Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ence apuesta por su nueva fábrica de biomateriales y papel tisú de As Pontes sin renunciar a Lourizán

La empresa entra así en el sector de la recuperación del papel con una inversión de 355 millones de euros y la creación de 1.190 puestos de trabajo con una actividad “autónoma” pero complementaria de su fábrica en la ría

Vista aérea de la central térmica de As Pontes. | // FDV

Ence pretende construir una segunda fábrica en Galicia. Así se lo transmitió ayer el Consejo de Administración de la empresa al presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y a su vicepresidente, Francisco Conde. Su ubicación sería As Pontes, pero no sería una planta de celulosa. Se trataría de una “bioplanta para la recuperación, desarrollo y producción de nuevos biomateriales” con el que la empresa entraría en el sector de la recuperación del papel y que incluiría también la producción de papel tisú.

Se trata, por lo tanto, de un proyecto y un “centro de trabajo” que sería “independiente” de la fábrica de celulosas de Pontevedra, “con una actividad autónoma y diferenciada”. Pero también “complementaria” de la factoría de Lourizán, por cuya continuidad en Pontevedra Ence sigue apostando. En ese aspecto, tanto la Xunta como la empresa son claros: no se renuncia a que la fábrica de pasta de papel de Lourizán siga produciendo en la orilla sur de la ría de Pontevedra.

Supondrá una inversión en su conjunto de cerca de 355 millones de euros y la creación de unos 1.190 puestos de trabajo (150 directos, 400 indirectos y 636 inducidos)

decoration

El encargado de transmitir los planes de la empresa a la Xunta fue el presidente y CEO de Ence, Ignacio Colmenares. “Hemos elegido un sitio que es As Pontes, donde está ubicada actualmente la central térmica, para iniciar el estudio y el desarrollo de una planta de biomateriales”, indicó Colmenares. “Va a ser el primer proyecto nuestro que no va a utilizar madera como materia prima”, indicó, “creemos que los recursos naturales empiezan a estar finitos y vamos a recuperar papel y cartón y lo vamos a complementar con fibra virgen procedente de nuestra fábrica en Pontevedra”, explicó el máximo responsable de Ence. Esta “bioplanta” fabricará fibras textiles recuperadas con la que se creará “papel tisú mixto recuperado para la sociedad gallega”, explicó Colmenares tras la entrevista con el presidente gallego.

La empresa amplió luego la explicación sobre este proyecto que encuadran dentro de su “apuesta estratégica por la bioeconomía circular”. La empresa asegura que con esta nueva fábrica “redobla su apuesta por Galicia”. El objetivo es “completar el círculo” en la comunidad autónoma: “fabricar un producto que tenga como origen y destino el noroeste de España y que se comercialice prioritariamente en Galicia”.

Desde Ence insisten en dejar claro que no estamos ante una planta de celulosas, sino que “producirá fibras naturales recicladas” y que, por lo tanto, tendrá un “consumo de recursos naturales (agua, subproductos agroforestales, entre otros), muy inferiores a los de la biofábrica de Pontevedra”.

A la izquierda Conde y Rueda, junto a Colmenares y los miembros del consejo de administración de Ence. | // XOÁN ÁLVAREZ

El presidente de Ence explicó que actualmente se están iniciando los estudios de ingeniería e inversión. La empresa detalló, más tarde, que el proceso, desde su lanzamiento (incluyendo la ingeniería y la obtención de todos los permisos), durará entre tres y cinco años, hasta su puesta en marcha. Supondrá una inversión en su conjunto de cerca de 355 millones de euros y la creación de unos 1.190 puestos de trabajo (150 directos, 400 indirectos y 636 inducidos), siempre según los cálculos de la empresa. Según Ence, la bioplanta complementaria convertirá la comarca en un “enclave estratégico para la bioeconomía en Galicia, ya que propone la transformación de una central térmica en una moderna instalación que será ejemplo de Transición Justa en la comunidad”. Así, esta iniciativa profundiza en la misma línea de otros proyectos de la compañía de reconvertir plantas vinculadas a la vieja economía en instalaciones de la nueva bioeconomía circular”.

80% de material reciclado

Se señala que las fibras naturales que fabricará esta planta serán obtenidas en un 80% de papel y cartón recuperado, en un proceso plenamente respetuoso con el medioambiente, en el que se blanqueará con un innovador proceso ecoeficiente y libre de cloro”, indicó. Es decir, que el 80% de la planta estará focalizada, así, en la producción de pasta reciclada blanqueada. El 20% se va a dedicar a la producción productos higiénicos y rollos de papel recuperado, el papel tisú. “La compañía estudia colaborar con empresas gallegas del sector como parte de un polo industrial de economía circular en Galicia”.

Tras la reunión, el vicepresidente primero y conselleiro de Economía, Industria e Innovación, Francisco Conde, manifestó el “compromiso” de la Xunta de Galicia con este proyecto y agradeció “el compromiso de Ence con Galicia”.

