Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto exige invertir 1,22 millones para alargar a 15 años la concesión de Vulcano

El consejo aprueba los pliegos del concurso, para el que la adjudicataria deberá garantizar una facturación anual mínima de 10 millones | Los terrenos se reducen a 18.000 metros

Vista del astillero Vulcano MARTA G. BREA

Los terrenos en régimen de concesión de la desaparecida Factorías Vulcano volverán a albergar trabajos de construcción y reparación naval, siempre y cuando se presente alguna empresa que pueda amoldarse a las costuras de los pliegos del concurso. El consejo de administración de la Autoridad Portuaria los aprobó ayer por unanimidad, en “un momento importante para poner en valor la actividad naval en el Puerto de Vigo”, valoró su presidente, Jesús Vázquez Almuiña. Los eventuales postores deberán planificar un proyecto capaz no solo de adaptarse a un máximo de 15 años de vigencia, sino de garantizar un volumen mínimo de facturación de 10 millones de euros al año. Una vez cuentan con el plácet del consejo, los pliegos del concurso público se publicarán en el Boletín Oficial del Estado (BOE); a partir de ahí, las firmas interesadas tendrán 30 días para formular sus propuestas. Plaza da Estrela calcula que toda la tramitación administrativa –el otorgamiento de la nueva concesión también ha de ser refrendado por los consejeros– se prolongará de tres a cuatro meses.

El primer borrador de estos pliegos barajaba una vigencia de la concesión de diez años, con el condicionante –adicional a los ya mencionados– de ejecutar una inversión mínima de casi 975.000 euros para la adecuación de las instalaciones. Y aquí ha habido un cambio: ahora el plazo se ha estirado hasta un máximo de 15 años, con el correspondiente incremento de la inversión a ejecutar y que deberá ser de, al menos, 1,218 millones de euros. Cualquier propuesta que esté debajo de este umbral no podrá optar a esos tres lustros. Estas obras deberán realizarse a lo largo de 24 meses, so pena de declarar extinguida la concesión.

Se habilitará un acceso junto a la empacadora, ya que el actual está en manos privadas

Hasta que el Supremo declaró la extinción de la concesión de la antigua Vulcano –adquirida en proceso concursal por Marina Meridional, grupo de José Alberto Barreras–, ésta constaba de 25.095 metros cuadrados, con algo más de 6.500 metros de lámina de agua. La nueva concesión es más reducida en espacio, de unos 18.000 metros cuadrados, ya que la Autoridad Portuaria se ha reservado una parte para uso comercial portuario. También ha tenido que habilitar un vial de acceso a estos terrenos, junto al de la empacadora, ya que hasta ahora el único modo de acceder a los muelles es a través de las emblemáticas puertas de Factorías Vulcano. Marina Meridional pagó 7,85 millones de euros por la unidad productiva del astillero; aun sin concesión, cuenta con más de 36.000 metros cuadrados. Como desveló FARO, la Autoridad Portuaria quiere hacerse con estas parcelas privadas incluyéndolas en el nuevo plan de usos (DEUP), lo que permitiría su expropiación a precio tasado en caso de no llegar a acuerdo con sus nuevos dueños. La entidad que preside Vázquez Almuiña ha reservado 4,6 millones de euros para este fin.

Los postores deberán entregar un estudio de viabilidad económico-financiero, que puntuará con un máximo de 30 puntos sobre 100 y que serán valorados por una empresa externa. Este será el criterio de mayor peso en este proceso de adjudicación, muy por encima del proyecto de desarrollo de actividad, la oferta económica de la tasa de actividad o los medios humanos previstos para la explotación (tanto propios como subcontratados). En los terrenos que ocupa la concesión se incluyen dos muelles, una grada de 2.200 metros cuadrados, dos naves de cubierta móvil y un edificio de oficina técnica.

Pinche en la imagen para ampliar

35 años para la explotación de Cabo Silleiro

La Autoridad Portuaria de Vigo ha decidido adjudicar la explotación de las instalaciones del faro situado en Cabo Silleiro, en Baiona, con destino a actividad hostelera y de restauración, a la firma Lanscape 68 España, S.L. durante 35 años ampliables en otros 15.

Aunque la concesión actual se limita a la intervención en el faro nuevo, la propuesta de esta empresa aboga por habilitar zonas colindantes, en el caso del faro viejo, para la observación del oleaje y de las aves, así como la recuperación de la imagen del faro, que cayó en estado de abandono a partir de 1924, con motivo de la puesta en servicio del actual.

Compartir el artículo

stats