Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El libre marisqueo en Arousa se hunde un poco más

La tensión va en aumento en los muelles, donde los "rañeiros" exigen soluciones

La campaña de libre marisqueo en O Bohído, la semana pasada. Noe Parga

Por mucho que algunos dirigentes del sector traten de maquillarlo ahora que están en campaña electoral –hay elecciones en las cofradías a final de mes–, los hechos –y los datos– demuestran que el libre marisqueo en la ría de Arousa sigue siendo un auténtico fracaso.

Relacionadas

Prueba de ello es que no se alcanzan los topes de captura diarios, que han desaparecido especies como la almeja roja y escasea la babosa, entre otros problemas.

Razones por las cuales la tensión y la crispación van en aumento en los puertos, donde cada vez son más los mariscadores que piden explicaciones a sus dirigentes y les exigen soluciones inmediatas.

Y es que la segunda semana de esta campaña de libre marisqueo, la que se lleva a cabo en esas zonas comunes que son de todos, pero que en realidad, no son de nadie –porque nadie las trabaja como se debería–, solo sirve para demostrar que algo falla en su gestión, que está desde hace años en manos de las propias cofradías.

Una gestión que asumen, cabe recordar, a través de la asociación Rañeiros da Ría de Arousa, avalada ahora por los pósitos de O Grove, Cambados, A Illa y Vilanova, después de que los demás salieran del grupo en espantada.

Visto lo visto, se confirma que no hay marisco y también lo dicho por la Consellería do Mar, en el sentido de que aumenta el reclutamiento de algunas especies.

56

El libre marisqueo se queda sin oxígeno en Arousa M. Méndez

Que nadie se llame a engaño, porque aunque parezca contradictorio, no lo es. Dicho de otro modo, que por mucho que aumente la cantidad de cría o juveniles (reclutamiento) no significa, ni de lejos, que vaya a aumentar la producción. Y no lo está haciendo.

De ahí que, como se decía al principio, el malestar aumente en el sector, donde son cada vez más los mariscadores de a flote que piden explicaciones a sus dirigentes y alertan de la grave situación que atraviesa la ría de Arousa.

Los hay, también, que sostienen que “es mentira eso que dicen algunos de que todo eso se debe a enfermedades como la Marteilia o el cambio climático, ya que en otras rías hay una gran cantidad de bivalvos”.

Otro modelo de gestión del marisqueo en Arousa

Otro modelo de gestión del marisqueo en Arousa Manuel Méndez

Y si esto sucede, aseguran los rañeiros consultados, “es porque en esas rías sí trabajan de forma correcta sus bancos marisqueros”.

Apreciación en la que, cabe insistir, coinciden no solo otros mariscadores de a flote, sino también diversos patrones mayores en funciones, dirigentes de agrupaciones de marisqueo y los depuradores de moluscos.

Poco más de 400 barcos despachados

Las fuentes consultadas en la Consellería do Mar confirman que el reclutamiento mejora, pero también que poco hay que rascar en estos bancos, lo cual explica que ayer únicamente se despacharon 79 naves para O Bohído, 46 para faenar en Cabío, 136 para Os Lombos do Illa y 52 para las “otras zonas”.

Es decir, poco más de 400 naves de las que poco más de un centenar acudieron al río, cuando en el pasado podían alcanzarse las 800 en las zonas comunes, 600 de ellas en el caudaloso cauce fluvial.

Estos últimos reconocían ayer que “los ánimos están cada vez más encendidos” y que “los marineros están volviendo a tierra sin alcanzar el tope”.

Los hay, asimismo, que dudan de la existencia de un reclutamiento histórico, puesto que “de ser cierto, tendrían que descargarse miles de kilos de bivalvos cada día, y sin embargo, apenas se llevan a lonja unos cientos”.

Marisqueo en Galicia: así se prepara O Grove para la 'nueva cosecha'

Marisqueo en Galicia: así se prepara O Grove para la 'nueva cosecha' MANUEL MÉNDEZ

Situación que, pronostican, “empeorará cuando en unos días abra la campaña de Noia, ya que entonces desaparecerá por completo la actividad en Arousa y los buenos precios que pueden pagarse ahora, debido a la escasez, pasarán a ser una anécdota”.

