Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las cofradías confirman un secreto a voces: el libre marisqueo hace aguas

Rañeiros da Ría reconoce, por fin, el fracaso de la temporada

Un marinero muestra una almeja de pequeño tamaño y su desaprobación con la campaña. | // NOÉ PARGA

La asociación Rañeiros da Ría decidió suspender la campaña de libre marisqueo en Os Lombos do Ulla, teniendo en cuenta los pésimos resultados que se estaban obteniendo, con capturas ridículas de almeja y desaparición total de berberecho.

Relacionadas

La frustrante temporada que se estaba viviendo y el hecho de que los demás bancos comunes estén en condiciones similares, hace pensar que quizás muy pronto también se zanje la extracción en ellos: O Bohído y Cabío.

FARO DE VIGO ya se preguntaba hace una semana para qué llevar a la flota a las zonas libres si en ellas no quedaba marisco. Pero los patrones mayores encargados de este plan se empeñaron en volver a la actividad, quizás esperando un milagro que finalmente no se produjo, ya que cada vez parece más claro que en la ría no hay marisco si no se cultiva.

Por eso finalmente han dado el brazo a torcer, cuando a estas alturas ya nadie duda de que estas zonas comunes están totalmente agotadas y de que la gestión de las mismas ha resultado un absoluto fracaso. Tanto la que llevó a cabo históricamente la Consellería do Mar como la gestión que quisieron asumir hace unos años las propias cofradías, empeñadas en gestionar directamente estos espacios, como si fueran a sacarle el rendimiento que habían perdido.

56

El libre marisqueo se queda sin oxígeno en Arousa M. Méndez

Pero en el seno de Rañeiros da Ría hace mucho que están solo cuatro de las doce cofradías arousanas, y cada vez son más los socios en desacuerdo con los planteamientos de sus patrones mayores.

Esto genera una evidente división, lo cual tampoco ayuda a salvar unas zonas que, como se indicó en tantas ocasiones, son de todos, pero no son de nadie.

Por eso necesitan ayuda. Precisan beneficiarse de labores de limpieza, oxigenación del substrato, siembras e incluso de dragados y, en definitiva, de todo aquello que sea preciso para volver a hacerlas productivas.

Acuicultura

Se trata de conseguir, básicamente, lo mismo que esas cofradías logran en sus autorizaciones marisqueras, recurriendo a la práctica de la acuicultura cuando realizan tareas tendentes a mejorar la producción, luchar contra las especies invasoras y combatir el furtivismo.

1

Mal comienzo y pésimas perspectivas en el incio de la campaña de libre marisqueo Faro de Vigo

Dicho de otro modo, que si en los bancos de marisqueo a pie y a flote de las diferentes cofradías se cultiva el terreno y se mima el marisco, haciendo que sus bancos sigan siendo productivos, se antoja necesario encontrar la forma de hacerlo también en esas zonas libres o comunes de la ría, otrora productivas y ahora estériles.

Mientras no se haga así, Os Lombos do Ulla, O Bohído y Cabío seguirán sin oxígeno y no podrán ofrecer esperanza alguna a una flota ya desesperada y cansada de dar tumbos por la ría para acudir a esos lugares de faena sin obtener absolutamente nada.

Al menos ahora los mariscadores de a flote pueden aferrarse a la posibilidad de que algo vaya a cambiar, ya que al suspender la actividad en Os Lombos se está reconociendo abiertamente el estrepitoso fracaso del plan de gestión.

12

Libre marisqueo bajo el puente de A Illa

Ahora las cofradías intentarán conseguir ayudas económicas y buscarán otras vías de negocio.

Aunque lo que más necesita el libre marisqueo es que entre el sector y la Consellería do Mar se busque el modo de volver a dar vida a esas que en el pasado fueron auténticas despensas de almeja y berberecho en los duros meses de invierno para las cofradías de pescadores arousanas.

Compartir el artículo

stats