Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inflación y la falta de mano de obra cualificada disparan el "robo" de empleados

Compañías ofrecen a trabajadores con experiencia y conocimiento mejor salario, flexibilidad horaria o facilidades para conciliar | La patronal propone formaciones de 90 días como máximo para cubrir los puestos cuanto antes

El naval es uno de los sectores con más dificultades para incorporar plantilla. En la imagen, última edición de Navalia A. Villar

El índice de precios al consumo (IPC) en cifras estratosféricas, un 9,1% en abril en Galicia, y la escasez de mano de obra cualificada, un problema que viene de antiguo. Son los dos factores que desencadenan una tormenta perfecta en el mercado de trabajo: se dispara la movilidad laboral. Es decir, los empleados con formación y experiencia cambian rápidamente de empresa, las cuales, ante la necesidad de encontrar perfiles que potencien su productividad y les permitan ganar actividad, se lanzan a por ellos con condiciones laborales muy favorables: mejores salarios, flexibilidad horaria o facilidades para conciliar. Las plataformas digitales, como puede ser Linkedin, Infojobs o Indeed, acortan la distancia entre los empresarios y los asalariados.

El mercado laboral se ha inflacionado por un conjunto de factores, adicionales a la escalada de precios. Los salarios pactados por convenio han subido hasta abril más de un 3,5%, cifra que está muy por debajo del IPC, pero es elevada, lo que ya ejerce una presión al alza. Pero existe un condicionante estructural de compleja solución: faltan profesionales, muchos, en todo tipo de actividades. “Se están ofreciendo salarios muy altos en ocupaciones difíciles de cubrir. Si no encuentran personal, están aceptando condiciones que, en otro momento, serían impensables”, explican fuentes del sector consultor. De ahí la altísima movilidad laboral: hay muchos cambios de trabajadores entre empresas, que roban capital humano que no encuentran de otra manera.

“También afectan el teletrabajo y la fuga de trabajadores a países de la UE”

Jorge Cebreiros - PRESIDENTE DE LA CEP

decoration

“Es la ley de la oferta y la demanda aplicada al mercado laboral”, reflexiona Jorge Cebreiros, presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP). Asegura que esta situación se da, sobre todo, por la falta de trabajadores con la cualificación requerida en oficios especializados de tecnología, biotecnología, restauración, hoteles o industria. “Es un grave problema que sigue creciendo. Las empresas, para combatirlo, ofrecen mejores condiciones para captar al personal que necesitan, pero no solo con más dinero, sino también con flexibilidad horaria y posibilidad de teletrabajo en los puestos que se prestan para ello, una tendencia que potenció la pandemia. Hay gente en Galicia que disfruta de la calidad de vida de aquí y trabaja para multinacionales de Madrid con salarios de allí”, explica antes de señalar otro contratiempo: la fuga de talento a países como Portugal, Francia o Alemania.

Cebreiros llama a apostar por una formación exprés muy dirigida, de 90 días como máximo, para que los trabajadores adquieran competencias “cuanto antes” para incorporarse en el menor tiempo posible a los puestos demandados. No se olvida de la necesidad de formar a personas a nivel académico, pero expone la urgencia de solucionar ya este problema de crisis de personal. Propone sistemas de formación dual o la recualificación de trabajadores. “Hay muchas personas por debajo de 30 años sin título, como cortadores de madera, soldadores… Tienen experiencia, pero no disponen de título”, indica. Cree que este proceso debe ser ofrecido por las empresas con la ayuda de las administraciones públicas. Añade que otra solución viene de la mano de la divulgación: “Las empresas han evolucionado mucho: se tiene mucho en cuenta que haya buen ambiente y condiciones. También en la industria, que goza de salarios más altos que la media y se ofrecen facilidades. No es como antes”.

"En nuestro sector, hacen falta ahora en Vigo y su área 400 trabajadores"

Enrique Mallón - SECRETARIO GRAL. DE ASIME

decoration

Idéntica radiografía compone el secretario general de Asime (Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia), Enrique Mallón. “Vemos que hay una escasez de personal cualificado muy grave: en Galicia, se necesitan, como mínimo, 500 personas para cubrir los pedidos y contratos cerrados a día de hoy y 800 de forma permanente. En Vigo y su área, 400 y 650, respectivamente”, indica. Reconoce que esta situación provoca que trabajadores cualificados cambien de empresa al haber ofertas atractivas en la competencia. “Es un problema serio. La gente cualificada y con experiencia es deseada por todas las empresas, ya que puede sacar adelante proyectos y recibir más. Les permite ser más productivas, más competitivas y optar a más encargos. En el metal y el resto de la industria, es muy importante la automatización, la inteligencia artificial y la robótica, pero las personas son fundamentales para sacar el máximo rendimiento a la maquinaria”, apunta.

Hace un llamamiento a las administraciones públicas para que, con la colaboración del mundo de la empresa, fomenten planes de formación continua tanto de trabajadores activos como de desempleados o jóvenes que empiezan su carrera en el mercado laboral. “Es necesario dar a conocer que la industria ya no es como antes para atraer talento: es una salida fantástica porque obtienes un oficio que te garantiza empleo durante toda tu vida profesional y ofrece los salarios más altos de la economía gallega, además, garantiza estabilidad y hay una gran apuesta por la seguridad industrial y la prevención de riesgos laborales. El ambiente es muchísimo más amigable y cómodo que hace años”, destaca.

“La contratación está siendo difícil, sobre todo en los puntos de venta”

Alberto Rocha - SECRETARIO GRAL. COINTEGA

decoration

El secretario general de la Confederación de Industrias Textiles de Galicia (Cointega), Alberto Rocha, cree que la falta de mano de obra cualificada es también una de las consecuencias de la tendencia de la pirámide de población: “No se cubren las jubilaciones y la gente que llega no tiene los mismos conocimientos. Hay un desajuste; está siendo difícil la contratación, sobre todo, en los puntos de venta”. Asegura que también hay cambios de empresas por parte de los trabajadores, pero no tanto como en otros sectores, y anota un cambio de actitud en los empleados con respecto a hace años: “Se ve que las expectativas de vida o prioridades son diferentes. No se nota tanto esfuerzo, sacrificio o previsión de carrera profesional. Hay quien no tiene la actitud que sí había antes. Empresas nos han llegado a comentar que trabajadores se van sin avisar, desaparecen, como si se fugasen. Eso nunca había pasado”, asevera.

  • 1 Un IPC en Galicia del 9,1% en abril

    La vida se encarece, motivo que anima todavía más a los trabajadores que pueden optar a salarios más altos a cambiar de empresa.

  • 2 Escasez de empleados con alta cualificación

    Es un problema “grave” que afecta a todo tipo de actividades. Se ofrecen salarios muy altos en puestos difíciles de cubrir.

  • 3 Formación y buena imagen: soluciones

    La CEP pide la colaboración del sector público para formar a trabajadores en un máximo de 90 días con el objetivo de dar respuesta a la demanda.

Compartir el artículo

stats