Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Roberto Rodriguez | Portavoz de Avante LGBT+ de Ourense

La bandera arcoíris tomó las calles bajo el lema “A nosa revolta, o noso orgullo”

La manifestación por el día del Orgullo atravesó la ciudad, con el itinerario previamente engalanado por los participantes E”La ley Trans tiene fallos; hay que ampliarla”, dicen

Una enorme bandera LGBTi recorrió la ciudad portada por los manifestantes. | // IÑAKI OSORIO

La bandera arcoíris, empleada como símbolo del orgullo de diferentes orientaciones sexuales e identidades de género desde 1978, ondeó ayer en balcones e instrucciones oficiales de toda la provincia, y también en la participativa manifestación que se celebró en la tarde de ayer en la ciudad, que arrancó en la Alameda, con una pancarta principal bajo el lema “A nosa revolta, o noso orgullo”, apenas un día después de un hecho histórico, el primer paso para la aprobación de la primera ley Trans.

Un texto legislativo que llegó en segunda vuelta el lunes al Consejo de Ministro, y que permite el cambio de sexo en el registro, a partir de los 12 años, sin necesidad de presentar informes médicos ni psicológicos, pero que “todavía hay que mejorar, pues creemos que no debe haber un límite de edad para empezar este trámite de registro, de cambio de sexo”, explica Roberto Rodríguez, portavoz de Avante LGBT+ de Ourense, uno de los colectivos organizadores, junto con Asociación A Galleira, las históricas en la reivindicación de los actos del Orgulho Ourense y decenas de voluntarios.

Los numerosos participantes se concentraron en Praza Bispo Cesáreo a las 20 horas de ayer, aunque en días previos los organizadores fueron engalanando parte de las calles del casco viejo con banderas reivindicativas. La comitiva, acompañada por su pancarta principal y y una gran bandera central que cubría la calle de extremo a extremo y portando otras pequeñas pancartas con textos reivindicativos, partió en un ambiente de fiesta y celebración, que remató con el acto final en la Plaza Mayor de una ciudad declarada “concello libre de LGTBI -fobia”.

Algo sin embargo que, según reconoce, choca con la realidad, pues “cuando se propina una paliza a alguien al grito de maricón, nos echamos las manos a la cabeza y parece que nos escandalizamos”, indica Roberto Rodríguez del colectivo Avante, en relación al joven Samuel asesinado en A Coruña “pero esto pasa todos los días en los colegios y el bullying está normalizado”, explica.

La ley nos produce una sensación agridulce, pues ese ámbito legislativo que permite registrar el cambio de sexo, no debe de tener límite de edad

decoration

Si bien los manifestantes celebraban ayer no solo el orgullo y celebración de su propia identidad sexual y como personas, sino los avances conseguidos y tan esperado por una ley Trans cuyo texto sin embargo, “nos produce una sensación agridulce, pues ese ámbito legislativo que permite registrar el cambio de sexo, no debe de tener límite de edad, cuando está ya contrastado claramente”, indica Roberto Rodríguez.

De hecho, indican que casos como el del niño Alejandro el menor de edad al que se reconoció su condición de niño, porque un juez consideró debidamente acreditado que no respondía a un capricho y sus deseos eran debidamente argumentados “no se hubiera podido producir de acuerdo a esa Ley Trans que está en trámite y pone límites de edad”, indican.

Otras lagunas que esperan puedan subsanarse con el tiempo, son incluir en ese derecho a inmigrantes que no tienen su situación reglada en España. También quedan fuera las personas no binarias, es decir aquellas que no se sienten identificadas con el género masculino o femenino y que construyen su identidad al margen de la lógica binaria. Son apartados a pelear, en una nueva fase, pero ayer era el Día del Orgullo y en Ourense tocaba celebrarlo.

“A una persona trans le ponen mil trabas para alquilar un piso o encontrar un trabajo en Ourense”

Pese a las lagunas que, según los colectivos de Orgullo Ourense, deben solventarse antes de la aprobación definitiva de la nueva Ley Trans, Roberto Rodríguez portavoz de Avante LGTB+, una asociación nacida para defender los derechos de estas personas, “a veces las leyes avanzan más que la propia sociedad. Ourense no es un sitio ajeno a esa realidad. Damos por hecho que tenemos unos derechos otorgados que son intocables e inmutables, pero la realidad es otra”.

Vas a una Facultad de Educación Infantil o Primaria, a cualquiera, y no existe ninguna materia que tenga que ver con la educación de la identidad. Un fallo gravísimo

decoration

Así, por ejemplo, también en Ourense, “a una persona trans se les ponen mil trabas s para poder alquilar una vivienda a un casero particular, y por ese aspecto, a menudo distinto, es casi imposible encontrar un trabajo de cara al público”. Aún cuando haya ya una correlación entre la identidad de género y lo que figura en el DNI, “sabemos que la mayoría de cafeterías o restaurantes de la ciudad, por ejemplo, no se atreven a contratar a una persona trans por miedo a la respuesta de parte de la clientela, y no es un problema de edades; hay un retroceso social. Basta recordar el caso de Samuel, el chico asesinado en A Coruña por otros jóvenes, hace ahora un año, solo por ser homosexual”, indica. De hecho “tendemos a infantilizar o paternizar a los abuelos, cuando son ellos a menudo los que aceptan estas cosas a la primera, aún cuando nos las entienda y anteponen el amor y el respeto a otros conceptos”. Ante esa regresión, también en los jóvenes, con conductas de intolerancia, “la solución es muy sencilla, y se resumen en una sola palabra: educación, porque el problema es que la mayoría de los educadores tampoco han sido formados sobre identidades. Vas a una Facultad de Educación Infantil o Primaria, a cualquiera, y no existe ninguna materia que tenga que ver con la educación de la identidad. Un fallo gravísimo”. En todo caso ayer los protagonistas eran todo tipo de personas e identidades y el reconocimiento de que en el mundo no hay gente rara, solo una gran diversidad de gente.

Compartir el artículo

stats