Así, convencidos de que “en cuanto remita la toxina y abra Noia la situación en Arousa solo puede empeorar”, los rañeiros consultados ayer confirman que “el libre marisqueo está muerto” y que o bien no consiguen el tope establecido o tardan horas en lograrlo, cuando antiguamente se alcanzaba en apenas una hora de faena.

José Luis Villanueva Vicente

Pero ahora de nada sirve largar los raños cuando no hay producto comercial que extraer, lo cual lleva a históricos dirigentes del sector como José Luis Villanueva Vicente, expatrón mayor de Carril y presidente de su agrupación de parquistas, a decir que “los mariscadores que están cogiendo 15 kilos de berberecho lo hacen con muchísima dificultad, cuando tendrían que obtener todo el cupo en media hora ahora que estamos aún a principios de la campaña”.

1

Mal comienzo y pésimas perspectivas en el incio de la campaña de libre marisqueo Faro de Vigo

Pero esto no sucede así porque, considera, “es algo que solo puede conseguirse haciendo bien las cosas, y no es el caso”.

Sabe el carrilexo que los reclutamientos o desoves aumentaron, pero también que “para que esto ocurriera, tuvieron que cesar totalmente la actividad en el río desde hace meses”, espeta.

Y es algo pasajero, a su juicio, ya que “si bien ahora pasan de no tener nada a tener algo, y ya lo consideran un paso positivo, el objetivo debe ser recuperar la normalidad productiva en el río y hacer una gestión apropiada que no existe”.

Seguimiento

Aunque las zonas de libre marisqueo dependen ahora de Rañeiros da Ría, la Consellería do Mar hace un “seguimiento constante” de la explotación de los recursos en esas zonas.

En base a los mismos se establecen las cuotas máximas de captura.

Por eso sostiene que “en un mes ya no hará absolutamente nada que extraer porque el libre marisqueo está herido de muerte y aunque todos conocen los síntomas y las causas, los encargados de la gestión son incapaces de dar con el tratamiento para hacer que esto mejore”.

Sentencia José Luis Villanueva que “aunque el marisco empiece a crecer, la falta de una gestión adecuada aboca esta campaña a la ruina; antes de explotar los bancos tenían que haber hecho los deberes”.

Los datos sobre reclutamientos arrojan muchas dudas

Los resultados de los últimos muestreos realizados en los bancos marisqueros de Arousa cuya gestión depende de Rañeiros da Ría arrojan importantes dudas.

En el de Cabío, por ejemplo, se aprecia un buen reclutamiento de almeja rubia y un stock de relojito similar al que existía en 2021.

Al igual que sucede con esta última especie en O Bohído, donde la almeja babosa sigue ofreciendo unos resultados preocupantes.

De ahí que la propia Xunta aconsejara a Rañeiros mejorar la gestión para, en consecuencia, mejorar el estado biológico de este importante banco situado a caballo entre A Illa, O Grove, Vilanova y Cambados.

En cuanto a Os Lombos do Ulla, antaño la joya de la corona del libre marisqueo, puede decirse que los muestreos preliminares permiten observar una recuperación de los stocks de almeja babosa, fina y japónica, situándose los niveles de reclutamiento de berberecho en el doble de lo máximo observado en los últimos años.

Es decir, que hay más juveniles, pero eso no significa que la producción aumente.

El convenio con Cobre San Rafael “puede ayudar”

José Luis Villanueva, el presidente de la OPP-89 Parquistas de Carril, cree que el convenio suscrito entre esta entidad y la empresa Cobre San Rafael –gestora de la mina de Touro– para velar por la calidad de las aguas del Ulla y la ría de Arousa puede ayudar a proteger a los bivalvos.

“Puede tener algún efecto positivo –aclara– porque si nos fijamos bien desde que se firmó y se adoptaron las primeras medidas de control puede haberse creado un efecto intimidatorio con el que disuadir a algunos que vertían periódicamente en el río y que ahora temen ser detectados”.

Compartir el artículo

stats