Bueu lleva en octubre a pleno su presupuesto más alto de su historia, que supera los 7 millones

Supone un aumento de 225.000 euros con respecto al actual | El ICIO y la participación en los tributos del Estado tiran de los ingresos

La reunión de la comisión informativa especial de cuentas celebrada esta semana. |   // FDV

La reunión de la comisión informativa especial de cuentas celebrada esta semana. | // FDV / david garcía

El Concello de Bueu volverá a esperar al último trimestre del año para aprobar sus presupuestos municipales, algo que en esta ocasión puede justificarse por las elecciones municipales del pasado mes de mayo. Si se cumple el plan de trabajo del actual gobierno bipartito BNG-PSOE el documento se someterá a aprobación plenaria en octubre y sería el presupuesto más alto en la historia del municipio, por encima de los 7,1 millones de euros. Una cifra que supone un aumento de 225.000 euros con respecto a las cuentas de 2022.

El nuevo concejal de Facenda del ejecutivo bueués, Xosé Leal, confirma que los presupuestos que se prevé llevar a pleno el próximo mes se corresponden con el actual ejercicio 2023 y una vez aprobados se comenzaría a trabajar en los de 2024, para que puedan entrar en vigor en los primeros meses del nuevo año.

El incremento en el capítulo de ingresos puede explicarse fundamentalmente por dos vías. En primer lugar por un aumento en el capítulo de participación en los tributos del Estado, que en 2022 fue de 2.766.000 euros y que en este 2023 supera los 2.851.000 euros. “En los últimos meses hubo una liquidación por este concepto relativa a la participación del año 2021 y nos corresponden 110.000 euros a mayores”, explica Leal.

En el capítulo de impuestos directos destaca la previsión de aumentar la recaudación en el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras, conocido como ICIO. Un estirón que se vincula a la reactivación del sector urbanístico y de la construcción en el municipio. En las cuentas de 2022 este apartado ascendía a 150.000 euros y ahora se estima una recaudación de 200.000 euros. En el caso del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) e Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) no se prevén cambios, con 1,8 millones y 200.000 euros respectivamente.

En el apartado de gastos se prevé una reducción en el capítulo referido a las transferencias a la Mancomunidade do Morrazo, que se estima en unos 100.000 euros. Esta disminución se vincula a que en los últimos años se pudo resolver “desfase estructural” que había en los pagos al ente supramunicipal. El Concello de Bueu es el único de la comarca que sigue abonando el canon a Sogama a través de la Mancomunidade y habitualmente pagaba ese importe a año vencido. “Fuimos capaces de regularizar esa situación y ahora pagamos dentro del mismo año, salvo que alguna factura de los últimos meses se presente ya en el ejercicio siguiente. En ese caso habría que recurrir a n reconocimiento extrajudicial de deuda”, admite Leal.

El apartado de gastos incluye también los capítulos de las subvenciones a clubes deportivos y asociaciones culturales. El concejal de Facenda avanza que el próximo miércoles mantendrá una reunión con todos los colectivos para hablar de las bases del año 2022 y de los cambios que se quieren introducir para intentar simplificar y agilizar la tramitación de estas convocatorias.

[object Object]

La tramitación de los presupuestos municipales incluye una reunión con la mesa general de negociación, en la que están representados los sindicatos. Desde el ejecutivo local avanzan que la aprobación de las cuentas municipales para 2023 conllevarán cambios en la Relación de Postos de Traballo (RPT) aprobada hace un año y medio. Una de las modificaciones tiene que ver con la situación laboral de tres personas con la consideración de personal fijo discontinuo y con contratos de seis meses. La previsión es que pasen a ser personal laboral fijo. En otro caso se planteará ampliar la jornada laboral de un auxiliar administrativo que se encuentra a tiempo parcial.

Una de las novedades más importantes es la dotación de una nueva plaza dentro de la RPT y que estaría adscrita al departamento de Secretaría Municipal. Se trata de incorporar a un técnico de la administración general con perfil jurídico, que se encargaría de los procesos de licitación y redacción de los pliegos de contratación pública. De esta manera se espera agilizar estos procesos, que en la actualidad se ralentizan debido a la carga de trabajo del departamento de Secretaría.