Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los empresarios demandan titulados de FP que les ayuden a la transformación digital

Imagen de archivo de unos jóvenes en una de las ferias de FP Innova.

La CEG urge a la Xunta ciclos formativos de logística, comercio eléctrónico y automoción

El mundo que viene será digital. Los empresarios han interiorizado la idea, aunque para eso precisan de perfiles técnicos que ayuden a las compañías a abordar ese proceso de transformación. Esa es una de las demandas que desde la Confederación de Empresarios de Galicia trasladaron a la Consellería de Educación en un documento en donde recopilan las “Necesidades formativas del mercado laboral” y en el que concretan también ciclos específicos de FP de los que le consta demanda de trabajadores: desde técnicos en transporte y logística a auxiliares sanitarios, pasando por titulados en joyería, automoción o familias relacionadas con explotaciones agrícolas y ganaderas y ciclos vinculados con la industria alimentaria, además de panadería y pastelería, dirección de cocina o alojamientos turísticos.

El presidente de la CEG, Julio Vieites, trasladó a la Xunta la necesidad de “coordinación” entre las instituciones implicadas en la enseñanza para que la formación, reglada o no, “realmente” se adecue a las necesidades del mercado. El empresariado, entienden, también debe implicarse y de ahí sus peticiones, que incluyen una “revisión del sistema de la formación reglada”. En el caso de los campus, instan a una “mayor flexibilidad y rapidez” al lanzar y modificar titulaciones y que los planes de estudio incluyan una parte “flexible” para adaptarse con “agilidad” a las exigencias del contexto.

Aunque conceden que FP funciona de forma “más ajustada”, también ven ámbitos de mejora. Por ejemplo, insisten en impulsar la FP Dual, con todo el esfuerzo “necesario”, y eso incluye ampliar la oferta para que sea una opción “válida, real y atractiva” para el alumnado. Dado que el tejido empresarial gallego está constituido, sobre todo, por minipymes, consideran que es la Administración la que debe actuar como catalizadora porque en la práctica la FP Dual, reprochan, “no se está pudiendo aplicar en muchos sectores productivos”.

Asimismo, animan a “revisar” la FP Básica, cuyo “buen funcionamiento” ponen en duda por la baja matriculación. Defienden “reformular” el programa: “flexibilizar” el acceso –que no dependa de una propuesta del equipo docente–, ampliar la edad para que quienes plantaron las aulas sin obtener el certificado de la ESO puedan retomar su formación y “enriquecer la oferta y aumentar su atractivo”.

En cuanto a las titulaciones de FP, detectan carencias en varios frentes. Así, abogan por la conveniencia de potenciar las titulaciones de la familia de Informática y Comunicaciones, con “especial hincapié” en redes, aplicaciones web y ciberseguridad, un testigo que ya ha recogido la Xunta al plantear los másteres de FP para 2021/2022. También quieren profesionales en tecnologías 4.0 o técnicos en transporte y logística que les reclaman desde empresas y polígonos industriales.

El listado de la CEG alude a necesidades formativas específicas de técnicos en publicidad y titulaciones relacionadas con e-commerce, automoción o joyería, auxiliares y técnicos sanitarios, técnicos en servicios a la comunidad para minimizar el impacto de las situaciones de exclusión social y territorial, o en actividades físicas y deportivas en el medio natural para contribuir al aprovechamiento de los recursos del medio rural, entre otros.

Lo que no se aprende en los libros

Este mismo año, la Xunta presentaba una “Guía de habilidades blandas” con las que apelaba a “desarrollar” el talento del trabajador y “multiplicar” su valor. Y los empresarios coinciden con la necesidad de que exista una “formación y mejora” de estas destrezas que consideran “cruciales” en el mundo laboral.

Con habilidades blandas, la CEG se refiere a cualidades como trabajo en equipo, habilidades comunicativas, interpersonales, sociales, adaptabilidad, actitud positiva o responsabilidad, que enumera en su informe, pero también a habilidades no cognitivas como perseverancia, confianza, autoestima, autoeficacia, resiliencia,, empatía... Cuando aluden a la necesidad de proceder a una “revisión de la formación reglada”, incluyen expresamente el implementar programas que desarrollen estos talentos y además añaden el que mediante la enseñanza se pueda “fomentar e incrementar la creatividad, la innovación y el espíritu emprendedor” y que eso se haga “en todos los niveles de educación y formación”.

En su guía la Xunta desarrolla los conceptos de motivación, creatividad, negociación, persuasión y comunicación.

Compartir el artículo

stats