Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Asobal

Cangas recupera su magia en Semana Santa

La plantilla y el cuerpo técnico del Cangas festejan ayer en O Gatañal la victoria ante Ademar León.

La plantilla y el cuerpo técnico del Cangas festejan ayer en O Gatañal la victoria ante Ademar León. Gonzalo Núñez

La magia de O Gatañal regresó en el momento más oportuno. El Frigoríficos del Morrazo-Construcciones Castro consiguió la segunda victoria de la temporada en su pista y culmina esta Semana de Pasión con dos triunfos que lo ponen en el buen camino para la salvación. El miércoles en el derbi ante el Cisne y ayer con una machada ante el Abanca Ademar León (29-28). Un triunfo de sangre, sudor, lágrimas y fe. Mucha fe. Muy apropiado para estas fechas de Semana Santa.

Los cangueses llegaban con la baja más que importante del pivote Alberto Martín, lo que obligó a jugar casi todo el partido a Cerqueira y Quintas en defensa y a darse relevos en ataque para descansar. Aún así, la puesta en escena del equipo de Nacho Moyano fue más que prometedora. Un parcial de 4-1 que obligaba a Manolo Cadenas a solicitar el primer tiempo muerto con apenas seis minutos de juego. A pesar de la ausencia de Alberto Martín el Cangas volvió a mostrar una solidez defensiva sobresaliente, con buenas acciones de anticipación y robos de balón.

La defensa y la portería canguesa, con Cerqueira y Javi Díaz en la imagen, volvieron a estar brillantes. | // GONZALO NÚÑEZ

Ademar consiguió reponerse a ese arreón inicial, sobre todo con los goles de Gonzalo Pérez y Feuchtmann, y tras un parcial de 0-3 se colocaba por delante (10-11). La máxima de los leoneses llegaría el minuto 25, con un gol de Carrillo al contragolpe (11-14). El Cangas afrontaba un momento delicado del partido, en el que no podía permitir que los visitantes rompiesen el duelo antes del descanso. Los de Nacho Moyano volvieron a cerrarse bien en defensa y con goles de Rubén Soliño y Cerqueira dejaron el electrónico en 13-14 al descanso. Gerard Forns, que jugó los últimos minutos del primer tiempo debido a que Javi Díaz recibió un golpe en el rostro, evitó que los visitantes anotasen en la última acción previa al intermedio.

La afición de O Gatañal no dejó de animar en ningún momento.

El paso por los vestuarios y el descanso le vinieron de perlas al Frigoríficos. Si la salida inicial fue ilusionante, la del segundo tiempo fue un auténtico vendaval. En menos de ocho minutos el Cangas completaba un parcial de 6-2 que, con un 19-16 en el marcador, forzaba otro tiempo muerto de Cadenas, que además recibía una exclusión por sus protestas. La defensa canguesa, de nuevo las paradas de Javi Díaz y el excelente momento de Rubén Soliño, la velocidad de Dani Fernández y un David Iglesias que se permitía el lujazo de batir de espaldas a Slavic hacían soñar a O Gatañal, que no paraba de gritar “¡sí se puede!”. También destacó el portugués Baptista, que ayer realizó uno de sus partidos más completos desde que llegó al Frigoríficos. La ventaja canguesa llegaría a una máxima de cuatro después de que Menduíña pusiese el 20-16.

El primera línea portugués Baptista intenta lanzar ante la oposición de Martínez Camí. Gonzalo Núñez

Pese a todo aún quedaba mucho partido por jugar. El Cangas encadenó varios errores en ataque, que en cierto modo logró enmendar con su brillante defensa. Aún así Feuchtmann puso el 21-20 en el minuto 44, obligando a un tiempo muerto de Nacho Moyano, y en la siguiente acción Natan empataba de nuevo la contienda (21-21). En esos momentos se volvió a sentir el empuje de O Gatañal y el coraje de un grupo de jugadores que cree en sus posibilidades y compite hasta la extenuación. Otra vez Javi Díaz, los robos de balón en defensa y los goles de David Iglesias, Menduíña y Dani Fernández llevaban la ventaja del Frigoríficos a los cuatro goles (25-21), con apenas diez minutos por delante.

