Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Grove: 450 euros por la "parejita" de centollos

Las responsables de las pescaderías Eva Mar y Concha, que compraron el macho por 230 euros.

Un centollo de 4,7 kilos vendido por 230 euros y una centolla, de 2,5 kilos, por 220. Así se pagó hoy la pareja del “rey de los mariscos” en la lonja de contratación más importante de Galicia para esta especie, la de O Grove.

Ese es el resultado de la subasta solidaria llevada a cabo esta tarde en la propia lonja de contratación, tratando de recaudar fondos con los que ayudar a los más necesitados, ya que el dinero obtenido con la subasta se entrega a Cáritas.

Un concurso para elegir los dos mejores ejemplares

El procedimiento fue el de costumbre, de tal forma que primero se hizo un concurso y se eligió al mejor centollo y la mejor centolla descargados ayer en el puerto meco. Y esos dos crustáceos ganadores fueron los subastados después.

Uno de los ejemplares ganadores. FdV

La hembra fue adquirida por Pescados Lucas, mientras que el macho lo compraron Pescados Eva Mar y Pescados y Mariscos Concha, con puestos en las plazas de O Grove y Cambados.

Eva María Otero Vidal, propietaria de la primera de ellas, explica que adquirieron ese centollo “para colaborar con Cáritas”.

También esgrime que no es para vender, sino para “preparar una buena centollada con nuestras familias”.

El mítico "Chapeliño", el barco del patrón mayor

Se da la circunstancia de que las dos piezas ganadoras del concurso y después subastadas por un total de 450 euros fueron capturadas por un barco que prácticamente consigue el triunfo cada año, como es el “Chapeliño”.

No es una nave cualquiera, sino que se trata de una de las que mejor pescan centollo y pertenece al patrón mayor, Antonio Otero, quien de este modo se lleva sendos premios de 150 euros. 

Campaña del centollo Manuel Méndez

Este concurso de centollos vivos y la posterior subasta protagonizaron la tarde al abrigo de las jornadas de exaltación del “Centolo do Grove”; una marca de calidad y diferenciación que se encargó de gestionar y se ocupa de promocionar la propia cofradía de pescadores San Martiño, con socios de O Grove, Cambados, Meaño, Ribadumia y Sanxenxo.

El pósito es, precisamente, uno de los organizadores de las jornadas, en las que también se reconoce cada año la trayectoria de dos marineros jubilados que dedicaron toda su vida a la pesca del “rey de los mariscos”.

Esta vez los agraciados fueron Francisco Caneda Rodríguez, de 73 años, y Manuel Iglesias Domínguez , de 77.

17

La campaña del centollo bate récord en O Grove con casi 4 toneladas el primer día Iñaki Abella

De este modo se escribió un nuevo capítulo en las jornadas del centollo, coorganizadas por Empresarios Grovenses de Bens e Servicios (Emgrobes), el Concello y la Xunta.

Siguen su curso hasta después del puente de la Constitución, lo cual supone que aún es posible saborear el mejor centollo en siete hoteles y ocho restaurantes colaboradores.

Pablo Agrelo, de Emgrobes.

Pablo Agrelo, de Emgrobes. FdV

"Hoteles centoleiros"

La cita está en “hoteles centoleiros” como el Abeiras, en la ensenada de O Bao (A Lanzada), el Talaso Louxo La Toja, en la isla de A Toxa, el Norat y el Maruxía, situados en la calle Luis Casais, el hotel O Castro, de Reboredo y el Hotel & Apartamentos Cons da Garda.

Luis Padín, el dueño del restaurante Solaina con un par de ejemplares. FdV

“Restaurantes centoleiros”

En cuanto a los “restaurantes centoleiros”, puede citarse al Punta Vendaval, perteneciente al hotel Louxo La Toja, al Pan de Millo, regentado por Lorena Moldes y situado en la avenida de Beiramar –con vistas a los bancos marisqueros de A Vía y la isla de A Toxa– y al Mesón do Mar, en la calle Luis Casais.

También participan el restaurante La Posada, ubicado en la céntrica y peatonal calle Castelao, El Rincón de Norat, O Castro, Airiños y los dos establecimientos de Marisquerías Solaina, uno situado en la avenida de Beiramar y el otro, en la calle Cruceiro.

El cartel de las jornadas.

En este último establecimiento tanto Luis Padín Noya, el propietario, como “Gabi”, el afamado cocinero del restaurante Solaina del que tantas veces se ha hablado, presumen de la calidad de los centollos de O Grove de que dispone esta marisquería.

Tanto ya cocidos, para ponerlos a la mesa en cuanto el comensal se sienta, si éste lo estima oportuno, como vivos, para sacarlos del vivero cuando llegue el momento.

Compartir el artículo

stats