Conde afirmó que dicho proyecto complementa la actividad que la pastera desarrolla en Pontevedra y que, por lo tanto, completa la cadena de valor y cierra el ciclo de la madera en Galicia. El vicepresidente de la Xunta también destacó que se trata de una iniciativa absolutamente independiente de la planta de Lourizán, (cuya continuidad cabe recordar que está pendiente de lo que resuelva el Tribunal Supremo sobre la prórroga de la concesión), y que, para la Xunta, viene a demostrar “el compromiso de Ence con Galicia y con el binomio industria-sostenibilidad”.

Por eso, trasladó la máxima colaboración de la Administración autonómica para “acompañar la empresa en sus necesidades a la hora de evaluar la viabilidad técnica, ambiental, financiera y económica de este nuevo proyecto”.

El vicepresidente primero también manifestó su agradecimiento a Ence “por la apuesta que sigue manteniendo en Lourizán”

decoration

Del mismo modo, manifestó su confianza en que cuente también con el apoyo del Gobierno a través de los fondos europeos, por ejemplo, con las ayudas previstas en los Pertes de Economía Circular y de Energías Renovables; si bien, ya avanzó que la Xunta va a evaluar las posibilidades de integrarlo en el Fondo de Transición Justa que el Ejecutivo central aun tiene pendiente de transferir a Galicia.

Esta segunda fábrica de Ence en Galicia, añadió, “supondrá un balón de oxígeno para toda la comarca de Ferrolterra, Eume y Ortegal”, y se suma la otras iniciativas empresariales prioritarias aprobadas recientemente en el Consello de la Xunta: la fábrica de metanol de Forestal del Atlántico en Mugardos y la planta de reutilización de residuos en As Somozas, de Valogreene Recinor.

El vicepresidente primero también manifestó su agradecimiento a Ence “por la apuesta que sigue manteniendo en Lourizán”. Recordó que la empresa tiene sobre la mesa un programa de inversiones de 395 millones de euros para mejorar la eficiencia de su planta de la ría de Pontevedra y, al respeto, Conde aludió a la “unidad de acción” que existe entre la propia empresa, la Xunta de Galicia, la plantilla de trabajadores, la industria auxiliar, logística y de transporte y la Autoridad Portuaria de Marín para que la factoría de Lourizán pueda continuar su actividad en su emplazamiento actual.

Todo ello dependerá de si el Supremo cambia la decisión de la Audiencia Nacional de anular la prórroga de la concesión a la pastera en la ría de Pontevedra.

En cuanto al proyecto de As Pontes, la empresa y la Xunta lo presentarán con más detalles este jueves en Pontevedra.

Aseguran que el proceso será “plenamente sostenible de principio a fin, basado en la reutilización y minimización del uso de recursos naturales. Así, el agua que utilizará la bioplanta podrá ser reutilizada”.

En la propia planta se generará toda la energía renovable térmica y eléctrica que requiere el proceso. “De este modo, la bioplanta será autosuficiente energéticamente. El excedente de esta energía se suministrará a la red eléctrica y se destinará a cubrir el consumo local de empresas y habitantes del entorno. La producción de papel será totalmente exenta de carbono. No se utilizarán combustibles fósiles en ningún paso del proceso, lo que refuerza el carácter puntero de esta instalación” , indican.

El empeño de cerrar el ciclo del papel que falló en Pontevedra

El proyecto de Ence en As Pontes permitirá “completar el círculo del papel” en Galicia. Un objetivo que se venía buscando desde principios de siglo, ya en la era Fraga, cuando se planteó una fábrica de papel tisú en Pontevedra pero que nunca llegó a buen término debido a la fecha de caducidad que entonces tenía la fábrica de Lourizán. El proyecto de Ence para As Pontes deja en el aire algunas preguntas vinculadas al futuro incierto de la fábrica de Pontevedra. ¿Seguirá adelante la empresa con el proyecto en A Coruña si la Justicia anula la prórroga de Lourizán? La empresa y la Xunta hablan de que el de As Pontes es un proyecto “complementario” pero “independiente” del de Pontevedra, aunque se surtiría en parte de materia prima procedente de la fábrica de Lourizán. Se supone que si la concesión de Pontevedra se extingue, Ence planea compensar su cierre con un incremento de la producción de celulosa en Navia, en Asturias, una fábrica que está incluso físicamente más cerca de As Pontes que Pontevedra. Por lo tanto, esto no parece suponer un problema para que el proyecto pudiera continuar adelante. En cualquier caso, la empresa profundizará en este proyecto el próximo jueves insistiendo en que este proyecto “complementa la actividad de su fábrica de Pontevedra, a través de una bioplanta dedicada a una actividad innovadora, autonóma y distinta, la producción de biomateriales, entrando en el sector de la fibra recuperada”.

Compartir el artículo

stats