Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La escalada de precios casi triplica la subida de los sueldos en Galicia: los datos provincia por provincia

Los salarios pactados en negociaciones colectivas en la comunidad crecen más que en España, donde se quedan en un 2,4%

Trabajo de construcción en un edificio del Casco Vello de Vigo. | // MARTA G. BREA

Las subidas de los sueldos negociados mediante convenios colectivos en Galicia se quedan lejos de cubrir el aumento del coste de la vida. Si la inflación registrada en abril en el conjunto de España fue del 8,4%, el aumento de los salarios gallegos negociados entre patronal y sindicatos no llega ni a la mitad, al quedarse en un 3,52%. Así se desprende de los datos facilitados ayer por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Aun siendo poco halagüeñas, estas cifras dibujan un escenario que ahoga a los trabajadores gallegos menos que a los del total estatal. En el conjunto del país, los sueldos por convenio aumentaron solamente un 2,4%.

En Galicia, se registraron 130 convenios colectivos entre enero y abril de este año (104 de ellos fueron de empresa y 26, sectoriales). Estos acuerdos afectan a 129.829 trabajadores por cuenta ajena, pertenecientes a 11.803 empresas distintas.

Con todo, más de la mitad de los convenios que actualmente se aplican en la comunidad no cuentan con cláusulas de revisión salarial (mecanismos que actualizan los sueldos en función de las fluctuaciones del IPC). En concreto, son más de 325.000 los trabajadores gallegos que no cuentan con esta red de seguridad en contextos, como el actual, de inflación disparada.

Los datos publicados ayer por el ministerio liderado por Yolanda Díaz evidencian diferencias significativas entre las cuatro provincias gallegas y en función de si los convenios firmados son de empresa o sectoriales.

Diferencias por provincias

En el primero de los casos, son los convenios que se aplican en Pontevedra los que registran una mayor subida salarial, concretamente de un 4,03%. Le siguen Lugo (3,77%), Ourense (2,39%) y A Coruña (2,06%). Los sueldos de los convenios que se aplican en toda la comunidad subieron, por su parte, un 3,29%. En el segundo caso, los sueldos de los convenios empresariales subieron un 4,5%, frente al alza de un 3,37% que experimentaron los salarios de los sectoriales.

Si la situación se queda lejos de cubrir la carestía de la vida, el caso es más delicado para aquellos trabajadores cuyo convenio no contiene las mencionadas cláusulas de revisión salarial.

En este apartado, algunos de los principales sectores afectados son el de la limpieza de edificios de A Coruña, Lugo y Pontevedra; las peluquerías, residencias de mayores y orquestas de toda Galicia; el comercio textil de Ourense o el comercio alimentario de A Coruña y Pontevedra. Estos trabajadores, entre otros, no ven modificado su sueldo en función de la evolución del IPC y su poder adquisitivo depende únicamente de los vaivenes de la inflación.

Son menos, eso sí, los del apartado contrario. En concreto, algunos de los principales sectores que sí cuentan en sus convenios colectivos con cláusulas de blindaje salarial para proteger a sus trabajadores de la presión inflacionista están los de la construcción y el metal de Pontevedra, los de la pintura y los establecimientos sanitarios de A Coruña y el de la alimentación de Lugo.

La CEOE recomienda a los negociadores no vincular las subidas salariales a la inflación


El Comité Ejecutivo de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha recomendado a los equipos negociadores no vincular las subidas salariales al Índice de Precios al Consumo (IPC), sino a factores como la productividad. Así consta en el documento difundido ayer por la patronal presidida por Antonio Garamendi con distintas recomendaciones para la negociación de los convenios colectivos para este año. En dicho texto, la CEOE rechaza las cláusulas de revisión salarial, que mitigan la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores provocada por la inflación. Concretamente, la patronal insta a los equipos negociadores a “sustituir conceptos retributivos obsoletos por otros vinculados a la productividad y los resultados” y apuesta por aplicar los principios de transparencia retributiva y de igual retribución por trabajo de igual valor. La CEOE insta a las empresas a avanzar hacia “sistemas de retribución variable”, con criterios objetivos, transparentes y neutros que ayuden a disminuir la brecha salarial. Además, pide que la estructura salarial tenga en cuenta los índices de absentismo laboral y evite pluses y conceptos que lo fomenten. En la reunión, la patronal certificó también el fracaso del pacto de rentas que defendía el Gobierno para contener la inflación.

Compartir el artículo

stats