09 de febrero de 2019
09.02.2019

El Celta, resuelto a sostener su reacción

Cardoso recupera a Aspas, que apunta al banquillo - Hoedt y Lobotka vuelven al once, del que se cae por sanción Okay

09.02.2019 | 01:25

El Celta persigue hoy en un campo tradicionalmente gafe y frente a un rival especialmente duro encadenar un segundo triunfo que confirme su reacción y le impulse hacia la zona tibia de la tabla en una jornada en la que el conjunto vigués espera beneficiarse de los duelos directos entre el Valladolid y el Villarreal y el Girona y el Huesca para tomar distancia con los puestos de descenso, a los que puede volver a caer, si pierde.

Con Iago Aspas ya en la ecuación tras cinco partidos ausente por lesión, se mide el grupo de Miguel Cardoso al belicoso Getafe de Pepe Bordalás (Coliséum Alfonso Pérez, 13.00 horas BeIN LaLiga), uno de los equipos más intensos y que menos concede del campeonato, que llega al choque cómodamente instalado en la quinta plaza como una de las grandes revelaciones de la temporada.

La última victoria frente al Sevilla ha reforzado la frágil moral de los celestes, que pusieron fin frente al pujante conjunto de Pablo Machín a una racha de cinco derrotas en las se notó (demasiado) la dependencia que el equipo tiene del goleador moañés. "Iago ha entrenado, está en la lista. Es una opción más, que nos trae diferentes planes de juego y aporta sus características. Vamos a ver cómo podemos usar sus valías", declaró Cardoso cuando ayer se le preguntó sobre el estado de forma de la estrella céltica. "Está listo para todo", precisó sin confirmar si el moañés será titular contra los azulones.

Sin ritmo competitivo tras mes y medio en el dique seco y con el retroceso en la recuperación sufrido hace un par de semanas, todo apunta a que Aspas no va a arriesgarse a sufrir una recaída. Salvo sorpresa, el goleador celeste empezará en el banquillo y será la gran baza de Cardoso para agitar un partido de alta intensidad que el Celta parece abocado a jugar con el cuchillo entre los dientes.

El entrenador portugués ve en el último duelo frente al Sevilla la fórmula con la que sostener la reacción y no realizará más cambios que los estrictamente indispensables. La ausencia por sanción de Okay, el autor del gol frente a los nervionenses, condiciona sin embargo sus planes y le obliga a retocar ligeramente el once con el que derrotó la pasada semana al Sevilla. La baja del internacional turco será probablemente cubierta por Stanislav Lobotka, que acompañaría previsiblemente a Jozabed en el eje de la medular, con Fran Beltrán algo más adelantado para presionar la salida de pelota rival.

El regreso del eslovaco no será probablemente la única novedad en el once, al que regresaría también Wesley Hoedt, ausente por sanción en Sevilla por su expulsión en el Nuevo José Zorrilla. El buen desempeño del holandés frente al Valladolid, pero sobre todo la ausencia de Okay, que resta centímetros al equipo, lo sitúan sobre el papel por delante de David Costas (todavía falto de ritmo por su reciente lesión muscular) y Gustavo Cabral para acompañar a Néstor Araújo en el centro de la línea. Hoedt, a quien avala su dominio del juego aéreo y buen desplazamiento de balón, se situaría como central zurdo, con el mexicano arrimado al perfil derecho del eje defensivo y Hugo Mallo y David Juncà en los costados.

Miguel Cardoso ha incluido a Lucas Olaza, el lateral izquierdo fichado en el mercado de invierno, en la partida para el Coliséum, pero la falta de ritmo del zaguero uruguayo, que se encontraba en su país en plena pretemporada, dificulta su participación en el encuentro. El entrenador celeste ha incluido a Olaza entre los 19 convocados para el choque con la idea de que se vaya integrando en el grupo, pero hoy será seguramente el descarte del técnico. El que no ha entrado en la lista ha sido el otro de los fichajes incorporados en el último día del mercado de enero, Ryad Boudebouz, en este caso por cuestiones meramente técnicas, ya que el franco-argenlino ya fue incluido por Cardoso para el último compromiso liguero contra el Sevilla, aunque no llegó a disponer de minutos.

El beneficiado en esta ocasión es el danés Mathias Jensen, que iniciará previsiblemente el choque en el banquillo, pero que podría disponer de sus primeros minutos desde que el pasado mes de octubre disputó su único encuentro hasta el momento con la casaca celeste.

La expedición celeste para el Coliséum la completan el guardameta Sergio Álvarez, de nuevo a la expectativa con un Rubén cada vez más consolidado en la portería, Kevin Vázquez y Pione Sisto.

Nemanja Radoja, Emre Mor, Andrew Hjulsager son en esta ocasión los descartes del entrenador celeste que, con Aspas de regreso, no ha contado tampoco para este partido con el delantero del filial Emmanuel Apeh.

El Getafe afronta mientras tanto el choque confortablemente instalado en puestos europeos (34 puntos) , muy cerca ya del objetivo de la permanencia que se había marcado esta temporada y que sigue siendo su gran prioridad antes de abordar metas más ambiciosas.

El preparador azulón, Pepe Bordalás, recupera ante los celestes a dos de sus puntales defensivos, Djené Dakoman y Leandro Cabrera, que regresan al once tras cumplir sanción la pasada jornada. Igualmente, el japonés Gaku Shibasaki vuelve a estar disponibles tras disputar con su país la Copa de Asia.

Como contrapartida, Pepe Bordalás pierde por lesión a Markel Bergara y Amath Ndiaye, así como al defensa central Bruno González, sancionado por su expulsión en el encuentro de cuartos de final de la Copa de Rey frente al Valencia.

El Getafe solo ha perdido cinco partidos desde el mes de agosto, pero cuatro de ellos han sido el Coliséum, un estadio por cierto especialmente esquivo a los intereses del Celta, que suma apenas un triunfo -el resto se cuentan por derrotas- en sus seis visitas al campo del Getafe. El equipo de Cardoso espera romper hoy este maleficio encadenando un segundo triunfo que confirme su reacción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook