DERMATOLOGÍA

Crema solar para bebés: cómo elegir la mejor para proteger su piel sensible

La dermatóloga Eulalia Baselga explica qué características debe tener una buena crema solar para bebés y cómo protegerlos de los peligrosos rayos UV

Crema solar para bebés: cómo elegir la mejor para su piel sensible

Crema solar para bebés: cómo elegir la mejor para su piel sensible / Freepik

Rafa Sardiña

Rafa Sardiña

Llega el buen tiempo, sol, playa, piscina… Y a los padres primerizos le surgen las primeras dudas del verano.

¿Puedo ir con mi bebé a la playa? Es una de las preguntas más repetidas a pediatras y especialistas. Y es que los recién nacidos son muy sensibles a los factores externos y no suelen soportar bien las altas temperaturas propias del verano.

Durante la temporada estival, los más pequeños de la casa corren más riesgo de deshidratarse (se recomienda a que a partir de los 6 meses de vida se les empieza a dar agua como forma de asegurarnos de su buena hidratación) y pueden sufrir golpes de calor

Playa, solo para mayores de 6 meses

Por eso, se aconseja que los bebés menores de 6 meses de vida no vayan a la playa, salvo a última hora del día, cuando los rayos UV son menos intensos.

  • Lo más recomendable es estar en la playa entre las 8 y las 11 horas de la mañana, y por la tarde, pasadas las 18 horas. 

No obstante, sea la hora que sea, se debe evitar la exposición directa al sol hasta los dos años de edad.

Los bebés menores de 6 meses no deben estar en la playa en las horas centrales del día

Los bebés menores de 6 meses no deben estar en la playa en las horas centrales del día / Freepik

También es importante que vayan vestidos de forma adecuada:

  • Prendas claras
  • Transpirables
  • Sin olvidar un gorro
  • Y unas gafas de sol que tengan protección UVA 100%, innegociable, con montura hipoalergénica y, a ser posible, con materiales flexibles.

El primer verano de mi bebé, ¿qué crema le pongo?

Como explica la doctora Eulalia Baselga, jefa de la Unidad de Dermatología Pediátrica del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), “la prevención del cáncer de piel empieza desde la infancia”. 

Y es que:

  • "La reducción de la exposición a la radiación ultravioleta y la prevención de quemaduras solares en niños disminuyen el riesgo de desarrollar cáncer cutáneo en la edad adulta”.
crema solar 920

crema solar 920 / Imagen de 기연 김 en Pixabay

Pero es muy importamte saber que los rayos ultravioleta atraviesan las nubes y se reflejan en la arena, el agua e incluso el cemento. Las nubes y la contaminación no fiiltran los rayos UV, aunque sí pueden dar una falsa sensación de seguridad.

  • “Este sol invisible puede provocar quemaduras y otras lesiones en la piel”.

La doctora Baselga resalta que los padres deben elegir un “protector solar con FPS de 30 o superior y que protejan contra los rayos UVA y UVB”.

Además, para evitar reacciones alérgicas se debe “deshechar aquellos productos que contengan PABA (un ácido presente en los bloqueadores solares) y filtros químicos como el octorileno”.

  • En el caso de los lactantes, “se recomienda utilizar únicamente pantallas físicas”, que reflejan la luz y desvían los rayos ultravioletas para prevenir las peligrosas quemaduras solres que pueden provocar a la larga problemas de salud. 

Este tipo de productos son especialmente indicados para pieles sensibles y tienen entre sus ingredientes habituales óxido de zinc y dióxido de titanio y no se deben aplicar 30 minutos antes de la exposición porque actúan de forma inmediata. Por eso es la opción más saludable para los bebés, ya que los filtros químicos podrían causarle alergias cutáneas.

  • La especialista en dermatología recalca que “todos los niños, independientemente de su tono de piel, necesitan una protección extra contra la radiación ultravioleta”.
Los niños hasta dos años no pueden recibir la exposición directa del sol

Los niños hasta dos años no pueden recibir la exposición directa del sol / Freepik

Crema solar, clave para prevenir el cáncer de piel más letal

En España se diagnostican más de 78.000 nuevos casos de cáncer de piel al año. Se estima que en 2040 el melanoma se convertirá en el segundo tumor en incidencia global.

A pesar de ser uno de los tipos de cáncer más prevenibles, 1,7% de la población europea está afectada por esta patología. De ahí, la importancia de proteger la piel frente al sol.

  • Se estima que el melanoma, que es el tipo de cáncer de piel más agresivo y con peor pronóstico, de seguir la tendencia actual, se convierta en el segundo tumor en incidencia global y el primero en incidencia en varones, por delante del cáncer de colon y el de pulmón.

Los factores de riesgo, además de haber sufrido quemaduras solares a lo largo de la vida, son:

  • Tener la piel clara
  • Los ojos claros
  • El cabello rubio o pelirrojo
  • Contar con muchos lunares
  • Tener un familiar diagnosticado de cáncer de piel
  • Utilizar las cabinas de rayos UVA
  • Estar muchas horas expuesto a la radiación.

La doctora Ángeles Flórez, coordinadora nacional de la Campaña Euromelanoma, subraya que “los hábitos de la infancia y adolescencia pasan factura y la radiación ultravioleta se va acumulando a lo largo de los años”.

Por eso es importante “evitar la quemadura solar, lo que no quiere decir que se deban evitar las actividades al aire libre, sino que hay que realizarlas con una adecuada protección y sin que el bronceado sea el objetivo”.