Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paso por Bueu del “novato” Alfonso Rueda

Alfonso Rueda, en febrero de 2014, saluda en el Concello de Bueu al funcionario Salvador Torres, que “tuteló” su periodo de prácticas como secretario municipal en el verano de 1995. | // FDV

Alfonso Rueda anunció oficialmente el viernes en Pontevedra su candidatura a presidir el PP de Galicia en el congreso que se celebrará en el mes de mayo. En las próximas semanas también asumirá el relevo de Alberto Núñez Feijóo al frente de la Xunta de Galicia. La llegada a la presidencia en San Caetano será el (pen)último hito de una trayectoria que de alguna manera comenzó hace casi 30 años en el Concello de Bueu. Allí estuvo destinado durante unos meses como secretario municipal en prácticas una vez superado el trámite de las oposiciones.

Alfonso Rueda Valenzuela (Pontevedra, 1968) asumirá en las próximas semanas la presidencia de la Xunta de Galicia tras la marcha de Alberto Núñez Feijóo a Madrid para dirigir el PP nacional. En la trayectoria del próximo presidente autonómico hay un hueco especial para el Concello de Bueu: fue allí donde comenzó en el año 1995 su trayectoria profesional. Un paso breve, de apenas unos meses, pero del que guarda un vívido recuerdo. “Fue en el verano de 1995, cuando yo era un novato secretario en prácticas que, recién superada la oposición, llego al Concello de Bueu de la mano de mi preparador [Eduardo Portela Fernández], que hasta unos meses antes había ejercido como secretario en el ayuntamiento”, recordaba él mismo no hace mucho tiempo.

Estos recuerdos están recogidos en una carta escrita por el propio Alfonso Rueda en agosto de 2018, cuando un grupo de funcionarios y trabajadores municipales iniciaron el proceso para homenajear a un compañero recién jubilado: Salvador Torres Lorenzo, que trabajo de manera ininterrumpida en el Concello de Bueu durante casi 50 años. Sus compañeros solicitaban la concesión de la Medalla de Oro del municipio y una distinción honorífica para un funcionario ejemplar y recabaron el apoyo del vicepresidente de la Xunta de Galicia.

“Fue en el verano de 1995, cuando yo era un novato secretario en prácticas que, recién superada la oposición, llego al Concello de Bueu de la mano de mi preparador, que hasta unos meses antes había ejercido como secretario en el ayuntamiento”

decoration

Salvador Torres desempeñó gran parte de su trabajo en el Concello en el departamento de la Secretaría Municipal, al lado de los habilitados nacionales que fueron pasando a lo largo de los años por el puesto. Cuando Alfonso Rueda llegó a Bueu él fue su verdadero mentor. “Mi llegada coincidió con un momento de doble complicación: acababan de celebrarse las elecciones municipales, que trajeron consigo un cambio de alcalde [la salida de Manuel Freire Lino y el inicio del segundo mandato de Xosé Novas], y al mismo tiempo, el Concello estaba en uno de sus habituales periodos en los que, ante la ausencia de un secretario titular, Salvador estaba realizando sus funciones”, rememora en esa carta el ya inminente presidente de la Xunta de Galicia.

Cuenta Alfonso Rueda que lo más normal hubiese sido que ese funcionario encargado de la Secretaría Municipal “se dedicase a lo realmente importante y que no tuviese apenas tiempo para ocuparse de un chaval que andaba medio perdido por el Concello”. Pero como él mismo reconoce eso no fue así. Aquel funcionario diligente “siempre tenía tiempo para atenderme en medio de aquella vorágine, preocupado siempre por si necesitaba algo y para que aprovechase el tiempo”.

Alfonso Rueda y Núñez Feijóo hace unos días paseando por el lugar de O Con, en Moaña. | // FDV

Aquel periodo de prácticas en el Concello de Bueu duró apenas unos meses, pero dejó huella en el próximo presidente de la Xunta de Galicia. Hace unos días, mientras paseaba por O Con, en Moaña, junto a Alberto Núñez Feijóo, lo recordaba cuando ambos se pararon a conversar unos instantes con el periodista que les tomó la foto.

