DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Sector Nacional Juvenil

El Luceros estalla contra la Federación Española

Gael lanza a puerta en la final del Campeonato Gallego entre Luceros y Cisne. |  // RAFA VÁZQUEZ

Gael lanza a puerta en la final del Campeonato Gallego entre Luceros y Cisne. | // RAFA VÁZQUEZ

“Un ejemplo más de la persecución de la Real Federación Española de Balonmano a los clubes de Cangas”. De esta forma tan contundente ha calificado la directiva del Balonmano Luceros la decisión del órgano federativo de enviar al equipo juvenil cangués a Granollers para disputar este próximo fin de semana el Sector Nacional con el cuadro vallesano, el Eivissa y el Rocasa como rivales. La entidad asegura que los más de 1.100 kilómetros de distancia que deberá salvar la expedición morracense ponen de manifiesto que la Federación se ha saltado cualquier tipo de criterio de proximidad, el único que según el club recoge la Normativa y Reglamento de Balonmano (Noreba) para la organización de estos sectores.

“Es el único criterio y se lo han pasado por el forro. Somos el único equipo que tenemos un desplazamiento tan largo”, afirman desde la entidad. El reglamento marca que una vez designadas las ocho sedes los equipos restantes entrarán en tres bombos distintos según su ranking. Primero los de color rojo (del 1 al 8), luego los de color verde (9 a 16) y finalmente los de color azul (17 a 24) completarán las sedes “por proximidad y de manera que en ninguna sede se enfrenten equipos del mismo color”, según se recoge en el Noreba. De este modo, y teniendo en cuenta que el Luceros tampoco podría enfrentarse a ningún otro equipo gallego, las únicas sedes a las que podría ir serían Granollers, Villanueva de la Cañada (Madrid), Alicante y Antequera. Curiosamente, la elección más lejana es la que le ha tocado en suerte a los cangueses.

"La proximidad es el único criterio y se lo pasaron por el forro", aseguran desde el club

decoration

“Está claro que han ido a hacer daño. Si hubiésemos ido a Villanueva de la Cañada en lugar del Mislata ellos habrían ahorrado ocho kilómetros y nosotros casi 600”, señalan desde el club. La semana pasada representantes del Luceros contactaron con el responsable de Competiciones de la Federación Española para pedirle explicaciones. “Su respuesta fue simpática, que habían estimado que había una conexión aérea directa entre Vigo y Barcelona”, relatan desde el club. “Nos parece una burla. A diez días del viaje un billete es carísimo, aparte de que ningún equipo juvenil realiza sus desplazamientos en avión”, subrayan.

Las quejas del Luceros apuntan a que el perjuicio “es no solo para el club, sino para los padres, que son los que tendrán que asumir un coste de más de 300 euros por chico, cuando serían poco más de 100 si nos hubiese tocado en Madrid”.

Pero la polémica podría no quedarse ahí. El Luceros preguntó si se iba a mantener ese criterio en las restantes fases, toda vez que tiene opciones de clasificar a sus equipos cadetes y al infantil masculino, pero no obtuvo una respuesta clara. Ante esto el club tiene previsto convocar una reunión con los padres de los jugadores de estas escuadras para plantearles la situación. “Hace años asumíamos el cien por cien de estos viajes y en los últimos aportamos un 20-30 por ciento, pero en este nada porque no podemos asumir estos gastos”, explican. “Se está jugando con la ilusión de muchos niños, entre ellos dos que van convocados con las selecciones nacionales [Gael y Manu Pérez]", sentencian.

Compartir el artículo

stats