Fueron diez minutos eternos, con un Ademar al que no le quedó más remedio que arriesgar con una defensa muy abierta y por momentos con presión a toda pista. Nuevamente Gonzalo Pérez y Feuchtmann (siete y seis goles cada uno) devolvieron las tablas al electrónico (27-27, min.54). El Ademar tuvo incluso una acción clara con Natan desde los seis metros para culminar su remontada... pero delante estaba Javi Díaz con una parada salvadora. En la siguiente acción marcó Cerqueira y el último minuto y medio de encuentro fue agónico.

Santi López, en una acción del partido en O Gatañal ante Ademar León.

Primero fue Manolo Cadenas el que solicitó un tiempo muerto, pero su estrategia se vino abajo con otra parada de Javi Díaz a Lucin. Luego fue Nacho Moyano el que paró el partido con menos de un minuto por jugar y Santi López, al borde del pasivo, anotó el 29-27 que ponía en bandeja el triunfo.

Pero aún hubo que sufrir un poco más. Feuchtmann, otra vez, apretó el marcador (29-28), y el Cangas se dispuso a jugar con el crono. David Iglesias, con siete goles a sus espaldas, vio una opción clara para sentenciar, pero cometió su único fallo en el lanzamiento en toda la tarde. Ademar buscó una acción rápida, pero allí estaba de nuevo un raudo Dani Fernández para sumar un nuevo robo de balón y amarrar definitivamente el triunfo.

Así, el Frigoríficos se mantiene fuera del descenso, con 16 puntos, y el sabado visita al Liberbank Cantabria, un rival directo.

Dani Fernández, que ayer anotó cinco goles sin fallo, se dispone a lanzar ante la mirada de Donlin, Feuchtmann y Lucin. | // GONZALO NÚÑEZ

Nacho Moyano: "Lo merecíamos y la comunión con la afición ha sido perfecta"

Esta vez la moneda salió cara y Nacho Moyano no podía ocultar su satisfacción al final del partido. “Estoy muy orgulloso de los jugadores. Después de tantas veces saliendo cruz nos merecíamos una victoria así. Por ellos y por la afición, la comunión con los aficionados ha sido perfecta”, destacaba el técnico al acabar el choque. Moyano cree que la salida tan fuerte del Cangas sorprendió a su rival y reconoce que en el tramo final del primer periodo “hicimos justamente lo que dijimos que no podíamos hacer”. Eso permitió correr y anotar fácil al Ademar.

“En el arranque de la segunda parte lo bordamos y luego en los momentos malos la gente no nos dejó caer”, añadió. Para el Cangas era clave llegar con el partido igualado a los últimos minutos. “Sabíamos que después de sus dos partidos y del viaje de esta semana a ellos les podían pesar la cabeza y las piernas. Al final también nos pesaron a nosotros por el de Cisne, pero a este equipo no se le puede exigir más. Está dando el 110% y hay que seguir así: currando y con los pies en el suelo”, sentenciaba el técnico.

El entrenador del Cangas, Nacho Moyano, da instrucciones a sus jugadores en un tiempo muerto. Gonzalo Núñez

Ficha técnica


Frigoríficos del Morrazo-Construcciones Castro (29): Javi Díaz, Dani Fernández (5, 2p), Quintas, David Iglesias (7), Cerqueira (3), Menduíña (3), Santi López (4) -siete inicial- Simes, Brais, Baptista (4), Rubén Soliño (3), Gayo, Ribeiro, Muratovic y Forns (ps).


Abanca Ademar León (28): Slavic, Marchán (2), Feuchtmann (6, 1p), Natan (1), Pedro Martínez, Antonio Martínez, Casqueiro (1) -siete inicial- Gonzalo Pérez (7), Jaime Fernández (4), Lucin (2), Donlin, Gostovic (2), Carrillo (1), Kisselev (1) y Honrado (ps).


Marcador cada 5 min: 3-1, 5-3, 8-6, 10-10, 11-13, 13-14 (descanso), 17-15, 20-17, 22-21, 25-23, 27-27 y 29-28.


Árbitros: Jesús y Jorge Escudero Santiuste. Excluyeron por el Cangas a Baptista y David Iglesias. Por León a Lucin (2), Donlin, Gonzalo Pérez y a Manolo Cadenas.


Incidencias: Partido de la jornada 26 de Asobal, disputado en el pabellón de O Gatañal ante unos 300 espectadores.

Compartir el artículo

stats