Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UVigo concova 111 plazas de profesorado y hará funcionarios a 254 trabajadores laborales

La mayor oferta de plazas de la historia

La Universidad de Vigo lanza la mayor oferta de empleo público de su historia con una convocatoria de 111 plazas que le permitirá agotar las bolsas de acreditados a profesor titular y catedrático, en las que llegaron a acumularse 235 aspirantes. En su sesión de ayer, el Consello de Goberno también autorizó la funcionarización del personal laboral fijo de administración y servicios, un acuerdo del que se podrá beneficiar el 71% de este colectivo, es decir, un total de 254 de 355 empleados.

La convocatoria agota las bolsas de acreditados a catedráticos y titulares, que llegaron a contar con 235 personas | El Consello de Goberno de la UVigo también aprueba la funcionarización del PAS laboral para el 71% del colectivo

La nueva Oferta de Empleo Público (OEP) para docentes incluye 56 plazas de profesor titular, 32 de catedrático y 23 de contratado doctor. El progresivo aumento de la tasa de reposición, que llegó a ser del 10% entre 2012 y 2014, y que actualmente se sitúa en el 110%, permitió a la UVigo incrementar el número de incorporaciones de forma progresiva en los últimos años, pero la convocatoria aprobada ayer triplica la de 2016 (33 plazas) y dobla la de 2020 (64).

El vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado, Manuel Ramos, incide en la liquidación de las bolsas de acreditados, un objetivo y una promesa del actual equipo de gobierno desde su llegada al Rectorado en 2018.

“Cuando aprobamos nuestro plan, hicimos las listas y se fijaron los criterios, había 181 personas. Y durante estos tres años, aunque se fueron sacando plazas, se sumaron otras 54, lo que suma 235 en total. Con la oferta que acabamos de aprobar, se vacían las listas de titulares y catedráticos y solo quedarían 11 interinos pendientes para la próxima OEP. Todos ellos, con menos de dos años de antigüedad, de forma que también cumplimos nuestro objetivo de que ninguna interinidad supere los tres años”, explica Ramos.

Por su parte, la gerente de la Universidad de Vigo, Raquel Souto, también mostraba ayer su satisfacción por el acuerdo de funcionarización del PAS laboral. “Estamos contentos porque es beneficioso. Ya son personal fijo, pero podrán acceder a una mayor estabilidad y seguridad, sus condiciones retributivas se homologarán a las de los funcionarios y aumentarán sus posibilidades de promoción y carrera”.

Por todo ello, la institución confía en que la mayoría del personal implicado acceda a la funcionarización. “Es algo voluntario, pero nuestra intención es que la participación sea elevada. De hecho, que se haya acordado de forma unánime demuestra que hay interés. En un primer momento, se beneficiará el personal laboral fijo que ya aprobó una oposición. Y después las plazas que se saquen en OEPs ya serán de personal funcionario. Es una buena medida”, subraya Souto.

La gerente destaca la buena relación con los sindicatos: “Desde que me incorporé en 2018, las negociaciones con la parte social han sido satisfactorias. Todos tenemos que ceder y es difícil, pero llegar a un acuerdo como éste demuestra que se actúa con confianza y lealtad”.

Durante la sesión de ayer, los representantes sindicales de PDI y PAS  hicieron, en rasgos generales, una valoración positiva de las dos medidas alcanzadas por la UVigo, aunque también apuntaron al excesivo número de profesores asociados y mostraron su disconformidad con la relación de puestos de trabajo.

Asimismo, el Consello de Goberno dio luz verde a las memorias para las solicitudes de verificación del grado y el máster en Inteligencia Artificial y del máster en Enseñanza de Español como segunda lengua extranjera o segunda lengua. Además, la vicerrectora Maribel Doval dio a conocer las líneas básicas de la Memoria de Responsabilidad Social de la Universidad en 2020. Y el rector Manuel Reigosa adelantó la “inminente” rúbrica del nuevo plan de financiación universitaria, sobre el que aseguró que “aportará mejores condiciones económicas y un futuro con más tranquilidad”.

