Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estrella López-Pardo Directora xeral de Planificación Sanitaria de la Consellería de Sanidade

“No queremos más de cuatro días de espera en Atención Primaria, aunque sea para un informe”

“En crónicos sería deseable que fuese el centro quien citase, pero antes hay que descongestionar las agendas”

Estrella López Pardo FDV

Hoy se celebra el Día de la Atención Primaria, el nivel asistencial más próximo al paciente. Cuando el coronavirus hizo su irrupción, Primaria se hallaba inmersa en un proceso de reforma después de que numerosos profesionales se quejasen de agendas saturadas e incluso se produjesen renuncias colectivas. Tras dos años de pandemia, en los que, pese a todo, sostiene la directora xeral de Planificación e Reforma Sanitaria, Estrella López-Pardo, “los servicios estuvieron siempre abiertos y todo lo agudo y grave fue atendido”, este año se han “acelerado” las medidas organizativas para “recuperar el tiempo perdido”. Recurrir a todo el personal posible, aliviar las agendas de los médicos –ahora con la potenciación de la capacidad resolutiva de enfermería en el caso de los crónicos, como anunciaba ayer el conselleiro, Julio García Comesaña– o intentar modular la demanda son algunas medidas que la Xunta pone sobre la mesa.

  • Ficha personal

    María Estrella López-Pardo (Lugo, 1959) es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense y especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública. Ejerció varias responsabilidades en el Sergas, entre ellas Procesos de Soporte da Área Sanitaria Pontevedra-O Salnés. Desde 2021 es directora xeral de Planificación e Reforma Sanitaria.

–En marzo el sindicato CESM avisaba de la “insostenible” situación en la que prestan servicio los médicos de Primaria. ¿Qué hace la Xunta?

–Estamos trabajando en la línea que marcó un grupo de expertos y el plan de atención primaria 2019-2021. Ambos instrumentos fueron diseñados a través de un grupo de profesionales y estamos siguiendo esa ruta, marcada por la implantación de medidas organizativas cuyo resultado se ve ya en Lugo, Ourense, A Coruña y Santiago. En otras áreas sanitarias tardaremos un poco más en ver el impacto. Además, estamos poniendo la dotación disponible por parte del Sergas, reforzando sobre todo con técnicos de salud y médicos jubilados, y cubriendo todas las ausencias que hay con el personal disponible. También solicitamos al Ministerio de Sanidad que habilite ciertas medidas que están en sus manos. Estamos tomando medidas, yendo hacia adelante.

“En Vigo tomamos medidas que se verán a corto plazo, la tendencia es positiva”

decoration

–¿Y a Vigo cuándo le toca?

–Estamos tomando medidas que seguramente se verán a corto plazo. De hecho, en Vigo ya hay una evolución positiva en las últimas semanas. Es obvio que la pandemia impactó en todos los servicios, particularmente en atención primaria, y eso exige un tiempo de recuperación. Pero valoramos que la tendencia es positiva y esperamos que se consolide y la situación se iguale más o menos en todas las áreas.

–¿Cómo va el tiempo de espera para ver al médico de cabecera?

–Entre el cien por ciento y el 92% de los pacientes tienen una cita antes de los cuatro días en la mayoría de las áreas sanitarias y estamos cerca del 80% en dos –una de ellas Vigo– en las que estamos tomando medidas para que esa accesibilidad mejore, como el respaldo de los técnicos de salud o médicos jubilados.

–¿Cuándo se generalizará el programa de gestión de consultas XIDE, pensado para aliviar la agenda de los médicos, y qué se hará con el tiempo que quede liberado? ¿Dispondrán de más minutos por paciente?  

–La idea es que al final de año la propuesta esté implantada al 90 por ciento, pero, si llegamos al cien, mejor. Lo que pasa es que XIDE es un sistema que se está construyendo con todos los profesionales y no queremos ir de prisa, sino con paso firme. Respecto al tiempo, el objetivo de Atención Primaria es atender en el día lo que precisa ser atendido en el día. El problema muchas veces es que no toda la demanda (entendida como petición espontánea del paciente) que entra en el centro hay que atenderla en el día; hay cosas que se pueden atender al siguiente. Por supuesto, no queremos ir más allá de cuatro días, aunque sea para pedir un informe médico. Pero el XIDE lo que establece es la demanda emergente, la demanda que hay que atender en el día y la ordinaria, a la que se le puede dar una cita en el primer hueco disponible. Pensamos que si XIDE está implantado en todos los centros y funciona bien, todo lo que necesite ser atendido en el día lo será. Nuestro objetivo es atender en las primeras 7 horas lo que necesita ser atendido en el día y dejar para otro día lo que se puede demorar, entre comillas. Los médicos se quejan de que las agendas están saturadas, pero esa saturación a veces es dos o tres días determinados de la semana. Si logramos que esas consultas no prioritarias se puedan llevar a otro día, la demanda se distribuirá de forma más racional.

