Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia inicia la 4ª dosis: guía sobre la vacunación contra el COVID y la gripe

La inoculación arranca cuando la incidencia ha comenzado a repuntar en 11 comunidades | En dos semanas se citará a los mayores de 80 no residentes en centros sociosanitarios

Una usuaria de la residencia Ballesol, en Vigo, reside la cuarta dosis de la vacuna Alba Villar

Galicia inicia hoy la administración de la cuarta dosis –segunda de recuerdo– de la vacuna contra el COVID-19. La comunidad fue una de las que primero reclamó este refuerzo, ya en primavera, pero entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades se acordó esperar a este mes de septiembre, cuando ya están disponibles las vacunas adaptadas a la variante ómicron. Hoy comienza la vacunación en residencias y centros sociosanitarios de discapacidad, y hacia el 10 de octubre –según avanzó ayer el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña– será el turno de los mayores de 80 años que no viven en residencias. La 4ª dosis se extenderá –de momento– a todos los mayores de 60 años e inmunodeprimidos, y se inoculará en grandes recintos a partir del 10 de octubre. Estas son las principales claves del proceso:

¿Quiénes van primero?

La vacunación en residencias de mayores y centros de discapacidad no seguirá un orden de edad, sino de centros. En Vigo, por ejemplo, hoy será el turno de los 415 usuarios de las residencias de mayores Ballesol y Domus Barreiro y de los centros de personas con discapacidad San Rafael y la Asociación de Familias de Personas con Parálisis Cerebral (Apamp).

¿Cuánto tardará el proceso?

Para vacunar a unos 22.000 usuarios de residencias de Galicia –3.700 en el área de Vigo– se emplearán unas dos semanas, según las previsiones de la Consellería de Sanidade.

¿Se ofrecerá la vacuna contra la gripe?

Sí, los usuarios podrán recibir la dosis de la vacuna de la gripe en el mismo acto sanitario que la del COVID-19. Las autoridades sanitarias lo recomiendan, ya que los expertos prevén una temporada de gripe especialmente fuerte después de dos años en que fue testimonial. Esto no implica adelantar el inicio de la campaña estacional contra la gripe, que empezará formalmente en octubre.

¿Qué tipo de vacuna contra el COVID se empleará?

Galicia dispone de 400.000 dosis de vacuna para la cuarta dosis contra el COVID-19, que incluyen dos variantes de ómicron (BA.4 y BA.5), además de la cepa original del coronavirus.

¿Cuándo será el turno del resto de población mayor?

Al terminar la vacunación en residencias comenzará la de los mayores de 80. Este proceso sí seguirá un orden de edad, por lo que posteriormente se vacunará a los de 70-79 años y finalmente la franja de edad de 60-69. Según avanzó ayer, en declaraciones a la Radio Galega, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, la Xunta habilitará los recintos de vacunación masiva a partir del 10 de octubre, aunque la fecha podría variar entre áreas sanitarias. Comesaña ha prometido que el Sergas citará “con antelación suficiente” para que “todo el mundo pueda estar previsto” y, de este modo, “hacer lo posible para que la gente pueda acudir”. En cualquier caso, habrá “repescas”, como en los procesos anteriores, por lo que aquellos que no puedan acudir en primera instancia podrán vacunarse en centros de salud habilitados.

¿Qué vacunódromos se habilitarán?

El Conselleiro de Sanidade explicó que serán los mismos grandes recintos de las tres anteriores dosis, para facilitar la logística. Habrá una excepción: el Ifevi no podrá utilizarse durante un tiempo debido a la feria Conxemar, por lo que en el área sanitaria de Vigo se citará en el Hospital Álvaro Cunqueiro.

¿En qué momento se encuentra la pandemia en España?

Ningún experto duda de que habrá una nueva ola de COVID en otoño, lo que no es seguro es su inicio exacto y su intensidad. El último boletín de Sanidad constata un aumento de la incidencia en 11 comunidades, aunque este dato se mide solo en mayores de 60 años y esta parte de la población es la última en la que sube la incidencia, como se constató en la 5ª y 6ª olas (las únicas en las que se publicaron cifras por edades). Por tanto, quienes se vacunen estas semanas tendrán la máxima protección vacunal contra enfermedad grave y fallecimiento por COVID-19 para afrontar la Navidad y el invierno.

44 millones de dosis compradas ¿para toda la población?

En España no se ha aprobado la cuarta dosis para toda la población adulta y hay dudas de que se llegue a autorizar, aunque el gran volumen de dosis adquiridas –44 millones, de las que 16 estarán disponibles este mes– hace pensar que al menos esta posibilidad está abierta y que dependerá de la evolución de la pandemia en nuestro país.

Preguntado ayer por esta posibilidad, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, afirmó que cree que se va a mantener tan solo para la población mayor de 60 años.

El Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) señalaron en julio que en ese momento no había “pruebas epidemiológicas claras” que apoyasen la administración de “una segunda dosis de refuerzo en menores de 60 años, a menos que tengan vulnerabilidades médicas”.

El especialista en Enfermedades Infecciosas y Genética Clínica Vicente Soriano declaró a Europa Press que actualmente es “discutible” la evidencia médica científica a favor de que la cuarta dosis proporcione beneficios a personas menores de 60 años, que ya hayan recibido las tres primeras dosis y que no tienen patología de base grave, ni son trasplantadas, diabéticas o con obesidad.

Sobre esta idea, el epidemiólogo Jeffrey Lázarus, del Instituto de Salud Global (ISGlobal) de Barcelona, recordó en una reciente conversación con FARO que “hay gente que tiene comorbilidades y no lo sabe. Por eso es difícil decir que hay que cuidar a vulnerables”. El científico estadounidense, miembro de la Comisión The Lancet, pone como ejemplo las personas que están desarrollando una comorbilidad, como los prediabéticos. “Intentamos destacar que es una situación que afecta más a los vulnerables, pero tampoco se sabe exactamente quiénes son vulnerables. Dicen que ‘cuidamos a los vulnerables y los demás pueden vivir’, pero ya vemos que no es así”.

Compartir el artículo

stats