Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los viejos oficios: Luis Santín Mosquera, artesano del cuero

La segunda piel

La artesanía del cuero es una tradición milenaria que sigue vigente. En la localidad coruñesa de Cambre la marca Santín lleva más de cuarenta años trabajando objetos con este material tanto con uso funcional como decorativo. Todo el proceso pasa por las manos expertas de Luis Santín, reputado maestro que mantiene vivo el oficio

13

Luis Santín en su taller de Cambre, con más de cuarenta años dedicados al oficio y algunas de las muchas piezas que elabora. Artesanía de Galicia

No se sabe con certeza cuándo o dónde empezó la artesanía del cuero, pero es indudable que tiene miles de años. Egipcios, griegos y romanos ya le daban fines prácticos como calzado o abrigo y cada cultura fue añadiendo sus propias técnicas y estilos. Hoy el cuero se sigue utilizando tanto con fines prácticos como decorativos y si hay alguien que lo sabe es Luis Santín, maestro del oficio desde hace más de cuarenta años en su taller de Cambre.

La marca creada por este artesano con su apellido puede presumir de haberse hecho un hueco propio en el mercado. Complementos (bolsos, cinturones…), regalos, bisutería… son sinónimo de objetos diseñados con amor al oficio, técnica y calidad.

Cinturones hechos por Santín. Artesanía de Galicia

Si uno de los mayores logros de crear objetos con las manos es tener productos que identifiquen al artesano que los elaboró, Santín lo ha conseguido. Otra de las características de la marca es que ha procurado acompañar las tendencias del mercado y para eso es necesario asistir a ferias, viajar y ver lo que se hace en el mundo. Con esa combinación de ideas y sensaciones se fomenta todavía más la creatividad en el oficio.

Todos los productos creados por Luis Santín trasladan la sensibilidad de su autor al diseño final. Del taller de este artesano salen juegos de mesa en cuero, bolsos, cinturones, carteras, bisutería, objetos de decoración, regalos de empresa y otras piezas de este material en las que el color es una de las características más significativas.

Las ferias son un instrumento importante para la distribución de los productos y para seguir las tendencias, para confrontarlos entre consumidores y profesionales. Además, este tipo de eventos y más aún si son profesionales, resultan un excelente altavoz del trabajo de los artesanos. Es una forma de compartir experiencias y de sentir que el sector está vivo, aparte de la oportunidad de establecer contactos que supone.

Otro punto de encuentro ineludible es internet, donde está la tienda online (santincuero.com) y las redes sociales, una ventana abierta al mundo para conocer los trabajos de Luis Santín. En la web se puede comprar directamente, así como personalizar diseños. Y si algo atestigua la calidad de lo hecho a mano es su resistencia al paso del tiempo. Dice Luis que los objetos que venden envejecen formando parte de la vida de sus clientes. Cinturones, carteras o bolsos eternos que si algo saben es de sostenibilidad, palabra de moda que la artesanía ha hecho suya desde siempre.

Compartir el artículo

stats