Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La viguesa Cerqueira inicia su ‘megaplanta’ en Rianxo, que inaugurará en primavera

El coste total de la conservera asciende a 28 millones de euros | La obra fue adjudicada a la constructora viguesa Civis Global | Contará con 18.000 m2 repartidos en tres plantas

Recreación de la fachada de la nueva factoría de Cerqueira. / INSTRA

La industria gallega de la conserva continúa en pleno crecimiento. Con las obras de la compañía Hijos de Carlos Albo a punto de culminar en la Plisan, espacio elegido también por Frinsa para su nueva factoría, otra histórica del sector ha dado el pistoletazo de salida a una nueva instalación. Conservas Cerqueira, una de las firmas más longevas del sector (su origen data de 1890) comenzó las obras en Rianxo de la que será su megaplanta, una infraestructura de tres plantas construida en un terreno de 36.500 metros cuadrados situado en el polígono de Té, Rianxo, a dónde trasladará la actividad de su fábrica de Ribeira. Para ello, la firma invertirá finalmente un total de 28 millones de euros en todo el proyecto, una obra adjudicada a la también olívica Civis Global y que estará lista (ya en funcionamiento) antes del verano de 2023.

Los polígonos empresariales se están convirtiendo en el nuevo hogar de las conserveras que, históricamente, nacieron cerca del mar y provocaron el crecimiento e impulso económico de las localidades que las albergaban. Ahora, la tendencia para poder crecer es la de salir de las zonas que, en algunos casos, encasillan las factorías. Le pasa a Albo, le pasó a la también viguesa Orbe (se trasladó a Ponte Caldelas) y le está pasando a Conservas Cerqueira, tanto en la planta que tiene en Vigo (en la calle Tomás A. Alonso) como en Ribeira que, además de pequeña, se está quedando obsoleta.

Para la nueva megaplanta, Cerqueira encargó el diseño a Instra Ingenieros, que se encarga de la ingeniería de detalle de todo el proceso productivo y de la dirección de obra, adjudicada a la viguesa Civis Global. La factoría contará con 18.000 metros cuadrados repartidos en tres plantas. El sótano albergará el proceso de tratamiento de aguas, mientras que la planta baja será la que centre la producción, almacenaje, automatizado y congelado, además de vestuarios y el acceso principal. En la primera planta primera estará el comedor y las oficinas principales. En la parcela se ubicará una estación depuradora de aguas residuales industriales (Edari) y varias plazas de aparcamiento.

Plano general de la “megaplanta” en el polígono de Rianxo Instra

“Se ha llevado a cabo una investigación muy profunda para el reciclaje y aprovechamiento de las distintas aguas de proceso, así como de toda la generación de calor que se produce, buscando que minimizar al máximo el impacto medioambiental y energético”, explican desde la ingeniería.

Como adelantó este periódico el pasado mayo, la firma que preside Juan Manuel Cerqueira tenía la intención de realizar una gran inversión, superando los 20 millones de euros. Finalmente serán 28, como explicó el propio dirigente en un acto que tuvo lugar en el concello de Rianxo el mes pasado. Allí se concretó que se incrementará la plantilla (entre 20 y 25 personas) que hasta ahora trabajaba en Ribeira, que supera el medio centenar, aunque el objetivo es llegar a las 150 personas. El inicio de la producción será en el segundo trimestre del año 2023.

Compartir el artículo

stats