Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia también se arruga en la obra: pierde en 20 años a la mitad de jóvenes empleados

La falta de relevo en el mercado laboral constriñe todo tipo de sectores: uno de cada dos trabajadores nació antes del 75 | La tasa de actividad de los juniors, la más baja del país

Imagen de archivo de jóvenes trabajando en un taller IREKIA - ARCHIVO

Carlos ha sido jefe de máquinas en Argentina durante buena parte de su vida profesional. Se jubiló en 2010, aunque interrumpió su retiro en tres ocasiones. En la armadora, de Vigo, no tenían gente que pudiese resolver las averías en el arrastrero en el que había trabajado, con base en Puerto Madryn. Así que, con una maleta cargada de pequeños repuestos, estaba acostumbrado a aparcar el Imserso para volar a Sudamérica. Solo dejó de hacerlo por enfermedad. Es una situación que se repite en buques bacaladeros o cerqueros congeladores, pero también en oficinas técnicas o el textil. “Viene por olas, muchas veces tenemos que andar buscando gente por todos los lados”, se lamentaba en la feria Navalia el administrador de la auxiliar viguesa Navaliber, Víctor López. “Pay them more” (páguenles más), fue la receta que el primer mandatario norteamericano, Joe Biden, dio a sus empresarios el pasado verano, ante la acuciante falta de mano de obra. Y esta semana, el Gobierno repitió este mismo consejo a las patronales. Pero, siendo una causa capital, la cuestión de los salarios no explica la carestía de profesionales en determinados sectores. No hay relevo porque, en buena medida, el mercado laboral gallego se arruga a marchas forzadas.

En la antesala de la entrada en circulación del euro, la mitad de los asalariados en Galicia tenía menos de 35 años. El análisis que ofrece la Agencia Tributaria, en la base de datos de Mercados de Trabajo y Pensiones, constata la más temprana incorporación de los más jóvenes al mercado, en paralelo a un todavía destacado sector primario y al fulgor creciente de la construcción. A día de hoy, esa realidad es radicalmente distinta: en estas dos décadas, la comunidad ha perdido a más de la mitad de los asalariados más jóvenes (18-35 años), con un sorpasso absoluto de los veteranos. Un fiel espejo de la nueva pirámide poblacional –común al grueso de los países desarrollados, pero muy acusada en Galicia–, porque uno de cada dos trabajadores en activo nació antes de 1975. De ahí que, al margen de la cuestión salarial, hay escasez de mano de obra porque la hay también de personas en edad de trabajar.

La transformación del mercado

laboral en Galicia

50,87

48,38

TASA (%)

DE ACTIVIDAD

DE MENORES

DE 25

EVOLUCIÓN DE LOS TRABAJADORES

POR FRANJA DE EDAD

46,30

ESPAÑA

PORCENTAJE SOBRE EL TOTAL DE TRABAJADORES

1999

2020

41,52

42,57

1,1

0,9

>65

41,51

40,58

16

7,3

56-65

27

GALICIA

17,6

46-55

36,07

29,3

25,5

36-45

35,19

34,77

19,3

30,5

26-35

34,32

7,15

17,5

19-25

0,14

0,68

< 18

31,19

Simón Espinosa

25,81

SALARIO MEDIO ANUAL

POR FRANJAS DE EDAD

27,01

EUROS

1999

2020

7.700

21.157

>65

Simón Espinosa

16.287

24.937

56-65

16.776

46-55

23.199

14.054

36-45

20.258

10.089

26-35

15.342

5.594

19-25

7.149

2.257

< 18

2.224

2004

2007

2010

2013

2016

2019

2022

La transformación del mercado

laboral en Galicia

EVOLUCIÓN DE LOS TRABAJADORES

POR FRANJA DE EDAD

PORCENTAJE SOBRE EL TOTAL DE TRABAJADORES

1999

2020

1,1

0,9

>65

16

7,3

56-65

27

17,6

46-55

29,3

25,5

36-45

19,3

30,5

26-35

7,15

17,5

19-25

0,14

0,68

< 18

50,87

48,38

46,30

ESPAÑA

41,52

42,57

41,51

TASA (%)

