Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Filosofía y arte en tiempos perplejos

Quince ponentes debaten en la 39 Semana Galega de Filosofía sobre el arte en una edición que cuenta con pintores, escritores, dibujantes, diseñadores...

Aistentes a la inauguración de la 39 Semana Galega de Filosofía. | // RAFA VÁZQUEZ

“Tenemos la suerte o el infortunio de vivir la época más acelerada de la historia humana. Es por eso que en esos cambios tan acelerados, rápidos y radicales, todos somos cada vez más desorientados o, como decía Maimónedes, perplejos”. El filósofo Francisco Jarauta evocaba la extrañeza del erudito sefardí para resumir el pulso de nuestros tiempos al inaugurar la Semana Galega de Filosofía (SGF), que dedica su 39 edición al arte.

Para reflexionar sobre este tema, y a mayores de especialistas de distintas universidades y centros de investigación, convoca a escritores, pintores, autores de cómic o músicos. Los quince ponentes “son representantes del mundo de las artes, no solamente filósofos”, recuerda Alexandre Cendón, presidente del Aula Castelao, organizadora del simposio. La idea es que expongan su propia experiencia sobre temas diversos como las transformaciones en el canon del arte, qué implica la hegemonía de algunas disciplinas, la influencia del mercado, la presencia o ausencia de la política en el arte…

Tras agradecer el esfuerzo de los patrocinadores (Concello, Universidad de Vigo, Xunta y Diputación), al dar la bienvenida a los congresistas Alexandre Cendón trasladó este reconocimiento a los cientos de asistentes a los actos organizados durante décadas por la entidad cultural que encabeza, que este año cumple 40 años. “Es una conmemoración importante para nosotros”, recordó, en la que este equipo de profesionales se propone “dar continuidad al trabajo que lleva realizando el Aula todos estos años” y seguir “acercando la filosofía a la gente” .

Por su parte, la vicerrectora de la Universidad de la Universidad de Vigo Eva María Lantarón recordó a los asistentes que el de Pontevedra “es el campus de la creatividad, por lo que el tema de esta Semana de Filosofía es muy adecuado”. Agradeció “tantos años de colaboración” entre la institución académica y el Aula Castelao, impulsora de “un encuentro nacional e internacional que es un privilegio que pueda celebrase” en la Boa Vila.

La Universidad, añadió, “tiene que colaborar con actos que dan visibilidad a la filosofía, a la cultura, es necesario que estemos ahí”. También agradeció el apoyo del Aula Castelao en la próxima Semana de la Creatividade ya que “gracias a ella vendrán grandes filósofos”.

La vicerrectora de la Universidad de Vigo, el alcalde y el presidente del Aula Castelao. | // RAFA VÁZQUEZ

El alcalde, Miguel Fernández Lores, encabezó la inauguración y felicitó al Aula Castelao por su “vitalidad increíble” al cumplir cuatro décadas. Con respecto a Pontevedra, destacó que “queremos seguir siendo sede de eventos como ése que crean pensamiento” y recordó que el arte “es un campo adecuado” para celebrar los debates “después de los últimos años en los que la cultura nos abrió ventanas cuando las calles estaban cerradas“.

La SGF mantiene su esquema habitual con sesiones de mañana, de contenido más estrictamente filosófico y que ayer corrió a cargo de Francisco Jarauta; de tarde, centradas en los temas más vinculados a Galicia y en la que intervino la arquitecta María Novas con la conferencia “Arquitectura e xénero: sobre a xerarquía de valores na produción de espazos para a vida”, y de noche, de carácter más divulgativo.

En este 2023 el primer invitado a esta última sesión fue el artista Frances Torres, un autor cuya obra está presente en distintas colecciones del mundo y que ha protagonizado exposiciones en instituciones como el Museo Reina Sofía, Massachusetts Institute of Technology, List Visual Arts Center, Queens Museum o el Herbert F. Johnson Museum of Art de Nueva York, donde reside desde los años 70.

El artista Frances Torres cerró la jornada inaugural. Criticó que "el mundo del arte por un lado abraza el inconformismo y la transgresión, como siempre de boquilla, mientras que la profesión no se mueve un ápice” y el único amo es el mercado

decoration

El artista se centró en dos de sus piezas más recientes “porque es la manera más práctica de explicar las cosas”, ambas creadas “en circunstancias muy especiales”. Reconoce que tras medio siglo “en este negocio tan raro”, ironiza, se siente bien acompañado “porque tiene 40.000 años de historia contrastable”, en cambio a medida que ha ido trabajando, “envejeciendo, y con todas las cosas que han pasado, es ahora cuando más preguntas difíciles de contestar tengo” sobre su propia actividad.

Ya no está tan seguro, añade, de cuál es la utilidad social del arte, ”si sirve para algo más que para generar dinero a Sotheby’s y Christie’s. El mundo del arte por un lado abraza el inconformismo y la transgresión, como siempre de boquilla, mientras que la profesión no se mueve un ápice” y el único amo es el mercado.

Compartir el artículo

stats