Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hostelería debe separar desde hoy los biorresiduos y solo 15 locales se unen a la recogida puerta a puerta

La campaña comenzará la próxima semana | La Mancomunidade delegará el control y las sanciones en inspectores de la Diputación

Un momento del receso de la asamblea de ayer, a la espera de celebrar la segunda convocatoria. | // SANTOS ÁLVAREZ

Desde hoy es obligatorio por ley que los negocios y establecimientos comerciales separen los residuos orgánicos que generan por su actividad. Una obligación que afecta especialmente al sector de la hostelería, que está considerado como uno de los grandes productores de biorresiduos. La Mancomunidade do Morrazo perfila desde hace meses una campaña de recogida puerta a puerta dirigida a bares y restaurantes y que se pondrá en marcha en unos días. De momento solo una quincena de establecimientos de Cangas, Moaña y Bueu se han sumado a esta iniciativa, aunque desde el ente supramunicipal esperan que una vez que arranque se adhieran más locales.

La entrada en vigor de la nueva ley viene acompañada de la obligación por parte de la Xunta de Galicia y de los concellos de realizar inspecciones para verificar que se cumple con la normativa y la imposición de multas. “Las sanciones puede que no sean rápidas, pero están ahí y pueden suponer ‘puros’ monumentales”, advertía ayer el vicepresidente de la Diputación de Pontevedra, César Mosquera.

La Mancomunidade do Morrazo trabaja desde hace meses para implantar un sistema de recogida puerta a puerta dirigido al sector hostelero de la comarca. Para ello cuenta con un camión específico, adquirido a través de una subvención de la Consellería de Medio Ambiente, y organizó una serie de charlas informativas en cada uno de los ayuntamientos. Ese trabajo lo completaron las maestras composteras con un recorrido por los establecimientos hosteleros para presentar la iniciativa y animarles a unirse.

El número de adhesiones de momento se puede considerar bajo, aunque entre los establecimientos que ya han confirmado su participación se encuentran algunos de los restaurantes más importantes y con mayor volumen de movimiento de la comarca. La recogida comenzará en unos días y de momento será, literalmente, puerta a puerta. Todos los locales adheridos se encuentran en lugares accesibles, por lo que el camión de la Mancomunidade acudirá todas noches a vaciar los contenedores marrones en los que deben depositarse los biorresiduos. “La recogida será diaria durante los meses de verano y son los propios hosteleros los que nos dicen, que en invierno, podría ser suficiente con dos días a la semana”, explica la gerente de la Mancomunidade do Morrazo, Alba Álvarez.

La inminente implantación de la campaña de recogida de biorresiduos se espera que sirva para que el resto de los negocios de la hostelería se animen a dar el paso e integrarse en este sistema. Tanto desde la Mancomunidade do Morrazo como desde la Diputación de Pontevedra, que impulsa el Plan Revitaliza, recalcan el carácter obligatorio de esta norma y las sanciones a las que se pueden enfrentar los infractores. Los ayuntamientos de O Morrazo carecen de momento de medios para ejercer esa labor de control e inspección, pero avisan que a lo largo del mes de julio la Mancomunidade dará el visto bueno a un convenio para adherirse al cuerpo de inspectores de la Diputación, que asumirá esa tarea de vigilancia.

Los establecimientos que decidan no integrarse tienen de momento la posibilidad de separar esos residuos orgánicos a través de los composteros individuales o bien de los comunitarios que hay en cada uno de los municipios.

La votación de ayer para aprobar los presupuestos de la Mancomunidade do Morrazo en el Centro Social do Mar de Bueu. Santos Álvarez

La asamblea aprueba, en segunda sesión y sin el PP, un presupuesto de 4 millones

La asamblea de la Mancomunidade do Morrazo aprobó ayer los presupuestos del año 2022, que por segundo año consecutivo se sitúan por encima de los cuatro millones de euros. Fue una sesión en dos partes ya que fue necesario recurrir a una segunda convocatoria debido a la falta de quórum en la primera. La cita estaba convocada para las 19.00 horas en el Centro Social do Mar de Bueu. En la asamblea de la Mancomunidade están presentes todos los concejales de los tres ayuntamientos y en la primera sesión no había el número suficiente para poder celebrar la sesión.

Así, la presidencia optó por esperar a la segunda convocatoria, que se celebró a las 20.00 horas y sin los concejales del PP, que se ausentaron durante ese receso. La segunda sesión contó con el mínimo de concejales exigidos y los presupuestos se aprobaron por unanimidad, con todos los grupos políticos presentes a favor. Tras esta aprobación inicial de ayer el documento debe ser publicado en el boletín oficial y comenzar así su periodo de exposición pública. Uno de los apartados más destacados figura en el capítulo de ingresos, donde se incluye una partida de 400.000 euros, que se corresponde con lo que espera obtener la Mancomunidade a través del reciclaje de los residuos de la recogida selectiva, como envases, papel o vidrio.

Compartir el artículo

stats