Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casi ocho de cada diez nuevas aulas creadas en un lustro en Vigo fueron para FP

Alumnas del CIFP Manuel Antonio en sus prácticas, la semana pasada en la textil Ottobosley.

Alumnas del CIFP Manuel Antonio en sus prácticas, la semana pasada en la textil Ottobosley. Alba Villar

El tirón de la Formación Profesional ya es imparable. El tejido empresarial, industrial y comercial reclama mano de obra cada vez más especializada y con un nivel de conocimiento y experiencia que les permita incorporarse a la dinámica de trabajo de forma casi inmediata. Para ello, fue necesaria una adaptación del sistema educativo a esta nueva realidad. Así, de las nuevas unidades o aulas que se crearon en los centros de titularidad pública, el 78% se destinaron a la FP, tal y como se muestra en las estadísticas el Instituto Galego de Estadística (IGE).

Mientras la ESO y Bachillerato sumaron siete unidades más, Infantil y Primaria perdieron una veintena | En 20 de los 27 ciclos ofertados,la demanda superó las plazas disponible

Estos datos reflejan el refuerzo en Formación Profesional para abarcar el aumento de la demanda, pasando de 145 unidades en 2015 (7 de Formación Básica, 52 de ciclos de Grado Medio y 86 de Grado Superior) a las 171 del año pasado (18 de FP Básica, 55 de Grado Medio y 98 para el Superior).

En cuanto a las etapas educativas de ESO y Bachillerato, el número de aulas se mantuvo más o menos estable, con un aumento de 4 y 3 unidades respectivamente. Por la contra, en Educación Infantil y Educación Primaria, el número de aulas bajó en casi una veintena, pasado de 167 a 161 en E.I. y de 360 a 350 en E.P. en la ciudad en 2020, siempre según los últimos datos del IGE.

Este aumento en el número de unidades para la Formación Profesional no puede estancarse, ya que el interés del alumnado crece año tras año. Para este curso 2020/2021, un total de 20 de los 27 ciclos que se ofertan en los 17 centros de FP de la ciudad viguesa no pudieron absorber toda la demanda, al contar con menos plazas que solicitudes.

Ciclos como Disjockey, Farmacia o Electromecánica superaban hasta un 300% la oferta en la matrícula como primera opción del alumnado. Incluso los que tenían una menor aceptación como Impresión Gráfica, Gestión Administrativa o Instalación de Comunicaciones alcanzaban la mitad de las plazas ofertadas.

“Hay que reestructurar la oferta y ganar espacios, es clave para una buena formación”

Rubén Otero - Director CIFP Manuel Antonio

decoration

Rubén Otero, director CIFP Manuel Antonio

No solo las cifras hablan por sí mismas, los responsables de estos centros también se ven desbordados ante esta demanda. “La Formación Profesional atrae, es así, y en la mayoría de los ciclos se supera la oferta de plazas con creces”, reconoce, Rubén Otero, director de uno de los mayores centros de FP de la urbe, el CIFP Manuel Antonio.

Unidades en funcionamiento

1-Treinta unidades nuevas en 5 años

La FP en Vigo ganó un total de 26 unidades en los últimos cinco años; desde 2013 la cifra se incrementa en 40, hasta alcanzar 171.

2-Caída en Educación Infantil y Primaria

Desde 2015, el número de aulas en centros públicos en Infantil bajó en seis, diez en Primaria. En Bachillerato y ESO ganaron 7 entre los dos.

3-Ampliaciones en dos CIFP de la ciudad

La Xunta incluyó en sus presupuestos para 2021 la ampliación del CIFP Valentín Paz Andrade y el Manuel Antonio por 350.000 euros.

Por ello, reclama una “reestructuración” en el sistema educativo para dotar de más plazas y unidades a aquellos ciclos o familias profesionales que cuenten con un mayor índice de solicitudes por parte de los futuros alumnos. “Hay que hacer una reestructuración de la oferta porque Vigo es una ciudad muy pujante, con una gran apuesta por la FP y también por parte de las empresas, cada vez están más implicadas y por ello FP Dual está al alza. Se necesita una ampliación de los espacios, son necesarios para una buena formación”, matiza Otero.

A este respecto, la Xunta de Galicia ya incluyó en sus presupuestos de este año para Vigo la ampliación del CIFP Valentín Paz Andrade con una partida de 50.000 euros y la también ampliación de talleres en el CIFP Manuel Antonio por valor de 300.000 euros.

Cuenta, tanto él como otros profesionales que para el próximo curso continúen aumentado estas plazas en FP, especialmente para aquellas ramas que tienen actualmente un mayor interés como son las relacionadas con los cuidados sociosanitarios. “Los ciclos que se ofertan en Vigo tienen un gran tirón; una de las grandes ventajas que tenemos desde la Formación Profesional es la adaptabilidad al sistema productivo, y en ese sentido sería conveniente la reestructuración de plazas hacia aquellos ciclos que a día de hoy tengan más demanda”, apunta el director.

En su centro, para el próximo curso, estrenarán un nuevo ciclo de especialización en Panadería y bollería artesanal , así como un segundo curso del ciclo de Química y salud ambiental, sin olvidarse de la FP Dual. “Acabamos de firmar un convenio con Pescanova para un ciclo de Elaboración de productos alimenticios; y también está previsto ofreceremos otro ciclo dual con las empresas Lonza y Zendal en Porriño”, suscribe Rubén Otero.

Nuevo curso, nuevos ciclos

Compartir el artículo

stats