Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La despedida más feliz del centollo gallego

Resta menos de un mes para que se cierre otra exitosa campaña

Centollo en la lonja grovense. Noe Parga

La veda del centollo comenzará en menos de un mes, y el preciado producto ya no volverá a los puertos hasta mediados de noviembre. A la espera de concretar el día exacto del cierre de temporada, para lo cual deben reunirse los representantes de las cofradía y Mar, puede decirse que a estas alturas ya agoniza.

Lo hace tras generar alrededor de seis millones de euros en el conjunto de las lonjas gallegas, después de vender más de 647 toneladas de producto desde el pasado mes de noviembre.

Lo mejor de todo, explican los integrantes de la flota de enmalle que se dedica a la captura de este recurso en puertos como O Grove, es que el crustáceo “aún está en carne”, por lo que “esta recta final puede ser un buen momento” para degustarlo.

Pesca de Galicia

Así, apelando a la calidad del producto que manejan, los pescadores reconocen que esta campaña “ha resultado fantástica”, algo que puede constatarse revisando los datos aportados por las propias cofradías a la plataforma tecnológica Pesca de Galicia, dependiente de la Consellería do Mar.

De los mismos se desprende que en noviembre y diciembre se vendieron más de 470 toneladas por valor de más de cuatro millones de euros, correspondiendo 176 toneladas y casi dos millones de euros al presente ejercicio.

Fiestas navideñas

Una diferencia lógica dentro de la misma temporada, como sucede siempre, ya que desde que abre hasta las fiestas navideñas este crustáceo tiene un enorme tirón, de ahí que genere la mayor parte de los ingresos.

Nada que ver con lo que sucede a partir de febrero y marzo, cuando se cambian los aparejos para dedicarse a otras especies y el centollo queda relegado a un segundo plano.

En definitiva, que esos casi seis millones de euros y 647 toneladas de la presente campaña superan los 5,5 millones y 619 toneladas de la anterior.

Pero, sobre todo, está muy por encima de los 4,2 millones de euros obtenidos por la venta de 372 toneladas de centollo entre noviembre de 2019 y mediados de mayo de 2020.

O Grove vuelve a lucirse

Quedándose con la actual campaña, hay que volver a destacar a O Grove, que sigue siendo el puerto en el que se alcanzan las cotizaciones más interesantes para la flota. De ahí que desde noviembre facturara 1,3 millones de euros con la venta de 88 toneladas del considerado “rey de los mariscos”.

Arranca la segunda semana de campaña del centollo

Campaña del centollo Manuel Méndez

Como ya se explicó en otras ocasiones, la calidad del producto en este puerto hace que ingrese más que ningún otro. Y eso sin necesidad de ser el que más volumen despache.

De ahí que A Coruña, con 168 toneladas, se quedara en apenas un millón de euros. Cifra a la que llegó Ribeira, en su caso con 106 toneladas y similar a la de Vigo, con 91 toneladas vendidas.

Respecto a los demás puertos, puede decirse que en ese mismo periodo, el de Cambados ingresó 270.000 euros por la venta de 19 toneladas de centollo, mientras que la lonja de Cangas superó los 230.000 euros, en este caso con 17 toneladas. Cerca de allí, en Bueu, rondaron las 12 toneladas y los 140.000 euros.

Hay otras lonjas donde el centollo tiene peso, como sucede en la de Muros, que desde el pasado mes de noviembre superó las 27 toneladas, para rozar así los 200.000 euros.

71 millones de euros en dos décadas

Quizás se entienda mejor la importancia de este recurso si se dice que en las dos últimas décadas las lonjas gallegas vendieron más de 7.000 toneladas, las cuales permitieron ingresar más de 71 millones de euros.

17

La campaña del centollo de O Grove arranca con 4 toneladas el primer día Iñaki Abella

Atendiendo a años naturales, hay que recordar que 2021 resultó histórico, superándose las 685 toneladas y los seis millones de euros.

De este modo se superaban las 564 toneladas y 5,2 millones de euros facturados en 2020, que ya se había convertido en el más importante de la historia.

Hasta ese momento nunca antes se habían logrado cinco millones de euros con el centollo gallego, quedándose los años 2017, 2018 y 2019 por encima de cuatro millones. Todos los anteriores, desde 2001, se habían cerrado con balances de uno, dos o tres millones de euros.

El centollo llega con fuerza a las plazas de abastos

El centollo llega con fuerza a las plazas de abastos Manuel Méndez

Es decir, que si se mantienen este año los registros de los dos últimos y se cierran de nuevo con cinco o seis millones de euros, ya no habrá duda alguna –si es que alguien la tenía– de la importancia del centollo para la flota de bajura.

9

Los primeros centollos de la temporada Manuel Méndez

Sobre todo, cabe insistir, en puertos como O Grove, Ribeira o Vigo, en el primer caso con el aval de una marca de calidad propia que diferencia su centollo del descargado en los demás puertos de la comunidad.

Tras el “rey del marisco” será el momento de la nécora


Tras el comienzo de la veda del centollo, en apenas un mes, los aficionados al buen marisco no tendrán que esperar demasiado para saborear otra de las especies estrella de las lonjas, plazas de abastos y supermercados, la nécora, que está prohibido extraer en las rías gallegas desde el pasado 5 de enero.

A finales de junio, o principios de julio, como sucederá con el bogavante, la nécora empezará a abundar en buena parte de los puertos y lonjas gallegos, convirtiéndose en uno los productos más demandados durante la temporada estival.

La esperanza de la flota es obtener unos resultados que sean tanto o más importantes que los alcanzados en la temporada anterior –segundo semestre de 2021–, cuando generó en las lonjas más de dos millones de euros, después de la venta de, aproximadamente, 110 toneladas.

Vigo había sido el puerto más importante entonces, con más de 23 toneladas que generaron unos ingresos de casi 500.000 euros.

Por delante de la lonja de Ribeira, que facturó 327.000 euros por la venta de casi 20 toneladas de nécora. A Coruña se quedó en 19 toneladas, por valor de 280.000 euros, situándose inmediatamente después la “rula” de O Grove, donde se alcanzaron las 9 toneladas de nécora, con una facturación de 9.000 euros.

El siguiente punto de primera venta destacado había sido el de Cangas, con una facturación cercana a los 106.000 euros procedentes de algo más de cuatro toneladas de nécora.

Compartir el artículo

stats