Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así se levanta una megafactoría en Arousa

Conservas Cerqueira: un desembolso de 28 millones de euros para seguir creciendo en la ría

La megaplanta de Conservas Cerqueira es una estructura de tres niveles levantada en un terreno de 36.500 metros cuadrados situado en el polígono industrial de Té, en el municipio arousano de Rianxo. M. MÉNDEZ

Ya se explicó hace días que las industrias apuestan con fuerza por Arousa, desplegando importantes proyectos de ampliación en O Salnés, Barbanza y el Ullán.

Ahora puede añadirse que los planes de expansión de Conservas Cerqueiras y Urovesa cobran forma, pues la construcción de sus nuevas naves avanza a un ritmo imparable.

Destaca el caso de la conservera viguesa, una de las pioneras en Galicia, pues afronta una etapa marca por la innovación y la competitividad internacional. Junto a STAC o Extrugasa, son solo algunos de los ejemplos que pueden ponerse cuando se habla de un futuro esperanzador.

Cuando se anunció en FARO que la viguesa Conservas Cerqueira, una de las pionera en Galicia –sus orígenes se remontan a 1890– iba a invertir unos 28 millones de euros en su nueva megaplanta, ya se dejó claro la indudable apuesta de futuro de esta mítica industria.

Una apuesta que es sinónimo de futuro para muchas familias, ya que de Cerqueira, hasta ahora con producción en Vigo y Ribeira, dependen directamente alrededor de 400 trabajadores.

Las naves que levanta Conservas Cerqueira en Rianxo. M. Méndez

De ahí el interés que despierta su plan de ampliación, el cual se hace notar de una forma muy llamativa, puesto que las naves que levanta en Arousa para hacer realidad ese proyecto están en pie, lo cual permite tener una idea de la dimensión y trascendencia de esta iniciativa empresarial.

Naves que se asientan en Arousa Norte, y más concretamente en el polígono industrial de Té (Concello de Rianxo), que pasó de ser hasta los años setenta un enorme vertedero de basura a ejercer como uno de los parques empresariales que más y mejor han evolucionado en los últimos ejercicios; de ahí la incesante llegada de nuevas industrias y que se esté pensando ya en su ampliación.

El polígono industrial de Té se asienta sobre lo que fue un gran vertedero de basuras. M. MÉNDEZ

Lo más destacado, como se avanzó en su momento, es que con su implantación en Rianxo, esta empresa que factura 50 millones de euros anuales, gracias a marcas como “Pay Pay”, da un salto de calidad y modernización que le permitirá seguir compitiendo para conquistar nuevos mercados nacionales e internacionales.

Cuando su presidente, Juan Manuel Cerqueira, anunciaba esta inversión, ya explicaba que la compañía mantendrá la sede de la calle Tomás Alonso (Vigo) pero trasladará a Rianxo la producción de su histórica factoría de Ribeira, donde carece de espacio para crecer.

El traslado a la villa de Castelao permitirá ampliar en unas 25 personas la plantilla que trabajaba en Ribeira, por lo que se rondará el centenar de trabajadores y podrían alcanzarse, en el futuro, los 150.

Para hacer realidad este proceso de traslado y expansión, la firma viguesa adquirió en 2020 cinco parcelas del polígono de Té que sumaban 24.896 metros cuadrados, invirtiendo 1,5 millones de euros.

La maqueta de la nueva megaplanta de Conservas Cerqueira. FdV

Ya en noviembre de 2021 compró 11.548 metros cuadrados más (880.000 euros) a Suelo Empresarial del Atlántico (SEA), la entidad encargada de gestionar el parque empresarial rianxeiro, junto a otros doce situados en Monforte de Lemos, Mondoñedo, Chantada, Rábade, Malpica, Vimianzo, Cee, A Laracha, A Pobra do Caramiñal, Muros, Vilanova y Catoira.

Con Beatriz Sestayo como gerente, SEA depende en un 83,44% del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana a través de la Entidad Pública Empresarial de Suelo (Sepes), cuyo director general visitará las obras de Cerqueira la semana que viene.

Antes del verano de 2023

En ese momento se le mostrarán los trabajos que lleva a cabo Conservas Cerqueira y se pondrá este proyecto como ejemplo de modernización y consolidación empresarial en la comunidad, anunciándose que la factoría rianxeira podría empezar a producir antes del verano de 2023.

Las obras avanzan a buen ritmo. M. MÉNDEZ

La industria dispondrá así de 18.000 metros cuadrados de superficie fabril repartidos en tres plantas. La del sótano albergará el proceso de tratamiento de aguas, mientras que en la planta baja se concentrará la producción conservera propiamente dicha, con zona de almacén, automatizado y congelado, además de vestuarios y acceso principal.

Ya en la primera planta estarán el comedor y las oficinas principales, acompañándose todo ello de una estación depuradora de aguas residuales industriales (Edari) y zona de estacionamiento.

Todo ello entre los lugares de Té y Montegrande, a dos kilómetros del centro urbano rianxeiro y justo al lado de una de las entradas de la Autovía de Barbanza, que une Ribeira con Padrón y la AP-9.

Una de las empresas del polígono rianxeiro. M.M.

Estas son las características fundamentales del parque empresarial de Té

  • El polígono industrial de Rianxo, sin duda una de las prioridades de SEA, dispone de una veintena de empresas, entre las que se encuentran Cortizo, Transagonza, Proafer, Metales Taragoña, La Cambra o Talleres Milocho.
  • En este parque SEA bonifica el 10% del precio establecido de venta de parcelas en caso de que se adquieran más de 6.000 metros cuadrados de superficie.

M.M. Instalaciones de Cortizo en el polígono de Rianxo, justo al lado de la Autovía de Barbanza.

  • Dispone de una superficie bruta de 317.728 metros cuadrados y neta, de 200.156.
  • Entre sus ventajas están las “excelentes comunicaciones” de que dispone, con acceso directo a la Autovía de Barbanza (AG-56) y a apenas 20 kilómetro de la Autopista del Atlántico (AP-9) y la N-550.

Compartir el artículo

stats