DE ACTIVIDAD

DE MENORES

DE 25

40,58

GALICIA

36,07

35,19

34,77

34,32

31,19

25,81

27,01

2004

2007

2010

2013

2016

2019

2022

SALARIO MEDIO ANUAL POR FRANJAS DE EDAD

EUROS

1999

2020

7.700

21.157

>65

16.287

24.937

56-65

16.776

46-55

23.199

14.054

36-45

20.258

10.089

26-35

15.342

5.594

19-25

7.149

2.257

< 18

2.224

Simón Espinosa

50,87

La transformación del mercado

laboral en Galicia

Simón Espinosa

48,38

EVOLUCIÓN DE LOS TRABAJADORES

POR FRANJA DE EDAD

46,30

ESPAÑA

PORCENTAJE SOBRE EL TOTAL DE TRABAJADORES

1999

2020

41,52

1,1

0,9

42,57

>65

TASA (%)

DE ACTIVIDAD

DE MENORES

DE 25

41,51

16

7,3

56-65

40,58

27

17,6

46-55

GALICIA

36,07

29,3

25,5

36-45

19,3

30,5

26-35

35,19

34,77

7,15

17,5

19-25

34,32

0,14

0,68

< 18

31,19

25,81

27,01

SALARIO MEDIO ANUAL POR FRANJAS DE EDAD

EUROS

1999

2020

7.700

21.157

>65

16.287

24.937

56-65

16.776

46-55

23.199

14.054

36-45

20.258

10.089

26-35

15.342

5.594

19-25

7.149

2.257

< 18

2.224

2004

2007

2010

2013

2016

2019

2022

En el sector de la construcción, por ejemplo, la metamorfosis que implicó el pinchazo de la burbuja ha generado también un cambio de paradigma en el aspecto laboral, con un enorme esfuerzo divulgativo por parte de las empresas acerca de las nuevas condiciones de trabajo. El año pasado, solo uno de cada diez contratos fueron de peones, como ilustran los datos del gerente del Consejo Territorial de Galicia de la Fundación Laboral de la Construcción, Fernando García Novo.

La afiliación de los jóvenes de hasta 19 se disparó con el ladrillo y el abandono escolar

Pero este peso actual de empleo cualificado en el andamio no era así hasta hace bien poco. El tirón del ladrillo, junto con la gran demanda turística, generó en 2007 el mayor volumen de chavales afiliados a la Seguridad Social: casi 20.000 jóvenes de entre 16 y 19 años, cotizando, en julio de ese año, con tasas también históricas de abandono escolar. La gran crisis llegó poco después; hoy son unos 4.000 los asalariados en esta franja de edad.

El vuelco

Hay otras dos franjas en las que se ha producido el cambio más significativo, teniendo en cuenta variables ya mencionadas como la construcción en los años del (entonces denominado) milagro económico español. La primera es la comprendida entre 19 y 25 años. Si cogemos a todos los asalariados, en 1999 los trabajadores de estas edades tenían un peso próximo al 20% en el mercado. Dicho de otro modo, dos de cada diez personas empleadas habían nacido (entonces) entre mediados de los 70 y 1980. Hoy, los chavales de esta misma franja –millennials o de la generación Z– no pasan del 7%. Es una caída de más de la mitad. Pasamos a la siguiente: la correspondiente a 56-65 años. En los albores del euro, el 7% de los trabajadores ocupados estaban en este grupo. Esa generación es hoy la del baby boom, y está próxima a jubilarse: duplica la tasa de antaño, son el 16% del total.

Lo cierto es que, si la tasa de actividad de los menores de 25 superaba sin ambages el 40% hace veinte años, por ejemplo, hoy está en niveles del 27%. Es la más baja de toda España, con un promedio que ronda el 40%.

Compartir el artículo

stats