Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cantera afronta otro momento de esplendor

Gabri Veiga encabeza una relación de jóvenes promesas que el Celta intenta revalorizar con la llegada al banquillo de Carvalhal

Campaña del Celta en el Día Mundial del Futuro. Celta de Vigo

“Echad un ojo ahí abajo y veréis a los Hugos (Álvarez y Sotelo), a Carlitos (Domínguez), a Fer (López), a Óscar Marcos, a Tincho Conde... Ves a tantos y tantos jugadores que no paramos de producir y no paramos de mejorar y de crear”. Así respondía Antonio Chaves esta semana a una pregunta de un accionista del Celta en referencia a la cantera de A Madroa, que continúa nutriendo al primer equipo y al fútbol profesional. El director general del Celta se mostraba orgulloso de una cantera que vuelve a ilusionar en el club vigués y en la afición que sigue con atención a los equipos de la base.

Ante la eclosión de un buen número de jóvenes valores, el club vigués que preside Carlos Mouriño ha dado una nueva vuelta de tuerca a su proyecto deportivo para apostar decididamente de nuevo por los jugadores de casa. Después de ver la irrupción en la primera plantilla de jóvenes como Iker Losada, Lautaro de León, José Fontán, Sergio Carreira, Gabri Veiga, Carlos Domínguez, Miguel Rodríguez..., el Celta decidió el pasado verano que un técnico de la casa se hiciese cargo del filial de Primera RFEF. De esta forma, Claudio Giráldez daba continuidad a su trabajo al frente del juvenil de División de Honor, en el que coincidió con algunas de estas promesas. El filial volvía a disponer de un entrenador de las categorías inferiores tras la efímera experiencia de David de Dios durante la temporada 2013-14.

En este paso adelante que ha dado el club celeste con respecto al fútbol de formación ha coincidido en el tiempo con el traspaso por 14 millones de euros del mosense Brais Méndez a la Real Sociedad y la llegada de Luís Campos a la dirección deportiva del equipo vigués. El portugués alcanzó gran éxito en el Mónaco al apostar por un joven Kylian Mbappé que ni siquiera jugaba en el equipo juvenil monegasco.

Nada más llegar a Vigo, Campos se quedó sorprendido con el potencial del joven Gabri Veiga, de vuelta al filial tras su debut en Primera División con Óscar García porque no entraba en los planes de Eduardo Coudet. La semana pasada, Campos recordaba aquella visita al campo de Barreiro para asistir a un partido del Celta B. “Cuando llegué el año pasado a Vigo, me hablaron de algunos jóvenes de calidad. Había algún nombre que ya había visto en informes de mi equipo de trabajo y tuve la oportunidad de observar a esos jugadores fuera del contexto del equipo en un partido en Barreiro y rápidamente vi a un jugador que estaba en otra posición, que tenía un don, que es diferente en cuanto a talento y además tenía talento. Me encantó rápidamente. Ha sido Gabri Veiga”, explicaba Campos en un encuentro con la prensa.

El asesor deportivo del Celta y del París Saint-Germain no solo apunta las posibilidades profesionales de Gabri Veiga, quien ya se ha consolidado en Primera División, viene de debutar con la selección española sub-21 y entró en la prelista de Luis Enrique Martínez para el Mundial de Qatar. “Creo en Veiga y uno o dos jóvenes más de la cantera tienen calidad para ser jugadores de élite. Veiga ha dado una respuesta muy rápida y muy buena. Siento que será un jugador de élite del fútbol mundial, no tengo dudas de eso. Es un chico que puede llegar a ser más caro que Brais Méndez”, apostillaba el director deportivo portugués.

Después de acordar la destitución de Eduardo Coudet, que no encajaba en el nuevo proyecto de volver a fomentar la cantera, el Celta contrató al portugués Carlos Carvalhal, quien ha llegado a Vigo de la mano de su amigo Campos con un historial deportivo en el que destaca su apuesta por los jóvenes talentos del Braga, al que llevó a la conquista de una Copa de Portugal. El club luso recogió importantes beneficios económicos por la venta de futbolistas en los que confió el ahora técnico del Celta.

En su primera convocatoria como técnico del Celta, Carvalhal solicitó la presencia de jugadores del filial como Tincho Conde, Hugo Álvarez, Miguel Rodríguez y Pablo Durán, además de habituales como Carlos Domínguez. Gabri Veiga, en esa ocasión, cumplía un partido de sanción. Jugadores que la mayoría no alcanzan todavía los 20 años de edad ya pueden presumir de haber debutado en la élite. Alguno incluso antes de hacerlo en el filial.

Campos: “Dos o tres canteranos tienen calidad para ser jugadores de élite”

Carvalhal, pues, apuesta por la cantera como revulsivo de un equipo que intenta escapar de la parte baja de la clasificación. El técnico de Braga está aprovechando esta pretemporada de otoño debido al Mundial de Qatar para seguir contando con canteranos en los entrenamientos. El pasado viernes invitó a diez jóvenes: Tincho Conde, Pablo Durán, Lautaro de León, Javi Gómez y los porteros Coke Carrillo y Christian Joel, del Celta B; además de los juveniles Yoel Lago y Vicente de Andrade, a los que se sumaron Javi Rodríguez y Gael Alonso, del segundo equipo filial céltico.

