Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las inyecciones a los niños se distancian ocho semanas para tener más vacunados en Navidad

Una niña recibe la vacunade Pfizer contra el COVID en Lansdale, EE UU. HANNAH BEIER

Sorpresa en la vacunación a los niños. La Comisión de Salud Pública acordó ayer que entre el primer y segundo pinchazo de la vacuna contra el COVID para niños entre 5 y 11 años –unos 150.000 en Galicia y 3,3 millones en España– se espere ocho semanas y no tres como se hace con los adultos.

Se busca reducir los contagios a los abuelos en las reuniones familiares, pero no hay datos de eficacia para las primeras dosis | La Xunta inoculará a 60.000 escolares en diciembre

De esta forma se busca tener vacunados a todos estos menores en un corto espacio de tiempo con al menos con una dosis de cara a las reuniones navideñas de los niños con sus abuelos. La decisión obedece a la premura y parece adolecer de cierta improvisación, ya que no se dispone de datos de eficacia para las primeras dosis de Pfizer en niños.

La inoculación comenzará el próximo miércoles, día 15, y el Sergas espera recibir 60.000 dosis infantiles el día anterior. Así lo avanzó ayer en Vigo el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, quien añadió que se baraja realizar el proceso en los grandes recintos.

El resto de las vacunas necesarias llegarán a Galicia en el mes de enero

El resto de vacunas necesarias para cubrir a los 150.000 menores de esta franja de edad llegarán a Galicia en enero. En cuanto al orden, se plantea priorizar a aquellos niños que presenten patologías, y después las dosis se administrarían por orden de edad, comenzando por los de 11 años.

La Comisión de Salud Pública, que reúne a técnicos del Ministerio de Sanidad y comunidades autónomas, tomó la decisión de distanciar los pinchazos 8 semanas a instancias de la Ponencia de Vacunas, compuesta por expertos en la materia.

En el trasfondo de esta medida está la urgencia por vacunar a los menores de 12 años, el grupo de edad con mayor incidencia acumulada, antes de las fiestas navideñas. Aunque se vacunara a los 150.000 niños gallegos entre el 15 y 16 de diciembre, para poner las segundas dosis habría que esperar al menos 21 días, hasta el 5-6 de enero, en plena festividad de Reyes. La Comisión de Salud Pública ha optado por esta solución improvisada que no respeta los tiempos estipulados en los ensayos clínicos ni contempla datos de eficacia, pero al menos se lograría proteger a todos los niños con una sola dosis.

Federico Martinón-Torres, jefe de Pediatría del Hospital de Santiago y asesor de vacunas de la OMS, confirmó a FARO que no se dispone de datos de eficacia de una sola dosis de Pfizer en niños. “Esto debería hacerse solo con niños sanos, y desde luego no con niños con factores de riesgo o con enfermedades de base, donde el intervalo debe respetarse, y completar la vacunación en tiempo y forma”, apunta el pediatra e investigador gallego, que coordinó el ensayo clínico en Galicia de la vacuna pediátrica de Pfizer.

  • Federico Martiñnón-Torres: “Los padres no deben preocuparse porque la vacuna en los niños es segura”

Estudios en adultos confirmaron una efectividad del 61% con las primeras dosis de Pfizer, que se elevaba al 85%-90% con las segundas. Además, demorar el segundo pinchazo aumentaba la efectividad. Nada de esto se ha estudiado en niños.

Además de explicar el proceso de vacunación en niños, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, admitió que “preocupa” la evolución epidemiológica en las áreas sanitarias de Vigo y Ourense. Añadió que no se descarta que el subcomité clínico adopte el viernes medidas “si es preciso” de acuerdo con la ocupación hospitalaria.

  • El mapa de la pandemia: Vigo y Ourense suman más de la mitar de los 9.000 contagios

Galicia registró ayer 9.028 casos activos --que suponen 437 más que el día anterior–, tras registrarse 668 contagios –29 menos que la jornada previa–, mientras que los pacientes hospitalizados aumentan a 246 –nueve más–. La tasa de positividad desciende ligeramente a un 9,7%.

Las infecciones activas aumentan de nuevo en las siete áreas sanitarias gallegas, con la de Vigo a la cabeza (+122), seguida de la de Pontevedra y O Salnés (+111), Ourense (+101), A Coruña y Cee (+33), Lugo (+29), Santiago y Barbanza (+25) y Ferrol (+16).

Con más casos activos se mantiene el área de Vigo, con 2.711; seguida de la de Ourense, con 2.241; A Coruña y Cee, con 1.205; Pontevedra y O Salnés, con 1.144; Lugo, con 679; Santiago y O Barbanza, con 639; y a la cola continúa la de Ferrol, con 409.

Ocho fallecidos

El Sergas notificó ayer 8 fallecimientos, correspondientes a los días 3,4,5,6 y 7 de diciembre. Salvo una mujer de 74 años, se trata de hombres entre los 45 y los 89 años. Todos padecían patologías previas, incluido el hombre de 45 años, que falleció en el CHUVI. Los decesos ascienden ya a 2.690.

El Gobierno descarta restriciones y lo fía todo a la vacunación y a las mascarillas

El Gobierno confía en que la vacunación de los niños permitirá controlar la incidencia del COVID. Así lo explicó ayer la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, quien consideró que la vacunación y el uso de la mascarilla permiten afrontar con seguridad las fiestas de Navidad y confirmó que la intención del Ejecutivo es evitar establecer más restricciones.

El Ejecutivo no aclara si mantendrá el IVA reducido de los tapabocas después del 31 de diciembre, pese a que la Unión Europea lo permite

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Rodríguez señaló que la situación es “bien distinta” a la Navidad del año pasado. La diferencia respecto a 2020, dijo, es el “éxito” de la vacunación y la “responsabilidad absoluta” de la ciudadanía, que sigue utilizando la mascarilla de forma masiva, lo que, a su juicio, permitirá afrontar la fiestas navideñas con seguridad.

La ministra portavoz consideró que la incidencia de España es más baja que otros países europeos precisamente por la vacunación y el uso de la mascarilla.

  • La segunda Navidad del COVID: así llega Galicia en comparación con 2020

Respecto a estos elementos de protección, el Gobierno no aclaró si después del 31 de diciembre mantendrá el IVA superreducido del 4% de las mascarillas quirúrgicas –el de las FFP2 sigue teniendo el tipo general del 21%–, pese a que la UE lo permite. Los Veintisiete acordaron ayer dar más flexibilidad a los gobiernos para ampliar sus listas de productos y servicios exentos del impuesto o con un tipo menor. Después de 4 años de negociaciones, se permitirá incluir aquellos destinados a proteger la salud pública, tal como propuso en abril la Comisión Europea para luchar contra el COVID-19, como guantes, mascarillas y equipos de protección individual.

Además, se incluyen todos los productos beneficiosos para el medio ambiente, como bicicletas, sistemas de calefacción ecológicos o paneles solares, y aquellos productos y servicios que sirvan para apoyar la transición digital y que hasta ahora no podían ser objeto de una rebaja del IVA como el acceso a internet o la emisión en línea de eventos culturales o deportivos, informa desde Bruselas Silvia Martínez.

Compartir el artículo

stats