Caldas, Xove o Vigo: los otros accidentes que segaron vidas muy jóvenes

Galicia llora la muerte de dos jóvenes en un accidente de tráfico en Marín

Otros impactantes siniestros acabaron con la vida de chavales en las carreteras gallegas

Uno de los vehículos accidentados en Marín, donde han fallecido dos jóvenes

Uno de los vehículos accidentados en Marín, donde han fallecido dos jóvenes / Julio Santos Álvarez

Galicia está de luto por el trágico accidente que acabó con la vida de Rubén y Brais, los dos menores fallecidos el viernes por la noche en Marín, tras chocar el vehículo en el que circulaban contra otro turismo.

Un suceso ha conmocionado no solo a la localidad, sino a toda la comunidad, por la temprana edad de las víctimas. Sin embargo, estos trágicos accidentes, donde se ven implicadas personas de tan corta edad, se han sucedido en los últimos años en Galicia.

Sin ir más lejos, en abril de 2023, cuatro jóvenes perdían la vida en la localidad lucense de Xove tras regresar de una noche de ocio. El vehículo, en el que viajaban seis personas, se salió de la vía y se precipitó por un terraplén dejando cuatro víctimas mortales, todos menores de edad, un herido grave, el conductor del vehículo, y otra persona prácticamente ilesa.

En este suceso, tres de las víctimas mortales viajaban sin cinturón de seguridad. Además, el conductor dio positivo en alcohol.

Otra salida de vía que resultó mortal fue la acontecida en Ponte Sampaio en octubre de 2022, cuando un vehículo en el que viajaban cuatro personas se precipitó por un terraplén de siete metros de altura.

Omar Ramos, vecino de Redondela de 23 años murió en el acto, mientras el resto de viajeros pudieron salir por su propio pie. Posteriormente, al conductor se le realizaron las pruebas de alcohol y drogas, que arrojaron un resultado positivo.

Choque mortal contra un camión

Otro accidente que impactó a la comarca tuvo lugar en Caldas en junio de 2021. En este suceso perdieron la vida Álex (24), Cristian (19) y Beatriz (18), después de colisionar su vehículo contra un camión de fruta que circulaba por la N-640, en dirección a Cuntis. Los dos ocupantes del camión, un matrimonio, resultaron heridos.

En este caso, el conductor del vehículo, que carecía de carnet de conducir, como se supo más tarde, se saltó un 'Stop', impactando contra el camión sin que este pudiese hacer nada para esquivarlo.

De hecho, el impacto fue tan brutal que la mujer que viajaba en el camión salió despedida del vehículo, mientras los tres jóvenes fallecieron prácticamente en el acto.

Tragedia en Salceda

En marzo de 2021 un brutal accidente de tráfico tiñó de negro Galicia. Una madre, María Luisa Gondell Soliño, de 38 años y sus dos hijos Daniela, de 13, y Beltrán, de 6, fallecían en el acto como consecuencia del impacto contra otro vehículo, el de Alfredo, de 32 años y que circulaba con una tasa de alcohol en sangre de 2,49 l, es decir, cinco veces lo permitido.

El Renault Megane GT de Alfredo invadió el carril contrario cuando circulaba por la PO-510, en el llamado Alto da Brava, e impactó a 128 km/h -en una vía limitada a 90- contra el Citroën C-4 en el que viajaba la familia. El conductor fue condenado a seis años de cárcel.

Exceso de velocidad en Vigo

La impericia y un exceso de velocidad, fueron los causantes de otro accidente mortal en Vigo. En este caso, fallecieron tres jóvenes Bieito, Sara y Sofía, de 18 años de edad. El conductor y el copiloto resultaron heridos graves, después de que el vehículo en el que viajaban se empotrase contra un quitamiedos en la AP-9 a su paso por Teis.

Según se demostró luego en el juicio, el conductor del vehículo, que acababa de sacarse el carnet, conducía a más velocidad de la permitida: viajaban a 138 km/h, lo que provocó que no fuese capaz de controlar el vehículo al entrar en una curva, por lo que el Peugeot 206 en el que viajaban impactó contra una bionda que hizo de trampolín y lanzó el vehículo contra un pilar, donde terminó volcado.