En la sede de la calle del Príncipe tienen tan clara la apuesta de Carvalhal por la cantera que ya anuncian refuerzos para el filial en el próximo mercado de fichajes de enero. “Ahora se abre el mercado otra vez. Intentaremos ampliar la plantilla porque el nuevo cuerpo técnico [del primer equipo] tira de jugadores [del filial], cosa que es perfecta para la dinámica que tenemos”, señalaba el miércoles pasado Carlos Hugo García Bayón, máximo responsable de la cantera del Celta.

El primer equipo, de hecho, no tiene previsto realizar refuerzos en enero salvo que se marche Denis Suárez. En ese caso, el club se ha fijado como objetivo un atacante con desborde. Carvalhal, mientras tanto, recurrirá a los jóvenes canteranos de los que el club presume.

El viernes pasado, con motivo de la celebración del Día del Futuro, el Celta publicaba en las redes sociales una imagen con cinco de sus más destacados canteranos, a modo de la Quinta del Gabri, pues el centrocampista de Porriño aparecía en medio, escoltado por el redondelano Miguel Rodríguez y por el tomiñés Pablo Durán, a su derecha, y por el ourensano Tincho Conde y por el vigués Hugo Sotelo, a su izquierda. Tincho, habitual lateral izquierdo del Celta B, viene de recibir la distinción de la Primera RFEF por obtener el mejor gol de la decimotercera jornada de liga. El ourensano apareció por el costado derecho del ataque celeste, buscó espacio hacia el centro y casi desde el borde del área descerrajó un disparo que se coló por la escuadra del portero del San Fernando. En ese mismo partido, su compañero Miguel Rodríguez también apareció por el carril derecho para superar por velocidad a su marcador y ceder a Iker Losada para marcar el otro tanto con el que el conjunto vigués obtuvo una importante victoria en tierras gaditanas.

El filial, de hecho, aprovecha el paréntesis en Primera División para contar con todos esos jóvenes que habitualmente viajan con el primer equipo. Sumaba cuatro jornadas sin ganar en casa y con la visita a Vigo del Rayo Majadahonda Giráldez pudo contar con Carlos Domínguez, Hugo Sotelo, Hugo Álvarez, Miguel Rodríguez y Pablo Durán. Con esos refuerzos, los celestes superaron a un rival directo en la zona baja de la clasificación. Una semana después, ganaban en San Fernando.

Además del trabajo de los técnicos del fútbol base, la nueva generación de perlas de la cantera del Celta se encontró con Jacobo Montes en el filial para darle oportunidades en la tercera categoría del fútbol español. Con esa labor siguió después Onésimo Sánchez. Jorge Cuesta, desde el juvenil también fue otro de los artífices de estos valores. En el primer equipo, algunos de estos jóvenes llamaron primero la atención de Fran Escribá y después de Óscar García y más tarde de Coudet para debutar en la élite y cumplir el sueño de llegar a lo más alto con el equipo en el que crecieron y al que no quisieron abandonar pese a las ofertas que le llegaron de clubes como el Real Madrid y el Barcelona o de Inglaterra.

Tras la irrupción de Aspas, Mallo, Túñez, Roberto Lago, Sergio Álvarez, Rubén Blanco, Joselu, Denis Suárez, Jonny, Mina, Iván Villar, Pape Cheikh, Madinda, David Costas, etcétera, ahora llega el turno de la Quinta del Gabri, con Durán, Miguel Rodríguez, Hugo Sotelo, Tincho Conde, Hugo Álvarez, Fer López, Álex Comparada, Óscar Marcos... Cómo sugería el miércoles Antonio Chaves: “Echadles un ojo”.

Jóvenes valores celestes

  • Pablo Durán

    El delantero tomiñés, de 21 años, llegó este curso al Celta B procedente del Compostela. Debutó en Primera con la celeste ante el Almería.

  • Miguel Rodríguez

    El atacante de Redondela, de 19 años, se formó en el Casa Paco antes de pasar a la cantera del Celta. Debutó en Primera ante Osasuna.

  • Gabri Veiga

    El centrocampista de Porriño, de 20 años, debutó con el Celta ante el Valencia. Es internacional sub-21 y estuvo en la prelista del Mundial.

  • Hugo Sotelo

    El centrocampista vigués cumple 19 años el 19 de este mes. Debutó en el primer equipo en el Camp Nou, el día del adiós de Messi al Barça.

  • Tincho Conde

    El lateral izquierdo ourensano de 19 años debutó este curso con el Celta B y en una convocatoria con el primer equipo.

  • Hugo Álvarez

    El atacante ourensano de 19 años debutó con el primer equipo en Getafe y ya es un habitual en las listas de convocados del primer equipo.

Compartir el artículo

stats