Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva concesión por los terrenos de Vulcano tendrá una vigencia de 10 años

Vista general de las instalaciones de la extinta Factorías Vulcano en la zona de Espiñeiro-Teis (Vigo).

La nueva concesión por los terrenos públicos que durante décadas ocupó la extinta Factorías Vulcano tendrá una vigencia de diez años, según ha podido saber este periódico en fuentes portuarias. El Puerto prevé llevar a la reunión del Consejo de Administración de hoy el pliego del nuevo concurso, que afecta a una superficie aproximada de 18.000 metros cuadrados en la zona de Espiñeiro, en Teis, que se reserva exclusivamente para la actividad naval (astillero-varadero), y para la que el departamento que pilota Jesús Vázquez Almuiña proyecta un nuevo vial de acceso independiente por Guixar (hoy solo se puede entrar por los terrenos privados en manos de Marina Meridional). En una segunda fase, como avanzó FARO, la Autoridad Portuaria quiere hacerse con las parcelas privadas (más de 35.000 m2) incluyéndolas en el nuevo plan de usos (DEUP), lo que permitiría su expropiación a precio tasado en caso de no llegar a acuerdo con sus nuevos dueños.

Con esta nueva concesión se pone punto y final al conflicto que en los últimos años han mantenido el Puerto con la administración concursal que llevó la liquidación del astillero vigués, el juez de lo Mercantil que la tramitó, y ahora con el nuevo propietario de los terrenos privados, José Alberto Barreras, el propietario de Marina Meridional. La Autoridad Portuaria entendió siempre que con la extinción de Vulcano la superficie en concesión debía volver al Puerto, y al final el Supremo le dio la razón, aunque existen varios contenciosos administrativos todavía en trámite. En lo que sí ha cambiado la hoja de ruta de Praza da Estrela con respecto a estos terrenos y la lámina de agua es sobre a qué deben destinarse. El anterior presidente del Puerto, Enrique López Veiga, no ponía líneas rojas a cualquier tipo de actividad, pero su sucesor, Jesús Vázquez Almuiña, al igual que Xunta y sindicatos, considera que debe limitarse a la construcción y reparación naval, como así consta en los pliegos.

Pliegos

¿En qué cambia esta concesión con respecto a la anterior? Primero en los plazos: solo diez años, según indicaron fuentes portuarias. Y segundo, en la superficie: de 21.000 m2 se pasa a 18.000. La razón es que el Puerto quiere explotar directamente parte de los espacios cubiertos que hay en dos naves dentro de los terrenos de la concesión, que es por donde se pretende además crear un acceso independiente al privado. De ahí esos 2.000 ó 3.000 m2 que se perderán para la actividad naval.

Pero los planes del Puerto para lo que en su día fue la unidad productiva de Vulcano no acaban ahí. Praza da Estrela quiere volver a unificar la parte pública y la privada, por lo que en nueva delimitación de usos y espacios, la DEUP, actualmente en redacción, incluirá los 35.000 m2 que adquirió tras la liquidación Marina Meridional, lo que permitirá su expropiación a precio tasado en caso de no llegar a un acuerdo. ¿Cuánto costaría la operación? Una tasación de Tinsa del año 2019 los valoraba en 4,7 millones de euros, y el plan de liquidación de la administración concursal rebajaba ya su precio a 4,59 millones. El plan de empresa del Puerto vigués ya recoge la operación.

La crisis de los suministros llega también a la reforma de As Avenidas

Los problemas con el suministro de materiales han retrasado las obras de reforma del paseo de As Avenidas que se desplomó durante la celebración de un concierto en el festival O Marisquiño de 2018, según informaron fuentes de la Autoridad Portuaria que, no obstante, avanzan que la finalización de los trabajos está prevista para el primer trimestre del año que viene. En la ampliación del plazo de la obra han influido también otros factores, como la proximidad del periodo navideño y las interferencias fruto de la necesaria compatibilización entre los trabajos en el lado del mar y el de tierra, lo que disminuirá el rendimiento de los trabajos durante estas fechas. La reconstrucción del paseo se encuentra en la fase de los trabajos de pavimentación en el lado de tierra, una vez terminadas las obras en el lado del mar (a falta de equipamientos y pavimento de madera). Así, se actuará en la zona enlosada entre el edificio administrativo de la Xunta y la escultura dedicada a Julio Verne. Estas obras de reforma se iniciaron a principios de 2020 y cuentan con un presupuesto de más de 4 millones de euros. Aunque inicialmente estaba previsto que finalizasen a finales de año, los problemas de suministros están ralentizando los trabajos, que finalizarán en el primer trimestre de 2022. El pasado octubre arrancó el montaje de los elementos prefabricados que conforman la estructura del paseo entre la delegación de la Xunta y la escultura de Verne. Cuando finalice esa colocación, se procederá a la pavimentación de la zona enlosada, lo que completará las actuaciones.

Compartir el artículo

stats