Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

El Cangas aprueba su presupuesto más ambicioso, que supera los 500.000 euros

La cuota de socio individual se fija en 105 euros y el abono familiar en 150

Un momento de la asamblea del Balonmán Cangas celebrada ayer en la sede de la antigua agraria. Gonzalo Núñez

La asamblea de socios del Balonmán Cangas-Frigoríficos del Morrazo aprobó ayer su presupuesto más ambicioso de los últimos años, que rebasa los 500.000 euros. Unas cuentas ambiciosas y al mismo tiempo “realistas”, tal como defendieron desde la directiva. Supone un aumento de más de 100.000 euros con respecto a la campaña 2021/22 y la intención del club es que no sea el último. “Tenemos que caminar hacia un presupuesto de hasta 700.000 euros en los próximos años si queremos que el equipo siga siendo competitivo en Asobal”, afirma el presidente del Cangas, Alberto González.

El club cerró la última temporada con sus cuentas totalmente saneadas y al día. El Cangas comenzaba con un déficit de casi 62.000 euros, debido a los efectos de la pandemia, a la suspensión de la competición a mitad de la liga 2019/20 y a las restricciones de la 2020/21. Aún así, la entidad canguesa fue capaz de concluir la liga 2021/22 con un superávit de 37.000 euros.

A partir de estos números comenzó a articularse el nuevo presupuesto que viene con algunas novedades importantes. Una de ellas es la equiparación de los carnés de socio, que pasarán a costar 105 euros en el caso de los abonos individuales y 150 en el familiar. La temporada pasada a los socios que durante la campaña 2020/21 retiraron el carné de simpatizante se les mantuvo un precio de 95 euros, mientras que el resto tuvieron que pagar 105 euros. Ahora se igualan las cuotas para intentar aumentar los ingresos del club, algo imprescindible para garantizar su viabilidad económica y asegurar la competitividad del equipo. Pese a este aumento las tarifas del Balonmán Cangas están entre las más bajas del balonmano de élite. “Había algunos clubes que estaban en División de Honor B con una cuota de socio individual de 120 euros y en Asobal prácticamente ningún abono familiar baja de los 200 euros”, ponían como ejemplo ayer desde la directiva.

Otra de las novedades aprobadas ayer es la creación del “Día del club”, una figura presente en otros deportes y equipos. Serán dos fechas en las que los abonados tendrán que abonar un suplemento de 10 euros y los encuentros elegidos son la visita a O Gatañal del F.C.Barcelona y el derbi contra el Cisne, que regresa este año a Asobal.

Estas medidas se vinculan además con los cambios legales a los que debe hacer frente el Balonmán Cangas-Frigoríficos del Morrazo, que suponen un aumento en el capítulo de gastos que no se puede esquivar. Por un lado, está la profesionalización de Asobal. Y, por el otro, las obligaciones impuestas por la reforma laboral, que conllevan un aumento en el gasto de salarios y en las cuotas de la Seguridad Social.

Seguridad Social y salarios

Alberto González explicaba ayer durante la asamblea, celebrada en la antigua agraria de Cangas, que los pagos a la Seguridad Social se incrementaron en más de 20.000 euros durante los dos últimos años, hasta llegar a los 55.000 previstos para la próxima liga. La nueva legislación laboral y la subida en el salario mínimo interprofesional redundan en un aumento en los costes salariales: en la temporada 2021/22 este capítulo supuso 194.000 euros, mientras que para la campaña 2022/23 se eleva hasta los 260.000 euros. “También es verdad que este año tendremos un jugador más en la plantilla: se marcharon tres [David Iglesias, Dani Fernández y Carles Asensio] y llegaron cuatro [Juan del Arco, Rares Fodorean, Mario Dorado y Gaby Chaparro]”, apuntaba González. A ello se une que las renovaciones acordadas con los jugadores que prorrogan o amplían su relación contractual con el Frigoríficos tuvieron que ser al alza. “No podemos competir contra las ofertas que llegan desde Francia o Alemania, pero tenemos que intentarlo con las de España”, defienden desde la directiva del Balonmán Cangas.

Recuperación de la masa social y más patrocinios

El balance anual de la directiva incluyó el agradecimiento a los socios y aficionados, cuyo apoyo volvió a ser clave para que el Frigoríficos lograse de manera holgada la salvación. “Recuperamos la masa social e incluso se aumentó con respecto a antes de la pandemia, con 1.200 abonados”, explicaban Alberto González y el tesorero del club, Orlando Galiñanes.

Uno de los objetivos que se marca el club para la próxima temporada es negociar un incremento en las subvenciones y captar nuevos patrocinadores. Para ello, al organigrama del Cangas se unirá una persona dedicada específicamente a la búsqueda y gestión de nuevos patrocinios para la entidad y así poder afrontar el aumento en el presupuesto.

El papel de la base y de los “sponsor”

El balance deportivo no se limitó solo al papel del equipo de Asobal, sino también a la base y al Luceros. La temporada fue más que satisfactoria para las categorías inferiores, con varios equipos clasificados para los sectores nacionales y uno de ellos, las chicas juveniles del Salón Avilés Cangas, se quedaron a las puertas de las medallas en el Campeonato de España. La asamblea del Balonmán Cangas quiso tener ayer una mención y agradecimiento especial a los comercios y establecimientos que patrocinan a los equipos de la base del club. Una relación formada por Tecnosat, Pizzería Baratto, Óptica Studio, Talleres Lontreira, Tapería dos Chata, Peluquería Bruno Rock, Pandería Buenas Migas, Vitaldent, Salón Avilés, Rodeiramar y Talleres Automanía.

Compartir el artículo

stats