Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El inicio de la campaña del pulpo confirma su recuperación, con una enorme cantidad de cría

Bueu roza los 24.000 kilos en el primer mes y el precio medio se sitúa en los 10 euros | Xunta y cofradías piden “cabeciña” para respetar la talla y conservar la pesquería

José Manuel Rosas y Rosa Quintana, ayer, en la clasificadora del pulpo de lonja de Bueu. | // G.NÚÑEZ

La campaña del pulpo acaba de cumplir su primer mes de trabajo y todos los indicadores hacen presagiar una temporada dentro de la normalidad. Incluso se puede decir que se afronta con muy buenas expectativas debido a la gran cantidad de cría que tanto el sector como la Unidad Técnica de Pesca de Baixura (UTPB) de la Consellería do Mar se están encontrando en estas primeras semanas. En estas primeras semanas las capturas alcanzan los 200.000 kilos en el conjunto de Galicia, de los que casi 24.000 se subastaron en la lonja de Bueu. Allí precisamente estuvo ayer la conselleira do Mar, Rosa Quintana, para hacer balance de la anterior campaña y de lo que llevamos de la actual. “Gracias al esfuerzo de la administración y del propio sector a favor de una pesquería sostenible volvemos a recuperar el crecimiento del recurso”, afirmó la conselleira.

Rosa Quintana eligió por segundo año consecutivo la lonja de Bueu para hacer este balance inicial debido a que, junto con Ribeira, es la más importante de Galicia en la comercialización de cefalópodo. Junto a Quintana estaba el patrón mayor de Bueu y presidente de las cofradías de Pontevedra, José Manuel Rosas, y el patrón mayor de Ribeira y presidente de la federación autonómica, José Antonio Pérez Sieira. “El precio está siendo un poco más flojo que el año pasado, pero tampoco podemos llorar porque está cayendo la ‘negra’ y bueno es que por lo menos podamos vender nuestros productos”, manifestaba Rosas. Según los datos de la Consellería do Mar, ese importe está en el entorno de los 8 euros, aunque en Bueu, pese a ese lamento de su patrón mayor, se superan incluso los 10 euros kilo.

La “gran esperanza” de Xunta y cofradías es que hay un elevado índice de reclutamiento de alevines, lo que en principio parece garantizar la sostenibilidad de la extracción del recurso. Aquí coinciden las dos partes en hacer un llamamiento al sector. “El pulpo es una especie que crece muy rápido y si no alcanza la talla mínima es mejor dejarlo en el mar porque en poco tiempo alcanzará un buen tamaño y un buen precio”, explica Rosa Quintana. “Hay una barbaridad de pulpo de entre 500 y 700 gramos, pero hay que tener ‘cabeciña’. Hay que dejarlo en el mar para que pueda crecer y tener una buena campaña en el invierno”, añadía a su vez José Manuel Rosas.

Las estadísticas recogidas desde el pasado 4 de julio sirven para confirmar que la “catastrófica” campaña 2020/21 parece haber quedado atrás. El año pasado la lonja de Bueu llegó a los 106.000 kilos de pulpo subastado en su lonja, una cifra que casi triplica la de la temporada 2020/21. La titular de la Consellería do Mar reconoce que aquella fue una campaña “muy justita y con muchos apuros” para el sector y lo atribuye a cuestiones de carácter cíclico. “Al hacer un estudio año a año se comprueba que siempre hay como unos picos de sierra. Casi todas las especies que viven en el medio natural tienen un comportamiento mejor en determinados años. Ahora toda indica que el pulpo está recuperado, con mucho reclutamiento y muchos juveniles”, manifestó durante su visita de ayer a Bueu.

Pese a ello, el patrón mayor de la localidad y presidente de las cofradías de Pontevedra evitó lanzar las campanas al vuelo. “Aún queda por hacer. Los que estén o estemos tenemos que trabajar para mejorar, para que Bueu y Ribeira sigan siendo un referente y que el sector vea en el pulpo una buena alternativa de pesca y económica. Tenemos que trabajar aún más”, advirtió.

El patrón mayor de Bueu muestra la colección de aparejos y artes de pesca que ha recopilado y que guarda en la sala de juntas. GONZALO NUÑEZ

Bueu celebra su Festa do Polbo con más de 3.000 kilos

El pulpo es sin duda la especie estrella de la lonja de Bueu. Alrededor de 70 barcos de la cofradía cuentan con permiso de explotación para poder trabajar en esta pesquería en función de la época del año y son unos 40 los que trabajan de manera continua durante toda la campaña. Bueu celebra precisamente desde el sábado su XXI Festa do Polbo, que regresa después de dos años de parón por culpa de la pandemia. “Está garantizado que habrá pulpo, el día en que no haya seguro que se acabó el mundo”, bromeaba el patrón mayor bueués.

Desde la cofradía calculan que entre los tres puestos que ofrecerán sus especialidades de cefalópodo se pueden pueden comercializar “tirando por lo bajo” alrededor de 3.000 kilos de pulpo. La cita gastronómica será de sábado a lunes en la carpa que estará en el aparcamiento de As Lagoas. Habrá alrededor de una veintena de recetas diferentes y los platos tendrán precios de 8 y 12 euros.

Compartir el artículo

stats