Entre los miles de visitantes que han elegido Vigo como destino de sus vacaciones durante este puente de la Constitución se encuentra una 'celebritie' que ha acaparado las portadas de la prensa rosa en los últimos días. Se trata de Jessica Bueno, la modelo que se dio a conocer por su relación con Kiko Rivera Pantoja con el que comenzó a salir tras compartir participación en el 'reality' de Telecinco "Supervivientes 2011". La relación culminó con la llegada de un hijo, pero poco después del nacimiento del pequeño Francisco, la pareja certificó su ruptura.

No obstante, una nueva ilusión llegaría pronto a la vida de la modelo andaluza. El ahora exfutbolista Jota Peleteiro, que militó, entre otros clubes, en las filas del Celta, ha sido durante nueve años (siete de casados) y dos hijos en común el protagonista de su historia de amor que ahora ha llegado a su fin.

Hace una semana, el ahora empresario de Pobra do Caramiñal compartía en sus redes sociales un comunicado para anunciar la separación de la que hasta hace unos días ha sido su mujer. Un escrito en el que Peleteiro afirmaba que la pareja llevaba dos meses de separación física, tras los cuales "y con el fin de evitar malos entendidos, queremos manifestar que hemos decidido formalizar nuestro divorcio de forma amistosa. Nos quedamos con los buenos momentos vividos, deseando mantener una buena relación y siendo nuestra prioridad la felicidad y el bienestar de nuestros hijos".

Pero este comunicado no había sido enviado de forma conjunta con su ya exmujer, de la que, según la revista "¡Hola!" se ha divorciado oficialmente el pasado 2 de diciembre, y que reaccionaba a esa situación con sentidas publicaciones en las que se dejaba entrever que la decisión podría haber sido unilateral por parte del exfutbolista: "La verdad solo tiene un camino (...) todos merecemos amor del bueno, del sano, del recíproco, del estable", compartió Bueno en su Instagram.

Pues bien, horas después de firmar los papeles de su separación definitiva, la modelo, que ha decidido de momento fijar su residencia en el País Vasco donde habitaba la pareja tras el fichaje de Peleteiro por el Alavés, club del que se desvinculó el jugador en junio de 2021, viajó a Vigo con sus tres hijos -Francisco (fruto de su relación con Kiko Rivera) de 10 años, y José Ignacio y Alejandro, de seis años y 17 meses de edad respectivamente- para reecontrarse con los padres de su ex, y abuelos de los dos pequeños, que junto a su hermano mayor y su madre disfrutaron de lo lindo en la iluminada adornada ciudad navideña por excelencia, como así mostraron las fotos que compartió Jessica en sus 'stories', en las últimas horas.

Jessica Bueno, en Vigo con sus dos hijos y sus exsuegros y abuelos de los pequeños, padres de Jota Peleteiro. Instagram

¿Una nueva historia de amor?

Por el origen de su exmarido, Galicia ha estado siempre muy presente en la vida de la andaluza, que antes acompañaba a Jota en periodos de vacaciones para visitar a su familia política, con la que, al parecer, tiene una estrecha relación, a pesar de su reciente ruptura matrimonial, y que sigue visitando, ya sin él, quien podría estar viviendo una nueva historia de amor lejos de la que fuera Miss Sevilla. Curiosamente, Bueno ha buscado refugio en los padres de él, y en ellos se está apoyando en estos momentos tan duros para ella. Ya de vuelta a casa, durante este pasado martes festivo, la modelo subía un 'feed' a sus redes sociales con fotos profesionales posando, a las que acompañaba este comentario: "Voy a quererme para poder querer mucho más, voy a ser yo misma, siempre. A pesar de todo, a pesar de nada. Voy a estar más conmigo. En las buenas y en las malas también".

Ahora, empresario

Tras colgar las botas después de sumar un año en blanco, cuando terminó contrato con el Alavés, club al que llegó procedente del Aston Villa, Jota Peleteiro está centrado ahora en sus negocios. José Ignacio cuenta con una empresa en propiedad, ‘Rammalloc Sports S.L’, con sede en Bilbao con la que este año se planteó la opción de comprar el SD Compostela, negociaciones que finalmente no llegarían a buen puerto. La compañía también se dedica al desarrollo de aplicaciones, con ‘Ötzi’ como gran apuesta, una app vinculada al mundo de los tatuajes. Otra de las pasiones del futbolista gallego son los caballos. En una reciente entrevista, Peleteiro confirmó tener "tres caballos en activo, corriendo carreras y otros dos que ya se han retirado y están en casa”. El ya exjugador, de 31 años, se formó en la cantera del Celta, y debutó con el primer equipo en el enero de 2011 de la mano de Paco Herrera, cuando el club vigués militaba en la Segunda División del fútbol español.