Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El libre marisqueo busca ayuda

Marisqueo a flote en los bancos de libre marisqueo de Os Lombos do Ulla. | // NOÉ PARGA

Por falta de apoyo, por las riadas, los incendios, las plagas, la sobreexplotación o cualquier otro motivo, las zonas de libre marisqueo de la ría de Arousa llevan años agonizando. Como se explicó en repetidas ocasiones, los datos que ofrecen son preocupantes y el descenso de almeja y berberecho genera enorme preocupación entre las propias cofradías.

Es por ello que cada vez son más las voces que piden a la Consellería do Mar que retome la gestión de esas zonas comunes de la ría desde hace unos años gestionadas por el propio sector a través de la asociación Rañeiros da Ría de Arousa.

Pérdida de representatividad

Lo que sucede, como también se detalló otras veces, es que esa entidad que nació para agrupar al conjunto de los mariscadores de a flote arousanos ya solo está participada por cuatro de las doce cofradías de la ría.

Y en buena lógica, por muchos esfuerzos que haga, su capacidad para revertir la complicada situación que atraviesan los bancos de libre marisqueo es muy limitada.

56

El libre marisqueo se queda sin oxígeno en Arousa M. Méndez

Cambio de rumbo

De ahí que tanto los pósitos críticos como muchos socios de las propias cofradías integrantes de Rañeiros da Ría, reclamen un cambio de rumbo y apunten la necesidad de que la Xunta intervenga con urgencia.

Algo en lo que abunda el PSdeG-PSOE, que ayer planteaba este asunto en sede parlamentaria para pedir al Gobierno de Galicia “que ejerza un papel conciliador y mediador” en lo referente a la gestión de los bancos de libre marisqueo, “dotando de medios y recursos a los colectivos que tienen la responsabilidad de hacerlo”.

La postura de las cofradías

Pero no solo eso, sino que los socialistas piden que se tengan en cuenta las valoraciones de las cofradías “para evaluar si es necesario o no revertir el sistema actualmente aplicado”, es decir, para determinar si se retira la gestión a Rañeiros da Ría y la asume de nuevo la propia Xunta.

Parece la confirmación de que el sistema ha fallado o, al menos, de que la situación crítica de las zonas comunes no es fácil de arreglar.

1

Mal comienzo y pésimas perspectivas en el incio de la campaña de libre marisqueo Faro de Vigo

Los socialistas, aunque culpando a la Xunta de ello, confirman el mal momento que atraviesan estas zonas productoras de bivalvos y la existencia de importantes problemas para los mariscadores.

Cree el PSOE que la “posición rocosa y conformista del Gobierno”, que en su día atendió la petición del propio sector y le cedió la gestión del libre marisqueo, generó “una pérdida de capacidad productiva que derivó en un creciente abandono de permisos de marisqueo, con 3.000 menos en la última década”.

Diputados como Julio Torrado llegan a decir que “el modelo de gestión de las zonas de libre marisqueo fue también un problema generado por la Consellería do Mar, que abandonó sus responsabilidades entregando la capacidad de gestión a las cofradías, pero sin dotarlas de los medios y recursos adecuados”.

Además, “la Xunta fomentó la existencia de dificultades”, y tras el primer mes de campaña de libre marisqueo se comprueba que “vuelven a existir problemas derivados del abandono que hizo de la gestión de los bancos marisqueros de la ría de Arousa, fomentando la confrontación entre el sector como también hace entre bateeiros y percebeiros”, sostienen los socialistas.

Compartir el artículo

stats