Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Energía

La Xunta prioriza una veintena de parques eólicos de su concurso de hace 10 años

Parque eólico Montouto de Norvento

Parque eólico Montouto de Norvento Norvento

La construcción de la línea eléctrica de evacuación del parque Paxareiras II en el concello coruñés de Dumbría es uno de los últimos proyectos publicados por la Xunta para su evaluación ambiental. El tendido va hasta la subestación de Regoelle para volcar su producción con tres posibles alternativas de entre 5,9 y 7,2 kilómetros, todas con un tramo aéreo y otro subterráneo.

Suman 658 megavatios | El Consello los declaró iniciativas empresariales con derecho a una trámitación rápida el pasado 17 de junio, pero el Gobierno gallego no lo anunció

Detrás está Tasga, el grupo gallego de renovables que ahora mismo explota unos 40 megavatios (MW) de hidroeléctrica, 2 MW de fotovoltaica y acumula más de 300 MW de eólica en una fase muy avanzada de desarrollo. Y con la ventaja de que buena parte de esa cartera tendrá prioridad en la tramitación. El Paxareiras II forma parte del listado de 22 parques eólicos y sus respectivas infraestructuras de evacuación de Tasga, Naturgy, Adelanta, Norvento, Galenova y San José reconocidas por el Ejecutivo autonómico como “iniciativas empresariales prioritarias” para acelerar las autorizaciones al amparo de la ley de simplificación administrativa y de apoyo a la reactivación económica de Galicia. La inmensa mayoría de los proyectos beneficiados se remontan más de una década, pendientes todavía de construcción desde el polémico concurso eólico de 2010.

  • El bum eólico de Galicia: un año de tantos proyectos como los construidos en dos décadas

La declaración como “iniciativas empresariales prioritarias” se formalizó en el Consello de la Xunta del 17 de junio. Antes del bum renovable y de todos los movimientos que están pidiendo en la actualidad un crecimiento del sector más controlado y más vinculado al territorio, lo habitual era que el Ejecutivo regional anunciase públicamente las autorizaciones para nuevos parques. Esta vez optó por no publicitar la resolución ni en la rueda de prensa posterior, ni tampoco lo incluyó en el dosier de los temas tratados en su cita semanal.

En ella se menciona expresamente que el reconocimiento de los 22 parques para apurar su tramitación sigue los criterios establecidos en la normativa que entró en vigor a finales del pasado mes de febrero. Para los proyectos eólicos, la ley de simplificación administrativa y reactivación contempla ese estatus si están “asociados al autoconsumo industrial”. Es decir, si los promotores tienen firmado algún contrato con la producción de esas instalaciones –los llamados PPAs– para el suministro a alguna fábrica. Si no es el caso, también se contempla dar prioridad a aquellos proyectos que “supongan la creación o la consolidación de un volumen mínimo de 25 puestos de trabajo directos en Galicia, bajo la modalidad de contrato indefinido y computados a jornada completa”, que tengan una inversión superior a los 20 millones de euros o que vengan del concurso eólico de 2010 siempre que “tengan justificado la totalidad de los compromisos industriales” con los que ganaron el reparto. La norma deja claro que para acceder a la condición de “iniciativa empresarial prioritaria” es obligatorio tener permiso de conexión a la red eléctrica “firme y vigente” y con infraestructuras de evacuación “autorizadas o ejecutadas”.

  • Más del 60% de la energía consumida en Galicia son combustibles contaminantes

    La comunidad sigue muy lejos del objetivo de reducción de las importaciones fósiles por el petróleo

En esa situación están todos los proyectos incluidos en la resolución del 17 de junio, salvo tres. Figuran siete parques de Tasga con 210 MW en total; tres repotenciaciones de Naturgy para 118 MW; tres parques de Adelanta (117 MW); otros cinco impulsados por Norvento (98 MW); tres más de Galenova (86 MW); y uno de 29 MW del que es titular el grupo constructor y de servicios San José.

  • El viento barre el sistema energético de Galicia

    El histórico acelerón eólico deja a la comunidad con un 70% de su potencia eléctrica renovable

Dos de los parques incluidos, el de Outes (21 MW) y el de Monte Tourado (21 MW), ambos de Norvento, cuentan con la declaración de impacto medioambiental. Es reciente, de este año, en el que la Xunta solo emitió cuatro declaraciones para cuatro parques eólicos.

Compartir el artículo

stats