“Casi la mitad de toda la plantilla podrá acceder a condiciones más ventajosas”

Raquel Souto - Gerente de la UVigo

decoration

Raquel Souto - Gerente de la UVigo

Casi la mitad de toda la plantilla de administración y servicios con vinculación permanente de la UVigo, que ronda los 500 empleados, podrá acogerse a la funcionarización. “El acuerdo es muy importante por las cifras que tenemos de PAS laboral. Supone una modernización de la administración, en la que también están inmersas otras instituciones como la Xunta, a efectos de crear un único modelo de función pública y de homologar las retribuciones del personal, que tendrá más estabilidad y condiciones más ventajosas”, valora la gerente.

Sesión del Consello de Goberno celebrada ayer en el campus de As Lagoas-Marcosende. DUVI

Esta medida y el anunciado aumento de la tasa de reposición al 120% el próximo año ayudarán a “rejuvenecer” una plantilla que, a igual que la docente, está abocada a una oleada de jubilaciones en la próxima década: “También tendremos procesos de estabilización para interinos con más de 3 años. La consigna del Estado es estar por debajo del 8% y la UVigo está en un 6%, pero ofreceremos plazas. Y si la tasa de reposición aumenta nos ayudará a contrarrestar las jubilaciones y que los que se incorporan aprendan de los veteranos, que es importante”.

“Ahora podemos volver a la normalidad, había gente acreditada desde hace 14 años”

Manuel Ramos - Vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado

decoration
Manuel Ramos  - Vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado

Manuel Ramos - Vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado PIM

–La oferta de empleo marca un hito en la institución.   

–Son números elevados, pero lo importante es que se va cumpliendo lo previsto y se vacían las bolsas. A partir de ahora, podemos volver a la normalidad de antes de 2011, cuando la gente se acreditaba para poder optar a una promoción y ese mismo año lo conseguía. Había gente acreditada que estaba en esas bolsas y que por las restricciones tuvo que esperar hasta 14 años.

–También han logrado consolidar a 26 investigadores de alto nivel.   

–La ley obliga a que el 15% de las OEPs se utilice para la incorporación de jóvenes investigadores que cumplan los requisitos. Y por esta vía llegaremos a contratar desde que iniciamos nuestro plan en 2018 a un total de 26. En esta última convocatoria creamos 12 plazas adicionales.

–¿Y con qué objetivo han fijado 24 de catedrático a mayores de la OEP?   

–La bolsa para catedráticos ya se ha vaciado, pero esperamos que en los próximos años se vaya incorporando gente y estas 24 plazas se reservan para que cuando haya acreditados accedan a ellas en ese momento. Son una previsión de futuro.

–El Gobierno ha anunciado que en 2021 volverá a aumentar la tasa de reposición al 120%, ¿cómo les afecta teniendo en cuenta las jubilaciones masivas que tendrán lugar en los próximos años?   

–La tasa era importante para vaciar esas bolsas, pero ahora ya no nos afecta tanto porque no tenemos personas acreditadas. Y éste es el gran inconveniente que nos encontramos ahora todas las universidades. La gente no puede acreditarse de un día para otro, tiene que hacer su carrera y sumar méritos durante años. Deben entrar por abajo e irse formando o también podemos incorporar gente de fuera, que es un objetivo interesante. Pero el problema es que en todas las universidades españolas se van a jubilar muchos profesores casi al mismo tiempo. Y en determinada áreas en las que ahora hay pocos doctores habrá peleas para conseguir personas preparadas y acreditadas para poder incorporarse. La falta de candidatos ahora mismo es un inconveniente mayor que la tasa de reposición. Hay que empezar con una política de formación y para eso necesitamos que cambie la ley e introduzca nuevas figuras. En 8 años se jubilará el 60% del personal fijo. O empezamos a formar ya a la gente para que se acredite y pueda incorporarse o tendremos un problema serio.

Compartir el artículo

stats