Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

balonmano - Asobal

El Cangas aprueba un presupuesto de 465.000 euros y prevé recuperar ingresos

Un momento de la asamblea de ayer, en el Concello.

Un momento de la asamblea de ayer, en el Concello. Gonzalo Núñez

La asamblea del Balonmán Cangas aprobó ayer por unanimidad un presupuesto de 465.000 euros en el capítulo de ingresos y de 404.000 euros en el de gastos para la temporada 2021/22. El club cerró la pasada campaña con un déficit de 61.800 euros debido a las consecuencias derivadas del COVID-19 y prevé recuperarse con una subvención, ya anunciada, por parte de Consejo Superior de Deportes (CSD). Esa ayuda se situará en torno a los 60.000 euros.

Así lo explicó ayer el presidente del Cangas, Alberto González, en la asamblea que finalmente se celebró en el salón de plenos del Concello. La mengua en los ingresos por parte de la entidad está directamente relacionada con el impacto del COVID: prácticamente la mitad de los socios no renovó su carné por el socio simpatizante, lo que supuso 42.000 euros menos en ingresos; las limitaciones de aforo en O Gatañal supusieron 13.000 euros menos en taquilla; y no se pudo recaudar nada en concepto de cantina y bingo, que habitualmente suponían unos 15.000 euros a final de temporada. La directiva quiso agradecer la ayuda del principal patrocinador, Frigoríficos del Morrazo, y del exconcejal de Deportes, Eugenio González, que “nos facilitaron contactos con nuevas empresas y nos abarataron los gastos en viajes”.

El capítulo de ingresos para la campaña 2021/22 prevé un aumento en la partida de subvenciones, que de 112.000 euros pasa a 180.000 debido a la ayuda comprometida por el CSD para ayudar a los clubes de Asobal. Los gastos se reducen ligeramente con respecto a la anterior temporada porque la liga recupera su formato de 16 equipos en lugar de 18. Eso significa dos desplazamientos menos y un ahorro en gastos de arbitraje.

La previsión es ingresar 160.000 euros en patrocinios y que las cuotas de socios supongan hasta 60.000 euros. Eso significaría doblar los casi 30.000 de la pasada temporada. Desde la directiva se solicitó de nuevo la implicación de la masa social del Balonmán Cangas, recordando que “el club es propiedad de los socios”. El año pasado no se podía garantizar el acceso a todos los abonados debido a las restricciones y limitaciones impuestas por la pandemia y el aforo máximo del que se pudo disfrutar en O Gatañal fue de 300 espectadores. “Pero solamente en el último partido de liga, ante Guadalajara, se vendieron todas las entradas. En el resto siempre sobraron localidades”, lamentó la directiva.

Premio para la fidelidad de los socios

Durante los primeros días de agosto el Balonmán Cangas tiene previsto abrir una oficina en el casco histórico para que los socios puedan retirar sus carnés y las personas que lo deseen puedan tramitar su abono. Este año aquellos aficionados que se mantuvieron fieles al club tendrán un pequeño reconocimiento. “Todas las personas que la temporada pasada tramitaron el carné de socio-simpatizante [que costaba 40 euros] mantienen su antigüedad y el precio para este año será el normal, de 95 euros para el carné individual y 130 para el familiar”, explicaron el presidente y el tesorero del Cangas, Orlando Galiñanes. Quienes el año pasado no tramitaron su abono pierden el número que tenían asignado y esta temporada tendrán que abonar un recargo, aún por cuantificar. La directiva canguesa recordó ayer ante los socios que esta medida fue acordada en la asamblea celebrada hace casi un año en O Gatañal antes del inicio de la temporada 2020/21.

Compartir el artículo

stats