El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, comparece este miércoles para explicar las últimas decisiones de la Xunta en la gestión de la pandemia. Encima de la mesa del Gobierno autonómico está el nuevo plan para acelerar la desescalada en la hostelería, toda vez que la quinta ola está remitiendo en la comunidad. Sin embargo, García Comesaña ha expuesto que continúan trabajando con el sector para alcanzar un consenso y que espera que se pueda aprobar en el comité clínico de la próxima semana. El viernes representantes de ambas partes volverán a reunirse, tras un encuentro celebrado esta mañana en el que "se avanzó", pero no lo suficiente como para cerrar el acuerdo.

El conselleiro sí ha avanzado que el protocolo recogerá la reapertura del consumo en barras, aunque con unas condiciones que no ha especificado. También ha detallado que, al menos en primera instancia, no se incluirá el certificado COVID, que tumbó el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, en el documento. Eso sí, si en las próximas semanas el Tribunal Supremo falla a favor de la Xunta en su recurso contra esa decisión judicial, entonces sería partidario de incorporarlo.

El comité clínico que asesora a la Xunta en la gestión de la pandemia se reunió este martes para actualizar los niveles de restricción de los concellos gallegos que hasta ahora situaba a los municipios de Ordes y Monforte de Lemos en riesgo máximo, y a otros 17, un escalón por debajo. Un nuevo mapa, que estará vigente a partir de las 00:00 horas del próximo sábado 4 de septiembre, incluye en la terna de cabeza, al ayuntamiento coruñés de Melide, por lo que pasan a ser tres los concellos en el más alto nivel de restricciones, donde la hostelería permanecerá cerrada en su interior y las terrazas al 50%, mientras que los locales de ocio nocturno solo podrán abrir sus terrazas con un aforo del 75%.

En directo

Última actualización 12:53

Acaba la rueda de prensa.

Los horarios de cierre se quedan como están: hostelería hasta la 1:00 y pubs y discotecas hasta las 4:00 para los locales con dos 'cunchiñas'. Dentro de 15 se revisarán también.

El uso de la mascarilla en el exterior en los recintos escolares se debatirá con la Consellería de Educación. "Pero supongo que el criterio de prudencia prevalecerá", comenta, y apunta que en la franja de edad de menos de 11 años no hay vacunas aprobadas.

El conselleiro precisa que se eliminan los niveles por concellos. Las medidas serán generales para toda la comunidad. Las reuniones seguirán siendo semanales, pero la decisión sobre el último paso a la normalidad será dentro de dos semanas.

Tras la recomendación de la EMA sobre la tercera dosis, la Xunta se prepara para administrar la tercera inyección de manera general, pero queda a la espera de la decisión a nivel estatal.

Dentro de 15 días, un ciclo epidemiológico, la Xunta volverá a revisar las medidas. Si la situación sigue controlada, se podrán aumentar aún más los aforos.

El conselleiro hace un nuevo llamamiento a la vacunación, en especial a los grupos entre los 20 y los 29 años, que presentan un porcentaje de inmunización más de 10 puntos inferior a la media general.

El doctor Manuel Vázquez Lima, miembro del comité clínico, advierte de que "las mascarilla ha venido para quedarse en algunos recintos, como las Urgencias de los hospitales".

También aumenta el aforo en el transporte público. Ya estaba al 100% en asientos, ahora crece al 75% en las plazas de pie.

De modo general, se amplían los aforos en interiores al 90% en comercios, gimnasios, academias, actividades cultural. Sin embargo, los conciertos y espectáculos tendrán unos baremos propios. Así, para un concierto en interior el aforo será del 90% si las plazas son sentadas, mientras que se situarán en el 50% si son de pie. Si el espectáculo es en el exterior, la capacidad se situará en el 75% con asientos y del 66% de pie. En esta última modalidad se suprime el límite del 5.000 personas de aforo máximo.

Los locales de ocio nocturno mantienen los mismos aforos pactados en el protocolo acordado con el sector y que entró en vigor el pasado fin de semana.

Los aforos en la hostelería se amplían. En los locales con una 'cunchiña' en interior se amplía al 75% y en el exterior en el 90%. En los de dos 'cunchiñas' alcanzan el 90% en el interior y mantienen el 100% en el exterior.

La Xunta ha decidido avanzar en dos frentes, dentro de las normas general (distnacia, mascarilla en interiores e higiene). Por un lado, en el lado de control volverá el "retrotrasteo". En el otro frente, habrá una mayor apertura, "como siempre con cautela".

"Galicia está en una situación de riesgo controlable, lo que se conoce como nueva normalidad", destaca.

La variante Delta supone el 100% de los casos en Galicia. "Aunque es más transmitible, no tiene escape a las vacunas", recuerda el conselleiro.

La incidencia desciende también en el grupo de 0 a 11 años, el único sin vacunar. Está en 55 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Comienza el conselleiro repasando los datos de la pandemia. Hay 249 concellos sin casos positivos en los últimos 14 días.

Ver más

En el siguiente escalón, el nivel alto de restricciones, había hasta ahora 30 concellos afectados, y tras la valoración del comité clínico, se quedan en 21. Son Agolada, Arzúa, Lalín, O Pino, Trazo, Curtis, Cee, Cerceda, Muxía, Antas de Ulla, Monterroso, Palas de Rei, Vilalba, A Pastoriza, Castro de Rei, Meira, O Saviñao, A Pobra de Trives, Viana do Bolo, Ares y A Cañiza.

Tres grandes ciudades bajan de nivel

Una de las grandes novedades que nos deja este nuevo mapa de restricciones es el descenso de tres de las grandes ciudades, que bajan del nivel medio al último escalón de medidas. Son Vigo, Pontevedra, y Santiago, que se desmarcan de A Coruña, Ferrol, Lugo y Ourense, urbes que se mantienen en la franja de concellos con medidas de nivel medio.

Estas medidas se aplicarán en un total de 40 municipios, cuando la semana pasada afectaban a 56. Son por lo tanto 16 municipios menos los que ya no estarán en esta franja que sí integran los ayuntamientos de A Coruña, Arteixo, Cabana de Bergantiños, Carballo, Corcubión, Malpica de Bergantiños, Oleiros, Oza-Cesuras, Ponteceso, Zas, Aranga, Betanzos, Camariñas, Fisterra, Santa Comba, Silleda, Boimorto, Frades, Muros, Noia, Santiso, Tordoia, Ferrol, Chantada, Lugo, Outeiro de Rei, Baraja, Cospeito, Taboada, A Rúa, Ourense, O Barco de Valdeorras, Verín, Bueu, Poio, Sanxenxo, Gondomar, Pazos de Borbén, Ponteareas, Redondela y Nigrán.

Los restantes ayuntamientos gallegos permanecerán en el nivel medio bajo que cada semana engorda más su lista, indicativo de que la quinta ola sigue remitiendo en Galicia.