetirá el modelo del pasado año en Samil y O Vao: un sistema de cintas de colores con una capacidad límite en cada una de ellas para que sean “mil por cien seguras”, según indicó este pasado miércoles el alcalde de la ciudad, Abel Caballero.

  • Las cintas de colores anti-COVID volverán a Samil y O Vao

    Caballero: "Serán zonas mil por cien seguras"

En general, la máscara protectora sigue siendo obligatoria en todo momento que uno salga de su propia casa, aunque el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha remarcado hoy que el próximo verano podrán ser prescindibles “en lugares no masificados”. Tampoco se puede comer ni fumar en la calle a no ser que sea parado y al menos a metro y medio de distancia con respecto a otro individuo. 

Compartir el artículo

stats