Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ni uno de los parques eólicos marinos que se tramitan en España está en Galicia

La mayoría de los 10 proyectos se ubican frente a Gran Canaria | Hay un complejo de hasta 1.000 MW en fase de consultas para cubrir el 16% del consumo de Cataluña

Una de las plataformas flotantes construidas en Navantia Fene para el parque al norte de Portugal. // EDP

El Tribunal Constitucional acabó con la discusión entre la Xunta y el Gobierno central a cuenta de las competencias para aprobar parques eólicos marinos el 16 de enero de 2014. Aunque lo de aprovechar el viento como fuente de energía frente a la costa parezca algo muy nuevo por el revulsivo de la transición energética y la ambiciosa apuesta de las autoridades europeas por la offshore, la verdad es que en España se habló mucho de ella hace años ya. Y no siempre para bien.

El Ministerio de Industria, liderado en aquel momento por el socialista Miguel Sebastián, lanzó un real decreto en 2007 para regular “la tramitación de las solicitudes de autorización de instalaciones de generación eléctrica en el mar territorial”. Al menos dos empresas, Norvento y Eufer –antigua filial de Gas Natural y Unión Fenosa–, se habían acogido al procedimiento para colocar molinos frente al litoral de Ferrolterra y la ría de Muros.

Nunca llegaron a nada porque, entre otras razones, el Ejecutivo autonómico puso el grito en el cielo y, con el aval unánime del Parlamento gallego al veto de este tipo de instalaciones, recurrió la norma en el Constitucional. ¿Cuál fue su veredicto siete años después? El alto tribunal rechazó los argumentos del gobierno gallego, “pues el territorio autonómico no se extiende al mar territorial” y, por tanto, “corresponde al Estado la competencia para autorizar instalaciones”, teniendo en cuenta “las consecuencias que produzcan en todos los ámbitos”. En la pesca está, sin duda, el impacto que más preocupaba entonces y todavía ahora, cuando la tecnología flotante entra de lleno en el futuro del mix eléctrico, de momento sin proyectos concretos en la comunidad –Greenalia e Iberdrola mostraron abiertamente su interés– con mejor recurso de la Península.

El potencial de Galicia

Solo hay otro territorio, las Islas Canarias, que iguala las condiciones de viento de Galicia para explotar la eólica en el mar. El esbozo de los planes de ordenación del espacio marítimo (POEM) son elocuentes. En la demarcación noratlántica “es posible apreciar de una manera nítida las zonas más ventosas, particularmente gran parte de la franja marítima que rodea la comunidad autonóma de Galicia, que se halla bajo la influencia de los frentes atlánticos y que presenta máximos en su vértice noroeste”, indica el documento elaborado por los ministerios de Transportes, Industria, Transición Ecológica y Pesca y las autonomías.

Falta ahora la planificación definitiva. El departamento que dirige Teresa Ribera cuenta con sacarlo a exposición pública a lo largo de la primavera, aunque en el sector energético no descartan un retraso. ¿Qué función tienen los POEM? Fijar qué usos son compatibles en el litoral, incluida la eólica offshore, y en qué condiciones.

Los proyectos en marcha

A la espera de los mapas concretos de la eólica marina en España, algunas empresas se han lanzado a tramitar parques en las costas del país. La primera en anunciarlo fue Greenalia. La compañía gallega sometió a informe de impacto el parque Gofio, formado por cuatro aerogeneradores de 12,5 megavatios (MW) cada uno con su correspondiente plataforma flotante frente al municipio de San Bartolomé de Tirajana, en la isla de Gran Canaria. La inversión supera los 114 millones de euros y es la primera de las cinco instalaciones previstas por el grupo liderado por Manuel García en la zona. Todas (Dunas, Mojo, Cardon y Guanche) con 50 MW y ancladas al fondo a profundidades de entre 61 y 62 metros.

Gran Canaria, y ese punto en la provincia de Las Palmas, tiene toda la pinta de convertirse en el epicentro de la offshore en España. Allí se emplazan también los cuatro parques (Pozo Izquierdo, Colombino, Cabildo y Alisio) de 200 MW en total diseñados por ACS a través de su filial Cobra. “La tecnología del sector ha avanzado lo suficiente para superar las dificultades técnicas”, destaca la firma, que recuerda la “referencia europea” que es Canarias en integración de las renovables porque el archipiélago, un sistema aislado, tiene que ser autosuficiente en generación de electricidad.

Modelo de parque flotante W2Power. // EnerOcean

La malagueña EnerOcean se decantó por la misma zona al sureste de la isla de Gran Canaria para sus parques Canarray I (48 MW) y Canarray II (132 MW), asentados en plataformas semisumergibles con patente propia (W2Power) que permiten una potencia unitaria de entre 10 y 12 MW. Sin salir de ahí, la alianza entre la división de renovables de EDP y la francesa Engie tramitan en Transición Ecológica el parque Gran Canaria Este, de 144 MW, y una inversión de 588 millones de euros, además de otro de 50 MW en Lanzarote.

El único proyecto para la Península en fase de consultas es Tramuntana, en pleno Cap de Creus (Girona). Su promotores, las empresas Blue Float Energy y Sener Renewable Investments, contemplan una primera planta piloto de 50 MW, a la que se sumarían otros 450 MW en una fase inicial y la ampliación posterior a 550-600 MW. El objetivo es alcanzar los 1.000 MW y una producción equivalente al 86% del consumo de electricidad de la provincia de Girona y el 16% de toda Cataluña.

Principales proyectos


1 Los cinco de Greenalia

Gofio tiene ya avanzada la tramitación. La inversión ronda los 114 millones. La compañía gallega tiene planes para otros cuatro, también en Gran Canaria.

2 Cuatro de Cobra, filial de ACS

Se llaman Pozo Izquierdo, Colombino, Cabildo y Alisio. Todos con 49,9 MW frente a Gran Canaria.

3 EnerOcean suma 180 MW

La firma malagueña contempla dos parques de 48 y 132 MW en la misma zona que los anteriores.

4 EDP y Engie: Gran Canaria y Lanzarote

La alianza de las multinacionales lusa y francesa tramita un parque de 50 MW en Lanzarote y otro de 144 MW (y 588 millones) en Gran Canaria.

5 El macroparque de Cap de Creus

Blue Float y Sener Renewable quieren colocar un complejo de hasta 1.000 MW en Girona, capaz de cubrir el 16% del consumo de toda Cataluña.

Compartir el artículo

stats