En una visita institucional en 2014 acudió a saludar al funcionario que le guió durante su periodo de prácticas en Bueu y dejó una frase para el recuerdo: “Salvador, aprendí más de ti que del secretario”.

decoration

Unos recuerdos que no son solo palabras, sino también hechos. En febrero de 2014 realizó una visita institucional a Centro de Información ás Mulleres (CIM) en su papel de conselleiro de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza. El centro se encuentra fuera de las dependencias de la casa consistorial, pero Rueda no desaprovechó la ocasión de entrar de nuevo al Concello y buscar a Salvador Torres, al que saludó efusivamente y dejó una frase para el recuerdo: “Salvador, aprendí más de ti que del secretario”. Un halago que consiguió ruborizar al funcionario municipal.

“Fueron pasando los años y con ellos muchas cosas: la profesión de secretario, la política y la vida misma me enseñaron muchas cosas útiles que no sabía. Pero entre todas ellas, guardo un especial recuerdo de la amabilidad, de la profesionalidad y del buen hacer de Salvador” en el Concello de Bueu, recuerda en la carta que escribió para aquel homenaje, que desgraciadamente nunca llegó a materializarse.

Alfonso Rueda y Núñez Feijóo en Bueu en la presentación de Elena Estévez como candidata a la Alcaldía en 2019. GONZALO NUNEZ

La relación de Alfonso Rueda con Bueu no era nueva. Su padre, José Antonio Rueda Crespo, ocupó entre otros cargos el de jefe provincial del Servicio de Costas del Estado y tenía vínculos con el municipio, tanto por sus responsabilidades como por amistades. En el plano político, a Alfonso Rueda le tocó enmendar uno de los errores históricos del PP en los últimos años: fue él quien se reunió con la exalcaldesa Elena Estévez para convencerla de su vuelta a la política municipal después de su abrupta salida en 2007.

Una de las aficiones más conocidas del próximo presidente de la Xunta de Galicia es el deporte, sobre todo las carreras de fondo. Debe ser algo innato a la trayectoria política. Casualmente hoy se retoma la Volta á Illa de Ons, que celebra su sexta edición y que retorna tras tres años de ausencia. En la primera edición, en mayo de 2014, entre los participantes estaba el propio Alfonso Rueda. Pero la semana pasada reconocía con una sonrisa que “no vuelvo, es demasiado dura”. La dureza de esta prueba es innegable, pero quizás lo que tiene por delante Alfonso Rueda al suceder a Alberto Núñez Feijóo y sus cuatro mayorías absolutas es más duro aún. El tiempo dirá.

Salvador Torres en su despacho poco antes de su jubilación. GONZALO NUÑEZ

Salvador Torres, su "tutor": “Era muy cercano y se interesaba mucho por todo”

Salvador Torres Lorenzo se jubiló como funcionario municipal a finales de 2018 y él es la persona que pasó más tiempo en el Concello de Bueu junto al próximo presidente de la Xunta de Galicia. Nadie tiene la capacidad de ver el futuro y en aquel lejano 1995 nadie podía intuir a donde llegaría aquel “novato” que andaba “perdido” por el ayuntamiento. “Recuerdo que era una persona muy cercana, que se interesaba mucho por el trabajo y por lo que hacía en la Secretaría Municipal”, contaba esta misma semana el exfuncionario.

En aquel momento el departamento de Secretaría Municipal estaba al lado derecho del salón de plenos, donde vuelve a estar hoy en día después de unos años en la planta alta. “Su función básicamente era estar conmigo para ver y aprender cómo era el trabajo del secretario municipal y los procedimientos administrativos”, explica Salvador Torres, que recalca que el joven Alfonso Rueda mostraba “mucho interés y ganas”.

El exfuncionario también recuerda la sorpresa que le supuso que Alfonso Rueda acudiese a buscarle en aquella visita institucional al Concello de Bueu en febrero de 2014 y las palabras que le dedicó entonces. “Fue una gran sorpresa y aquellas palabras son motivo de mucho más que orgullo. Es bonito que alguien se acuerde de ti en ese sentido, hay alguien que te reconoce”, concluye.

Compartir el artículo

stats