Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito de Bueu aprueba con sus votos una RPT que para el PP nace “cogida por los pelos”

Un momento de la sesión plenaria celebrada ayer en el Centro Social do Mar de Bueu. | // FARO

El Concello de Bueu ya dispone de la primera Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de su historia. Así es después de que el bipartito formado por BNG y ACB apoyase con sus votos en el pleno de ayer la aprobación definitiva del documento ante las dudas expresadas por el Partido Popular acerca de la legalidad del mismo. El principal grupo de la oposición se pronunció en contra en una sesión plenaria celebrada en el Centro Social do Mar a la que no acudieron los dos ediles del PSdeG-PSOE.

El alcalde, Félix Juncal, fue el encargado de presentar una RPT nacida para “contar con marco de seguridad jurídica” así como para “actualizar la situación económica y hacer justicia con el personal”. Recordó que salía de un proceso largo y que, lejos de tratarse de algo estático, “es un documento vivo, que incluso se puede actualizar cada año perfectamente”.

La portavoz del PP, Elena Estévez, abrió las hostilidades al manifestar su sorpresa por la veintena de alegaciones presentadas –y rechazadas– y deslizar una crítica a la Alcaldía “porque decía que no podía llevar a pleno la RPT por no tener los informes jurídicos y cuando la trae lo hace con informes negativos”, una cuestión que obligaba al pleno a levantar los reparos técnicos. “Al gobierno le da igual lo que se refleja en ese informe de 35 folios”, afirmó. Estévez fue más allá al subrayar que el documento “no se sustenta legalmente” y echó en falta que la empresa redactora, Galivalia, no hubiese emitido un informe sobre las alegaciones. “Hizo uno para contrarrestar los informes municipales negativos y ahora no se le pide. No sé si será porque no se quiere hacer cargo de esta RPT”, señaló.

“No es el documento del alcalde ni del gobierno, es el aprobado por el personal”, dijo Félix Juncal

decoration

La líder de los populares de Bueu recordó al grupo de gobierno que “no es momento de echar cohetes, sino de esperar”, en referencia al recorrido judicial que podría tener un expediente “que no va a acabar aquí, porque todos sabemos que se pueden plantear recursos contencioso-administrativos por parte de cualquier funcionario. Habrá que ser prudentes y esperar”. En todo caso, subrayó que “todos quieren la RPT, es algo necesario, pero esta RPT está cogida por los pelos”.

En su alegato apuntó asimismo que le parecía “un atrevimiento” traer a pleno un expediente de la magnitud de este y levantar los reparos. “Los informes técnicos están para algo, y si avisan de que no se ajusta a la legalidad...”, afirmó, preguntándose además “qué argumento legal podemos tener en caso de ir al Juzgado”.

El vicealcalde y portavoz de ACB, Julio Villanueva, defendió que el documento había sido consensuado por una amplia mayoría de trabajadores y acusó al PP de que “a lo mejor quiere seguir en precario. Otras cosas las quieren para ayer, pero aquí dicen que hay que esperar. ¿Cuánto, un año, 20 años?”, y acabó sentenciando que “más vale un mal acuerdo que un buen pleito”.

“La RPT es necesaria, pero esta no se sostiene legalmente”, acusó Elena Estévez

decoration

Félix Juncal intervino entonces para acusar a Estévez de no querer aprobar el documento. “Está reconociendo que si fuese alcaldesa de Bueu no habría RPT”, dijo, y aclaró que si no se pidió informe externo a la empresa redactora fue por indicaciones de Secretaría, algo que posteriormente fue matizado por Estévez al señalar que su afirmación partía del propio informe técnico, “en el que Secretaría e Intervención echan en falta el informe de la empresa. No es algo que diga yo, está escrito”. El regidor subrayó que esta “no es la RPT del alcalde ni del gobierno municipal, es la que se negoció durante seis años y se aprobó por unanimidad por el personal”. Y espetó a la portavoz del PP: “Usted solo tiene que decir si quiere que Bueu tenga RPT o no”.

Estévez recogió el testigo para recordar que “la aprobación de la RPT no depende del PP porque ustedes tienen mayoría. El problema no es votar, sino aplicarla después. La RPT es necesaria, pero esta no se sostiene legalmente”, sentenció. La votación finalizó con los votos a favor de BNG y ACB y en contra del Partido Popular.

Compartir el artículo

stats