Vitoria espera el mayor ‘desembarco’ celtista

Un millar de aficionados del Celta acompañará el sábado al equipo en Mendizorroza

Aficionados del Celta, el sábado pasado en Balaídos. |  // MARTA G.BREA

Aficionados del Celta, el sábado pasado en Balaídos. | // MARTA G.BREA / REDACCIÓN

REDACCIÓN

No será la primera vez que las calles de Vitora se llenen de color celeste. Para el partido del sábado en Mendizorroza (18:30 horas), el celtismo prepara el viaje más multitudinario de toda la temporada. Se espera que un millar de aficionados del equipo vigués se desplacen a la capital alavesa para apoyar a su equipo ante un rival que también intenta asegurarse la permanencia lo antes posible. Unos siete autobuses y coches particulares partirán de distintos lugares de Galicia la madrugada del viernes al sábado para participar también de la fiesta que el Deportivo Alavés tiene preparada con motivo del centenario de Mendizorroza.

En febrero de 2017, Vitoria acogió a cientos de seguidores del Celta que no quisieron perderse el partido de vuelta de la semifinales de la Copa del Rey, después de que el Alavés empatase a cero en Balaídos. La movilización del sábado no será tan grande, pero se convertirá en la más importante del curso, incluso superior a la registrada hace unos meses en San Mamés.

El Celta agotó las alrededor de 400 entradas que le envió el Alavés, pero desde el club vigués calculan que los aficionados que acompañarán al equipo a Vitoria doblarán esa cifra inicial y que se aproximará finalmente al millar, después de que muchas entradas se retirasen directamente a través de los canales de venta del Deportivo Alavés.

La Federación de Peñas del Celta ha organizado el viaje de cinco autobuses, en los que viajarán socios de las peñas Carcamáns, Comando Celta, Baixo Miño y Merlegos Celestes. El colectivo Siareiros posiblemente movilice dos autobuses más, a los que se sumarán coches particulares.

El grueso de la expedición partirá poco después de la medianoche del viernes al sábado y a primeras horas de las mañana llegará a la capital alavesa, donde el club blanquiazul prepara diversos actos con motivo del centenario de Mendizorroza.

El estadio acogerá un mosaico gigante formado por unas 20.000 banderas que los aficionados del Alavés desplegarán por todas las gradas de Mendizorroza. En la ‘fan zone’ se abrirá una exposición fotográfica sobre el primer siglo de la instalación deportiva, además de actividades para los más pequeños. La afición del “glorioso” prepara además un gran recibimiento al autobús de los jugadores del Alavés, que buscan la victoria que les garantice la permanencia en Primera División después de ganar el fin de semana pasado al Atlético de Madrid.