Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueno pide “concreción” a Industria ante el Perte: “Stellantis va a decidir con lupa”

Los resultados de “Facendo 4.0” generan 10 patentes tras casi 19 millones invertidos y apunta a exportar los desarrollos a otras fábricas

Ignacio Bueno, durante el acto de presentación de avances del proyecto “Facendo 4.0”. Alba Villar

“Estamos trabajando con el Concello, Zona Franca, Xunta... Esos contactos van avanzando de forma positiva y rápida, pero también estamos trabajando con el Gobierno central, que tienen muchas competencias que dependen de ellos, y en ese punto tenemos que decir que lo que nos falta es concreción, tanto del Ministerio de Industria sobre cuáles son las ayudas asociadas a las inversiones que vamos a realizar, como del Ministerio de Transición Ecológica, porque el tema energético es vital para el grupo”. El director de Stellantis Vigo no pudo ser ayer más claro respecto a las necesidades de la factoría de Balaídos, la primera del sector en España y de las principales del grupo a nivel mundial. Aprovechando un acto sobre el proyecto de I+D Facendo 4.0, y a preguntas de los medios, Ignacio Bueno pidió al Gobierno certezas para concretar tanto la llegada de la alta tensión como los fondos para la nueva plataforma industrial (las llamadas STLA) por la que pelea. “El grupo va a decidir y va a tomar las decisiones de cada plataforma con lupa”, avisó. Y el tiempo se agota, ya que la multinacional necesita conocer el esquema de subvenciones y los plazos este mismo año.

El grupo está inmerso en un proceso de transformación, con importantes inversiones en prácticamente todas las plantas, siempre con ayuda de los países y regiones en las que se encuentran. Así sucedió en las plantas de Mangualde (Portugal), Trnava (Eslovaquia) o Kénitra (Marruecos). “Estamos en competencia con nuestro entorno”, recordó Bueno.

Tras la primera reunión –el pasado 21 de noviembre– del grupo de trabajo formado por Stellantis, el Gobierno y las comunidades autónomas para analizar las necesidades de Balaídos y de las otras dos plantas españolas (en Madrid y Zaragoza), la multinacional ha ido entregando los documentos solicitados por la Administración y se mantiene a la espera. Pero el reloj juega en contra de Vigo. “Sabemos que a principios del año que viene tiene que tomarse una decisión importante”, explicó Ignacio Bueno en relación al reparto de las plataformas industriales para vehículos eléctricos entre las distintas factorías. La de Vigo puja por la STLA Small, pensada para vehículos pequeños como el todocamino Peugeot 2008, cuya próxima generación se creará en base a ella. Para ello necesita 200 millones de euros.

Aunque “las reuniones siempre transcurren en un buen nivel de diálogo y colaboración”, el director de la planta viguesa se mostró preocupado por esa “falta de concreción”. “Tenemos que aterrizar en una propuesta que sea interesante para el grupo y que cubra las expectativas”, resumió el director de la factoría, que además comentó que Stellantis está “midiendo tres criterios” para tomar su decisión: “primero el rendimiento de la fábrica, segundo la calidad en que fabricamos y tercero las ayudas del Estado”.

Pronóstico

Como es costumbre, el acto sirvió también para conocer de boca del director la situación actual de la factoría. Ignacio Bueno señaló que tanto los problemas de escasez de componentes (microchips) como los logísticos siguen haciendo daño a la planta. Por ello, cuenta con que el próximo año necesitarán recurrir de nuevo a un ERTE. “La lógica nos lleva a pensar que el año que viene nos hará falta una herramienta para acompañar el empleo”, comentó.

Respecto a la producción, y tras haber sufrido “un montón de días de paro”, la cifra final de unidades salidas de Balaídos será inferior a los 495.000 del año pasado. “Hemos perdido entre el 15 y el 20 por ciento de lo que podíamos haber hecho si hubiéramos tenido los componentes”, lamentó Bueno, que evitó dar una cifra concreta y destacó que seguirán trabajando “hasta el último día”.

A preguntas de los medios presentes en el acto también comentó la posibilidad del tren a Bouzas. En este sentido, el director de la planta no se posicionó, destacando que el interés de Stellantis Vigo son las conexiones “con el resto de la península ibérica”.

Vigo, polo de I+D para el grupo

Los resultados de Facendo 4.0 generan 10 patentes tras casi 19 millones invertidos y apunta a exportar los desarrollos a otras fábricas

Un total de 391 técnicos e investigadores han participado en Facendo 4.0, el proyecto de I+D liderado por Stellantis Vigo y que ya lleva invertidos 18,8 millones de euros y un total de 10 patentes registradas. El director de la fábrica, Ignacio Bueno, presentó ayer por la mañana los resultados de la iniciativa, lanzada en 2020 y a la que todavía le quedan seis meses por delante. Hasta la fecha lleva 117 acciones ejecutadas, “terminadas o en proceso de finalización”, lo que supusieron 691.189 horas de investigación.

Con la participación de la Universidad de Vigo, Gradiant, CTAG, Aimen, el proyecto “está consiguiendo sus objetivos”, concretó Bueno. “Stellantis es una empresa tecnológica, no solo fabrica coches, y en este punto de transformación, que Galicia demuestre esta capacidad es muy importante”, añadió el director de la fábrica de Balaídos.

Por su parte, el vicepresidente primero y Conselleiro de Economía, Industria e Innovación, Francisco Conde, ensalzó el proyecto: “Es todo un orgullo ver cómo esto ocurre en Galicia”. En su intervención también destacó que se está “generando valor en un sector tan competitivo como la automoción y en un grupo tan competitivo a nivel interno como Stellantis” y apuntó que existe “un evidente efecto arrastre hacia el conjunto de la industria proveedora”.

Junto a Conde y Bueno también intervinieron la vicerrectora de Investigación, Transferencia e Innovación de la Universidad de Vigo, Belén Rubio; el director General de Gradiant, Luis Pérez; el director industrial de Aimen, David de Vicente, y la directora de Innovación Tecnológica en CTAG, Ana Paul.

Facendo 4.0 planea movilizar 22,3 millones, con una ayuda pública de la Xunta de Galicia (a través del GAIN) de 12,2 millones de euros.

Compartir el artículo

stats