Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xunta e industria del mar apelan a la “vía portuguesa” para poder acceder al Perte

El país lanzó 705 millones para descarbonizar la industria e incluye a las transformadoras de pescado | Rosa Quintana acusa al Gobierno de dejar sin los apoyos a las empresas

Trabajadoras en una conservera en Cambados. Iñaki Abella

El año pasado, las principales pesqueras gallegas, casi una veintena, superaron los 4.500 millones de euros de volumen de negocio, como publicó FARO. Son grandes empresas del sector, principalmente de Vigo y su área, acostumbradas a invertir en el extranjero, pero también en casa. Para ello, acostumbran a apoyarse en los programas lanzados desde la Administración, principalmente en materia de I+D, de eficiencia energética o de reducción de huella medioambiental. Como en el resto de la industria, los llamados fondos COVID supusieron una inyección de ilusión, pero su exclusión del Perte Agroalimentario cayó como un jarro de agua fría, como ilustraron el martes las patronales de las empresas transformadoras (Conxemar) y de la conserva (Anfaco). Sin embargo, ayer la Consellería do Mar sembró la polémica, acusando directamente al Gobierno, y no a Bruselas, de dejar a estas empresas sin estos fondos. De hecho, puntualizó que otros países, como Portugal, sí incluyen a su industria del mar en los Next Generation más allá de los apartados de I+D. De hecho, el país vecino ya lanzó una convocatoria de 705 millones de euros para “descarbonizar la industria” e incluye, expresamente, a las empresas de transformación de pescado y marisco.

El comunicado conjunto (algo nada habitual) de ambas patronales puso sobre la palestra lo avanzado por este periódico el pasado 8 de julio. La exclusión de la industria del mar de estos fondos más allá de las convocatorias centradas en I+D+i amenaza con paralizar grandes inversiones previstas por las firmas, que ya habían comenzado a perfilar sus proyectos para presentarlos a las convocatorias.

Ayer, el propio delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, insistió durante una visita a la factoría de Jealsa que ya se comunicó al sector “el pasado mes de junio que existe una normativa europea” que hay que cumplir en el reparto de estos fondos y que imposibilita que accedan al Perte Agroalimentario. Se refiere al Reglamento (UE) 651/2014, de 2014, que define la compatibilidad de ayudas en el mercado interior y que dejaría fuera a la pesca y acuicultura de los Next Generation. Por ello, Miñones sugirió a las empresas aprovechar los fondos de innovación. “Es una partida muy importante en la que el sector mar-industria tiene que apostar en el medio y largo plazo”, recalcó.

Sin embargo, horas antes la conselleira del Mar, Rosa Quintana, acusaba directamente al Gobierno de dejar al sector sin los apoyos. “Sinceramente creo que no es un criterio de la UE, que es del Gobierno del Estado”, indicó en una visita a Moaña, “de hecho en Portugal sí entienden que la industria de la transformación de pesca puede ser beneficiaria y están tramitando ya los proyectos”.

Así, el Gobierno de António Costa lanzó ya alguna importante convocatoria en la que entran este tipo de empresas. En concreto, el Plano de Recuperação e Resiliência (PRR) luso incluye un plan para “descarbonizar la industria” dotado con 705 millones para mejorar la eficiencia energética o instalar placas solares. En su redactado, las firmas que se pueden beneficiar pueden ser “de cualquier tamaño o forma jurídica” y de varios sectores dentro de la Clasificación Portuguesa de Actividades Económicas, incluyendo las de la categoría C, de transformación, en la que figuran las empresas de “preparación/conservación de productos de la pesca y de la acuicultura”.

De hecho, según ha podido saber este medio alguna empresa gallega ya ha recibido ayudas de los fondos COVID para su factoría en Portugal.

El caso portugués

  • 1. El plan del Gobierno luso

    El Plano de Recuperação e Resiliência (PRR) de Portugal abarca unos objetivos similares al español, hacia la transición energética, digital y la resiliencia.

  • 2. Fondos también para la pesca

    La pesca está presente en el plan luso y, como España, destina fondos a la pesca, en este caso para actualizar e invertir en la flota pesquera (21 millones).

  • 3. Descarbonizar la industria

    Otro de sus pilares, dotado con 750 millones, pasa por descarbonizar la industria. En este sentido, las firmas transformadoras sí pueden optar.

Compartir el artículo

stats