Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultivar el mar no entiende de festivos

Los mariscadores aprovechan las "secas" para limpiar y sembrar sus bancos

Los trabajos realizados ayer en O Esteiro. Noe Parga

Las cofradías de pescadores arousanas, en algunos casos llevadas a ello tras constatar el fracaso del libre marisqueo, han intensificado este año las acciones de limpieza, regeneración y resiembra de sus bancos marisqueros.

Se trata de sacar el máximo rendimiento posible a sus zonas productivas y de recuperar otras que no lo son, siguiendo un modelo de cultivo que, a diferencia de las zonas comunes, sí está dando resultado en las concesiones de muchos de los pósitos de Arousa Sur (O Salnés) y Arousa Norte (Barbanza), así como en la Cooperativa Ría de Arousa y, sobre todo, en la Organización de Parquistas de Carril (OPP-89), donde no dejan de mejorar resultados.

Otro modelo de gestión del marisqueo en Arousa

Otro modelo de gestión del marisqueo en Arousa Manuel Méndez

Ejemplo de ese trabajo que parece haberse intensificado este año, tanto en el colectivo de marisqueo a pie como en el de marisqueo a flote, es la intensa actividad desplegada ayer en cofradías como la de Vilanova.

Los mariscadores de a pie vilanoveses se emplearon a fondo ayer para resembrar almeja. Noe Parga

Su patrona mayor, María José Vales, confirma la realización de tareas de resiembra y detalla que los mariscadores de a pie –la inmensa mayoría mujeres–, se centraron ayer en extraer almeja de los viveros de que disponen en el entorno de O Esteiro.

Y una vez recogido el producto, aprovechando tanto la jornada festiva como las buenas “secas” –episodios de bajamar acusados–, lo que hicieron fue sembrarlo en otras zonas, en las que esa almeja seguirá creciendo hasta alcanzar su talla comercial.

Al margen de estas operaciones, que vienen a ser el equivalente al “desdoble” de las cuerdas de mejillón de las bateas, ayer se realizaron otras muchas en la ría relacionadas con la pesca, el marisqueo y la acuicultura.

Los mariscadores se ayudaron de un tractor. Noe Parga

Puede decirse que, al margen de otras labores de limpieza de bancos marisqueros ejecutada, se efectuaron descargas de mejillón y salieron a faenar un buen número de pescadores, algunos centrados en especies como el pulpo y el centollo, que como se decía en días pasados, cierran su campaña el viernes y en apenas un mes, respectivamente.

Compartir el artículo

stats