Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Grove vuelve a arrasar en el puente

La gastronomía vuelve a ejercer un importan te reclamo en O Grove. M. Méndez

Una decena de autobuses estacionados en O Corgo el domingo a la hora del almuerzo, cientos de personas paseando por el puerto en ese momento, otras tantas recorriendo las estrechas y típicas calles marineras del centro del pueblo y un número incalculable de comensales entrando y saliendo de los restaurantes, esperando mesa durante horas o tratando desesperadamente de conseguir alguna reserva para almorzar o cenar.

Son algunas de las escenas vividas durante el puente festivo en O Grove.

Una localidad que, por momentos y salvando las distancias, parecía recuperar el esplendor de la época estival, aunque con una temperatura sensiblemente inferior y no todos sus negocios turísticos abiertos.

El restaurante Solaina, de la calle Cruceiro, volvió a llenar sus mesas M. Méndez

Así, y dando cuenta, también, de la buena entrada experimentada en muchos hoteles mecos, puede resumirse lo que está dando de sí este largo puente, sin duda caracterizado por el buen rendimiento de las jornadas de exaltación del centollo que se llevan a cabo en el municipio hasta el domingo que viene.

Algunos de los autobuses desplazados hasta O Grove. M.M.

Lo cierto es que, tras consultar a diferentes empresarios del sector, para muchos se trata de la mejor edición de esta actividad promocional, precisamente debido al interés que parece haber despertado la cita dentro y fuera de las fronteras grovenses y gallegas.

El centollo no deja de salir de las cocinas durante todo el puente.

El centollo no deja de salir de las cocinas durante todo el puente. M. Méndez

Lo cierto es que se han desplazado a esta localidad arousana numerosos ciudadanos de diferentes puntos de España y de Portugal, también animados por la difícil situación sanitaria que presenta el país vecino, lo cual animó a muchos a cambiar de destino a última hora.

También influyó, como se explicaba hace días, el tirón que ejerce el alumbrado navideño en Vigo, ya que O Grove recibió a muchos viajeros que se alojaron en la localidad para aprovechar su cercanía a la ciudad olívica y desplazarse hasta ella para ver las luces.

Turistas en O Corgo. M.M.

En definitiva, que fueron muchas las razones que animaron a los turistas e hicieron lo propio con el puente de la Constitución en la localidad meca, donde con estas jornadas ponen el broche de oro a un gran año para el turismo a pesar de las limitaciones derivadas de la pandemia por coronavirus.

Entre ellas algunas tan importantes como la suspensión de la Festa do Marisco por segundo año consecutivo.

Gente esperando para coger mesa en uno de los restaurantes.

Últimos días en los hoteles y restaurantes “centoleiros”

Las jornadas de exaltación del centollo llegan a su conclusión. Aunque este preciado crustáceo podrá saborearse igualmente en los próximos meses, ya que la temporada de pesca solo acaba de empezar, no es menos cierto que se agotan las posibilidades de hacerlo en dentro de la campaña especial que se desarrolla en los hoteles y restaurantes colaboradores que han conseguido implicar el Concello, la cofradía de pescadores y la asociación Empresarios Grovenses de Bens e Servicios (Emgrobes).

Comensales dando cuenta de los centollos.

Comensales dando cuenta de los centollos. M. Méndez

No son otros que los hoteles y restaurantes “centoleiros”. En la primera categoría se agrupan, por ejemplo, el Abeiras, en A Lanzada, el Talaso Louxo La Toja, el Norat y el Maruxía, en la calle Luis Casais, el hotel O Castro, de Reboredo, y Hotel & Apartamentos Cons da Garda.

Ejemplares de "Centolo do Grove". M. Méndez

Como restaurantes colaboradores figuran el Punta Vendaval –del Louxo La Toja–, Pan de Millo, Mesón do Mar, La Posada, El Rincón de Norat, O Castro, Airiños y los dos establecimientos de Marisquerías Solaina.

Compartir el artículo

stats