Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Liga Sacyr Asobal

El Frigoríficos se recarga anímicamente

 David Iglesias arma el brazo para lanzar ante el intento de blocaje de Ali Zein. | // SANTOS ÁLVAREZ

Con la moral recargada. Así afrontará el Frigoríficos del Morrazo la recta final de la primera vuelta después de un encuentro ante el Fútbol Club Barcelona que dejó dos imágenes: la de un Cangas que retomó las buenas sensaciones ofrecidas a lo largo de prácticamente todo el campeonato, y la de un pabellón de O Gatañal que presentó una imagen y un ambiente tan extraordinarios como antes de la pandemia.

La satisfacción en el seno del cuerpo técnico cangués era evidente. “Estoy contento porque creo que la imagen fue muy buena y la diferencia en el marcador no refleja lo que pasó en el partido. Competimos hasta pasado el minuto 50”, afirma el entrenador del Cangas, Nacho Moyano. Los cangueses salieron muy fuertes, marcando un tremendo nivel de intensidad defensiva. “Evidentemente esto tiene sus consecuencias, y no te da para aguantar todo el encuentro. Pero nuestra idea era hacerlo así e intentarlo hasta donde nos llegasen las fuerzas”, afirma el técnico. Luego, con los cambios, reconoce, “bajamos algún peldaño, pero sobre todo porque no marcamos las acciones claras, como el contragolpe de Brais o los dos lanzamientos de Moisés”.

Moyano subraya que la clave para poder competir bien “es rotar a la gente”, pero tampoco esconde que ese precisamente era el plan de partido ante un Barcelona que en los últimos años se ha mostrado avasallador. “Era el duelo ideal para meter a todo el mundo, para que los que menos han participado tengan la oportunidad de demostrar su valía”, señala. De hecho, el técnico se iba a reservar a David Iglesias, aquejado durante la semana de unos problemas musculares. Sin embargo, su mejoría el viernes, unido a sus ganas de disputar el choque, hizo que acabase jugando.

“La intención es que todos pudiesen disfrutar, aportar cosas y que estén enchufados, porque los vamos a necesitar de cara a los últimos partidos del año”, señala Moyano, que admite asimismo que “siempre te queda la duda de que si vas a fuego te da para poder sorprenderlos o no, pero está claro que ellos también podrían subir un par de puntos más de intensidad”.

Moyano destaca “la muy buena imagen” de los suyos y el respaldo de O Gatañal

decoration

Sobre el público de O Gatañal Moyano reconoce que ya se le están acabando los adjetivos. “El ambientazo que hubo... Es el mismo que contra el Puente Genil, entre semana y en un partido en el que estábamos muy atascados. Es cierto que este año el equipo está ayudando, pero también lo es que esto no se vive en ningún lado”, subraya. Y desvela que tras el encuentro comentó a sus pupilos que “no sabía dónde iban a estar en el futuro, pero que era complicado que viviesen lo mismo que pueden vivir aquí”.

Esa comunión entre afición y jugadores ha sido históricamente determinante en el rendimiento del Cangas y Moyano confía en que lo siga siendo con el equipo a sus órdenes. “Siempre vamos de la mano. Ellos solo nos piden entrega y lucha, y nosotros no podemos tener la más mínima queja. ¿Qué más les podemos pedir?”, señala, no sin antes mostrar su confianza en que “en dos semanas volveremos a jugar aquí y espero que la grada esté igual y nos anime de la misma manera”, en referencia al próximo partido de los cangueses en casa, ante el Unicaja Banco Sinfín.

El Cangas prepara ya esta semana su duelo del sábado ante el colista de la categoría, el Iberoquinoa Antequera. La prioridad es recuperar a los jugadores más castigados físicamente, como es el caso de David Iglesias y de Rubén, con molestias en un hombro. “Todo lo que sean semanas normales a nosotros nos viene bien para coger nuestro ritmo”, sentencia Moyano.

Compartir el artículo

stats