En el banquillo de la Audiencia Provincial se sentarán hoy siete residentes del poblado chabolista de O Vao de Arriba, acusados de delitos contra la salud, para quienes el fiscal pide penas que van desde los seis años y medio de prisión a los nueve años y medio. Se les imputa por tráfico de drogas y, en algunos casos, también por tenencia ilícita de armas. Se trata de miembros del conocido como “Clan de la Cachuela”.

Esta vista se celebra después de la reciente condena a cuatro de los clanes que operaban en O Vao de Abaixo, también por la Audiencia Provincial, por donde siguen desfilando otros grupos que operaban en este poblado chabolista.

Estos grupos fueron desmantelados en las sucesivas operaciones que, entre 2019 y 2020 fueron descabezando las principales familias dedicadas a la venta de droga en el asentamiento.

Para la última semana de este mes está señalado otro juicio contra otro grupo de O Vao de Arriba como es el del “Sevilla”.