–¿Cuántos pacientes por día atenderían los médicos y cuántos minutos por paciente barajan? 

–Trabajamos en las agendas de calidad, que pretenden limitar esa atención en el día, pero hay zonas de Galicia que están más asentadas en el rural, donde las agendas son de 30-35 personas, y eso es lo correcto, y hay agendas más en un entorno urbano que pueden llegar hasta 40 al día. Las agendas de calidad lo que hacen es proponer esos dos modelos: un modelo más o menos de 40 pacientes y otro donde la demanda no es tan grande, de 35. Lo que pretenden las agendas y el sistema XIDE es ir cambiando esa atención a demanda por una más programada. Porque ahora es el paciente el que tiene que ir al centro de salud a pedir cita, pero en un modelo de atención a crónico sería deseable que fuera el centro quien lo citara, pero para eso tenemos que descongestionar las agendas de demanda. Se puede hacer con el apoyo del equipo completo y otras medidas, pero debemos ir trabajando para que la atención del centro cada vez sea más proactiva.

–Galicia envejece y es previsible que la cronicidad aumente. Se llenarán muchas agendas...   

–La atención de pacientes crónicos necesita de la participación de enfermería, del trabajo en equipo. Tenemos un modelo excesivamente centrado en el médico y eso es lo que pretendemos transformar. Y también hay que potenciar la atención domiciliaria porque es una modalidad que demanda la población.

–¿Es posible reducir el 12% de médicos de familia atendiendo a niños por falta de pediatras?

–El tema es que no se cubren las plazas. 

“La medicina rural tiene que reforzarse”

María Estrella López-Pardo - Directora xeral de Planificación Sanitaria

decoration

–Galicia recurre a lo que puede para solventar el déficit de médicos: personal sin MIR que asiste, contratos a MIR sin oposición con guardias en PAC, jubilados... ¿Algo más a la vista para aliviar el problema?

–Otras medidas dependen del Gobierno central. Estamos proponiendo incrementar las plazas de formación en medicina de familia y, dado que las medidas de acreditación que hay en este momento son excesivamente rígidas, intentamos que se modifiquen. También pedimos que aprueben una especialidad en Urgencias. Porque ahora mismo muchos eligen trabajar en urgencias.

–¿Y en relación a lo que la Xunta puede hacer por sí misma?

–Vamos a ofrecer 106 plazas para los MIR que salen ahora. Es una buena oferta para que se incorporen a los centros de salud. Estamos también mejorando las condiciones de trabajo de los centros con las medidas organizativas. Estamos poniendo de respaldo a técnicos de salud que están descongestionando de tareas administrativas, que es lo que pedían los médicos, y apoyando con médicos jubilados. No podemos contratar a más médicos porque no existen más médicos disponibles.

–Pero estos dos años casi 160 médicos solicitaron el certificado que les permite trabajar fuera.    

–También se van oncólogos, cirujanos... Es su decisión. Nosotros lo que debemos es trabajar para que las condiciones aquí sean mejores y entendemos que lo estamos haciendo con las medidas organizativas, la aprobación de carrera profesional, etc... 

–Preparan un decreto de ordenación de Atención Primaria para dotar de más autonomía a los centros y se habla de una reordenación territorial. ¿Qué significa esa segunda parte? 

–La idea no es reordenar, sino ordenar, sin perder las garantías que ahora facilitan la ordenación territorial. Vamos a fortalecer la Atención Primaria, sobre todo los servicios de apoyo: trabajo social, fisioterapia, odontología, farmacia y matronas. Pretendemos garantizar que todos los servicios tengan la misma cartera, ir reforzando esos servicios para que haya un acceso equitativo. 

–Lo aclaraba porque una de las debilidades que citaba el documento “Por una atención primaria vertebradora del sistema de salud” era que había “demasiados” consultorios “periféricos” teniendo en cuenta la disponibilidad de personal.   

–No pretendemos para nada cerrar consultorios periféricos, pero sí que hay que pensar en cómo incorporar a la actividad habitual los consultorios. Pero no en el sentido de cerrar, todo lo contrario: la medicina rural tiene que reforzarse y hay que repensar cómo dar servicio precisamente a esos consultorios que tenemos ahí.

Compartir el artículo

stats