Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Sabes cuánto cuesta una batea? El alto coste del hierro y la madera dispara su precio

La incertidumbre generada con la “guerra de la mejilla” contribuye a paralizar proyectos de renovación

Vigas de eucalipto empleadas para el emparrillado de los viveros flotantes. Iñaki Abella

La aparente recuperación del sector mejillonero tras la crisis y después de lograr un histórico incremento de precios –alrededor de veinte céntimos por kilo– parece haberse quedado en un espejismo.

Es cierto que se están construyendo barcos auxiliares de acuicultura y bateas, pero desde luego, menos de lo que sería deseable.

En el caso de los viveros flotantes hay dos claves que explican la paralización de proyectos, como son la “subida brutal” del precio de materias primas como la madera y el hierro, y la incertidumbre generada por la “guerra de la mejilla”, ya que “sin un futuro garantizado, la gente no se atreve a invertir”, explican en el propio sector

El montaje del bidón de una batea para el cultivo de mejillón, en la rampa de O Cavadelo (Vilagarcía). | // IÑAKI ABELLA

También en firmas constructoras como Naval Arousa, que opera en O Cavadelo (Vilagarcía) y donde indican que si bien tienen encargos de bateas nuevas, “la gente no se atreve a invertir y no es lo mismo que el año pasado, sobre todo porque el coste no deja de subir y una batea que costaba alrededor de 51.000 euros cuesta ahora unos 85.000”.

Álvaro Otero, máximo responsable de esta empresa, confirma que “la madera y el hierro se pusieron por las nubes”, lo cual explica que el año pasado construyeran una docena de viveros flotantes y que en años previos a la crisis se contrataran “trece o catorce” en enero, mientras que ahora mismo “únicamente tengo siete bateas contratadas”, reflexiona.

18

Construcción de bateas en Vilagarcía Faro de Vigo

Y no parece probable que vayan a ser muchas más , ya que el plazo para la solicitud de subvenciones finaliza este mismo mes.

Unos 20.000 euros más, solo con el hierro

“Se ha producido una subida brutal del hierro, y solo este material supone un incremento de 15.000 o 20.000 euros por batea”, detalla este empresario arousano antes de aclarar que “estaba a 700 euros la tonelada, y ahora hay que pagarlo a 1.200”.

Pero no solo eso, sino que “la resina costaba hace apenas un año 1,8 euros por kilo y ahora cuesta 2,8 euros”.

8.000 euros en madera

En cuanto a la madera necesaria para construir el emparrillado de vigas y puntones que caracteriza a los viveros flotantes, “cuesta entre 7.000 y 8.000 euros más que antes”.

La preparación de los eucaliptos para hacer vigas de bateas, en Meaño. Iñaki Abella

En definitiva, que aunque es cierto que el precio del mejillón en origen subió ligeramente, después de permanecer históricamente anclado en tarifas a veces irrisorias, “el aumento de los ingresos no es proporcional al incremento del coste de la materia prima necesaria para construir una batea”, insiste Álvaro Otero Dios.

Álvaro Otero, en O Cavadelo.

Álvaro Otero, en O Cavadelo. Noé Parga

De ahí “que la gente no esté animada” para renovar la flota de viveros flotantes, cuya vida útil puede oscilar entre los 15 y los 25 años, dependiendo del lugar de fondeo.

En las zonas más expuestas a los vientos y las corrientes, como Aguiño (Ribeira) y Meloxo (O Grove), una batea puede aguantar unos 15 años antes de tener que ser trasladada a zonas más resguardadas, dentro de la ría, para seguir realizando su misión durante una década más.

La necesidad de modificar las subvenciones

En el sector bateeiro son conscientes de que “sin las ayudas que presta la Consellería do Mar y la Unión Europea sería imposible sostener este sector, ya que resultaría inviable construir nuevos barcos y bateas”.

Pero también consideran que “esas ayudas deben adaptarse a la realidad, pues son las mismas que en años anteriores, a pesar de que construir ahora una batea es 30.000 euros más caro que hace una o dos campañas, y aunque nos den una aportación de 26.000 euros, hay gente que no puede permitirse pagar una batea nueva”.

Compran madera para fabricar vigas

Aunque el ritmo de construcción de bateas se ha ralentizado, en Naval Arousa y su filial, Forestal Arousa, lanzan una campaña de compra de madera de eucalipto con la que hacer realidad los emparrillados.

Los interesados pueden contactar con el gerente, Álvaro Otero, en el teléfono 650 064 298.

La construcción de bateas en Moaña. Iñaki Abella

Este empresario indica que para hacer una estimación del precio que se paga por cada eucalipto hay que hacer un estudio individualizado, ya que va a depender del tamaño y forma del árbol, de la ubicación del monte en el que ha crecido, las dificultades de acceso al terreno en cuestión y de lo que cueste el transporte especial necesario para llevar la madera hasta la rampa de manipulación, entre otros condicionantes.

Al menos veinte eucaliptos para cada vivero

Para construir una batea tipo de mejillón –500 metros cuadrados de superficie– son necesarios alrededor de una veintena de eucaliptos.

De este modo se elaboran una veintena de vigas, entre ellas seis maestras, once trasversales, dos látigos y una sobrequilla.

No está de más recordar que el proceso de construcción de las bateas comienza con la selección en el monte de los árboles idóneos para elaborar el emparrillado, de lo que se ocupa la firma Forestal Arousa S.L.

Esta empresa consigue y manipula la materia prima necesaria en montes de toda Galicia, elabora las vigas y las transporta a Vilagarcía para el montaje de las bateas.

La preparación de las vigas en el monte. Iñaki Abella

Ahí entra en juego la empresa Hércules Servicios Marítimos, que con el barco “Hércules” a su cargo está especializada en la construcción, reparación y movimiento de bateas.

En este caso se encarga de remolcar desde O Cavadelo los parques de cultivo que se ensamblan en Vilagarcía para efectuar su fondeo.

Compartir el artículo

stats