02 de febrero de 2019
02.02.2019
null
Celta 10Sevilla

El Celta da la cara ante el Sevilla

Los celestes vuelven a saborear la victoria después de cinco derrotas consecutivas gracias a un gol de Okay que saca al equipo del descenso - Miguel Cardoso salva su puesto en un partido construido desde la defensa

02.02.2019 | 23:01

Respira el Celta, respira el celtismo y respira Miguel Cardoso. El conjunto vigués se reencuentra con la victoria casi dos meses después. Una jugada de pizarra rescata a los celestes de su mala racha y salva la cabeza de su entrenador. El tanto de Okay Yokuslu en la segunda parte del encuentro contra el Sevilla permite al Celta salir de las posiciones de descenso y cerrar, de momento, el que hasta ahora ha sido el peor capítulo de la temporada. Cardoso cimentó el triunfo en el orden y la solidez. En asumir pocos riesgos y acertar en el área contraria. En jugar con la ansiedad del Sevilla y combatir la propia. En esas estaban los celestes, que solo habían concedido un par de ocasiones a Ben Yedder en setenta minutos, cuando en un córner Cabral prolongó un balón en el primer palo y Okay, solo, lo empujó sobre la misma línea. La primera y única clara que generaron los vigueses fue dentro. A partir de ahí el Celta tuvo la madurez que faltó otros días. Aguantó el chaparrón de un Sevilla que no fue capaz de aclarar sus ideas en todo el encuentro. Con el pitido final estalló Balaídos. Un unísono grito de celebración de jugadores y aficionados para celebrar el triunfo en un partido que se vivió como una final.


Miguel Cardoso afrontó su match ball sin Lobotka ni Sisto. El entrenador portugués configuró un once en el que entraron el recuperado Okay Yokuslu y Fran Beltrán, que se unieron a Jozabed y Brais Méndez para sostener al equipo ante un Sevilla que salió con toda su artillería. También volvió Cabral al centro de la zaga como pareja de Araújo. Con estos mimbres el plan inicial, que se mantuvo durante todo el primer período, fue claro: no asumir riesgos. El Celta priorizó el orden y la solidez para combatir los nervios propios de un equipo que llevaba cinco derrotas consecutivas y sin ganar desde el 8 de diciembre. Los cuarenta y cinco primeros minutos se consumieron sin que nadie inquietase a Rubén Blanco o a Tomas Vaclik. Un disparo de Boufal atrapado por el portero del Sevilla al filo del descanso tras una jugada personal fue el único bagaje ofensivo celeste.

El partido exigía subir una marcha. El Celta debía asumir riesgos porque un empate le serviría de bien poco. Las primeras señales de peligro salieron de las botas de Jozabed que lo probó desde lejos en dos ocasiones. Pero a pesar de acelerar el ritmo de juego el balón seguía sin llegar a posiciones claras de peligro. Un partido más, Maxi se sintió aislado, luchando solo contra tres centrales porque Boufal y Brais no encontraban el camino hacia el uruguayo.

El afán de los celestes por buscar la victoria también abrió espacios al Sevilla. Ben Yedder probó los reflejos de Rubén con un disparo raso tras un saque de esquina e instantes después se escapó de Cabral tras una peinada de André Silva para estrellar la pelota contra la madera del arco vigués. La ocasión más clara del encuentro dio paso al gol. Un córner lanzado por Hugo Mallo al primer palo fue prolongado por Cabral. El toque del argentino despistó a la defensa andaluza. Nadie siguió a Okay, que en la boca de gol se limitó a empujar la pelota al fondo de la red.

El grito de celebración de Balaídos dio paso a los ánimos al equipo para que conservase la ventaja. Entraron Lobotka, Sisto y más tarde Costas por Jozabed, Boufal y Okay, que se retiró con molestias. El Sevilla se fue a por el empate con más coraje que cabeza y los vigueses soportaron el asedio durante más de veinte minutos. El último susto llegó en el 94, con un cabezazo de Kjaer que atrapó Rubén. El triunfo vale tres puntos y un empujón anímico enorme a un Celta necesitado de alegrías. Los vigueses abandonan el descenso a expensas de lo que haya el Rayo. Siguiente parada, Getafe.

Ficha técnica:

Celta: Rubén; Hugo Mallo, Cabral, Araújo, Juncá; Okay (David Costas, m.85), Jozabed (Lobotka, m.68), Beltrán; Brais, Boufal (Sisto, m.79) y Maxi Gómez.

Sevilla: Vaclík; Mercado, Kjaer, Sergi Gómez; Quincy Promes, Banega, Franco Vázquez (Amadou, m.69), Arana (Roque Mesa, m.35); Sarabia (Escudero, m.76); Ben Yedder y André Silva.

Gol: 1-0, m.72: Okay.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité Vasco). Amonestó con tarjeta amarilla a Okay, Beltrán y David Costas, por parte del Celta; a Sarabia, Sergi Gómez, Banega y Mercado, por parte del Sevilla.

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo segunda jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 17.503 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas