Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueu aprueba sobre la bocina sus presupuestos y presentará en “semanas” los del año 2022

Un momento de la sesión plenaria de ayer, en la que se aprobaron los presupuestos. | // SANTOS ÁLVAREZ

Aprobar los presupuestos municipales con el ejercicio prácticamente acabado o sobre la bocina, en jerga deportiva, va camino de convertirse en una tradición en el Concello de Bueu. El pleno aprobó ayer las cuentas correspondientes a 2021 cuando quedan poco más de dos meses para que finalice el año, algo que volvió afear la oposición durante el debate plenario en el Centro Social do Mar. Fue un debate monopolizado por el alcalde, Félix Juncal, y la portavoz del PP, Elena Estévez, y durante el que el regidor aseguró que en cuestión de “semanas” está previsto presentar los presupuestos de 2022.

Las cuentas de este ejercicio–que ascienden a 6,6 millones de euros– salieron adelante con el voto favorable de los dos grupos del gobierno local –BNG y ACB– y con la postura en contra del PP, mientras que ninguno de los dos ediles del PSOE pudo estar presente en una sesión plenaria que se celebró a las diez de la mañana. Desde el PP reprocharon que el documento aprobado ayer “más que un presupuesto es una liquidación presupuestaria o una cuenta general”. La portavoz popular, Elena Estévez, recordó que aún tiene que superar una exposición pública de un mes y en caso de que haya alegaciones deberá regresar al pleno, con lo que entraría en vigor prácticamente en diciembre.

El alcalde justificó que la decisión de presentar a estas alturas las cuentas municipales se debe a la recomendación de los técnicos y a un “criterio de prudencia” para dar cabida al coste del Servizo de Axuda no Fogar (SAF) y al contrato de gestión tributaria.

El alcalde, Félix Juncal, en el pleno de ayer junto a la secretaria e interventor municipal. Santos Álvarez

Desde la oposición centraron sus críticas en la ausencia de partidas para compensar los efectos de la pandemia, que no se tuvieron en cuenta ninguna de las aportaciones formuladas ya para los presupuestos de 2020 y que no se especifica a cuánto asciende el gasto de la piscina municipal, que funciona de manera gratuita para los vecinos desde finales de marzo. Estévez hizo especial hincapié en la demora que acumula la aprobación del plan de bonos para ayudar al comercio local. “En noviembre del año pasado presentamos una moción al respecto y votaron en contra porque decían que ya estaban trabajando sobre eso. Pero mientras otros concellos ya pusieron en marcha esos bonos más de una vez en Bueu seguimos esperando. No nos engañan a nosotros, sino a la ciudadanía”, reprochó en su intervención Elena Estévez. La portavoz también puso en duda el discurso de que el Concello mantiene congelados los impuestos municipales y se refirió al caso del IBI, cuyo padrón sube en casi 400.000 euros por una regularización del Catastro avalada desde la Alcaldía.

Por su parte, Félix Juncal tildó de “contradictorio” y “demagógico” el discurso del PP y puso en valor que “estos son los primeros presupuestos que se aprueban sin deuda financiera”, en contraposición a la deuda que acumulaba el Concello en 2007, que según Juncal se situaba en los 2 millones de euros. Al mismo tiempo, instó al PP a votar a favor de los presupuestos puesto que incluyen las bases para un plan de ayuda al comercio local de 200.000 euros, que se financiará con cargo a fondos municipales y del Plan Concellos de la Diputación.

La portavoz del PP de Bueu, Elena Estévez, durante el pleno de ayer. Santos Álvarez

Acusaciones de doble discurso por la “extorsión” de la Xunta

A lo largo del debate plenario, Félix Juncal esgrimió un argumento empleado en ocasiones previas: el traslado de servicios y competencias de titularidad autonómica a los ayuntamientos. “La Xunta extorsiona a los concellos y se financia a nuestra costa trasladándonos competencias que le son propias”, insistió el alcalde. Volvió a poner como ejemplo el caso del SAF, para el que “cada año tenemos que aportar más fondos”.

Por su parte, Estévez reprochó al regidor un doble discurso. Por un lado, le criticó por hablar de “extorsión” en los plenos y luego, en actos oficiales, de su disposición a costear actuaciones que le corresponderían a la Xunta de Galicia. Puso como ejemplo la visita de este lunes de la presidenta de Portos de Galicia, Susana Lenguas, y al ofrecimiento municipal para el convenio de mantenimiento de la Avenida Montero Ríos. “Tiene usted un discurso para el pleno y otro para los actos oficiales”, resumió Estévez.

Por su parte, Juncal a su vez habló de “respeto y lealtad institucional”. Antes de acabar la sesión plenaria, Juncal volvió sobre las ayudas al comercio y a la hostelería y acusó al PP de “mentir” cuando aseguraba que no hubo ayudas al sector. El regidor aseguró que hubo entregas de material a los negocios y que el año pasado se aprobó una modificación fiscal para suprimir el pago por ocupación de la vía pública por parte de las terrazas, además de defender que en los presupuestos aprobados inicialmente ayer se incluyen las ayudas directas al sector del pequeño comercio.

Compartir el artículo

stats